martes, 19 de marzo de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2019-02-07 10:58 - Última actualización: 2019-02-07 11:01

Socialización de Proyecto de Alumbrado develó nuevos reparos

En el  Concejo Municipal de Neiva, con presencia de la veeduría, cabildantes, funcionarios de la Alcaldía y ciudadanía en general, se socializó el proyecto de acuerdo que busca  la autorización de un endeudamiento de $30 mil millones para modernizar el alumbrado público de la ciudad. Las críticas hacia la iniciativa continúan.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | febrero 07 de 2019

POR: CATERIN MANCHOLA
Diario del Huila, Neiva

El endeudamiento por $30 mil millones que serían invertidos en la modernización del alumbrado público de Neiva, no sería propiamente la necesidad más primordial del municipio y en cambio afectaría las finanzas a futuro de la ciudad, según manifestaron algunos concejales y un ciudadano durante la socialización de la iniciativa en el Concejo Municipal.

El proyecto de acuerdo por medio del cual se busca la autorización por parte del Concejo de Neiva, para que  el Alcalde Rodrigo Lara  contrate un cupo de endeudamiento con entidades financieras y en el cual se conceden otras facultades, también ha recibido reparos por parte la veeduría ciudadana.

Durante la socialización realizada ayer, se resolvieron algunas inquietudes por parte de los concejales.

“Peligroso endeudamiento”

A su turno el cabildante Juan Carlos Ramón, dijo que revisando el tema del endeudamiento, se dio cuenta que casi se llega al límite de lo que se le puede prestar al municipio. “Qué sucede si en el futuro inmediato o no tan inmediato, la ciudad necesita más recursos, hoy hay otras prioridades, unas emergencias, desastres, ¿Cómo vamos a hacer?”, cuestionó.

Y en esa misma línea, el concejal Carlos Posada, añadió que “Es importante que la corporación no permita que en un posible detrimento, en unas inversiones obsoletas como en su momento lo hizo Diselecsa, lleguemos luego a la desgracia del cuestionamiento de la ciudadanía que por qué la Corporación teniendo las herramientas no hizo nada”.

Asimismo, Ferney Ducuara, actuando como ciudadano, dijo durante su exposición que se plantea un escenario de endeudamiento en el cual Neiva, adicional a los más de $60 mil millones que según él está debiendo hoy la ciudad por los diferentes proyectos que se adelantan en la misma, “Estaríamos llegando al tope de la capacidad de endeudamiento. Lo cual en el futuro mediano puede afectar los programas sociales de nuestra ciudad”.

Para Ducuara, aun teniendo la tasa más barata que hoy tiene un crédito del municipio, se estaría pagando más de $89 mil millones por este crédito, “Lo cual pone en riesgo las finanzas públicas del municipio de Neiva”, advirtió.

Sostuvo que el proyecto contempla garantizar el pago de la deuda con los recursos del impuesto de alumbrado público, “Es decir que se va a comprometer los impuestos de los próximos periodos que exceden la administración actual. Eso en materia presupuestal se denomina vigencias futuras excepcionales”, explicó.

Destacó que un nuevo crédito de $30.000 millones pondría a la ciudad al borde del tope de la capacidad de pago; “además, la Ley 1483 de 2011 prohíbe este tipo de endeudamiento con vigencias extraordinarias. De autorizarlo, el Concejo estaría prevaricando”, aseguró el precandidato conservador a la alcaldía.

Como alternativa de financiación, propuso hacerlo con cargo al fallo del laudo arbitral vigente contra Dicelecsa, empresa que gozó de la concesión del servicio 20 años. El fallo de 2007 a favor del Municipio estimó un valor inicial de $12.000 millones, pero que liquidado a 31 de diciembre de 2018 suma $57.000 millones.

“Legalmente este proyecto no podría ser aprobado en el último año. Está prohibido por la ley”, reiteró. 

“Con esa plata procedemos con la modernización, un excedente para la expansión a muchos barrios, con un ahorro final transferido a los usuarios en la tarifa del impuesto de alumbrado, porque esos recursos son de todos los neivanos”, afirmó Ducuara. Y enfatizó que la sentencia en mención constituye un título ejecutivo y por eso el Municipio puede iniciar un proceso de embargo de bienes, propiedades, cuentas, contratos de la Unión Temporal Dicelecsa, “medidas cautelares que permitirían asegurar cancelar los dineros adeudados”.    

Más reparos

A su turno Miguel Antonio Perdomo Lince, presidente de la veeduría de alumbrado público de Neiva, aseguró que han hecho un estudio “Muy juicioso” del proyecto de acuerdo como ha ocurrido en las otras oportunidades; y que han querido “reiteradamente” hablar con el Alcalde porque “cuando hay intermediarios las cosas no quedan claras”, y que le han solicitado por escrito que los atienda como veeduría, pero esto no ha sido posible.

Como balance de la iniciativa, informó que “Con este proyecto nos asaltan muchas dudas. Lo único que plantea es unas facultades para endeudar al municipio con $30 mil millones. (…) Vimos que la tal modernización no aparece sino en el papel porque a lo único que se remite es a que quieren luminarias Led. Lo que pasa es que las de sodio y potasio ya ni se consiguen, entonces les toca”.

Según la veeduría, que sea Led, no garantiza calidad.

“De eso hay donde ustedes quieran, en cualquier tienda china se consiguen bombillas Led como ustedes quieran”, señaló.

Y aseveró diciendo que “El mismo estudio dice que hay unos que duran tres años y medio y otros que duran 20. Luego la palabra Led no es una palabra mágica, ese es un genérico como decir penicilina, de las cuales hay 30 mil marcas”.

También dijo que en los argumentos que se exponen se habla es más de un diagnóstico que de otra cosa, y explicó por qué según la veeduría lo estipulado no es propiamente una modernización.

Perdomo Lince, señaló que  hay zonas de la ciudad que no necesitan estar iluminadas toda la noche a plena potencia. Que hay unas calles más angostas que otras y que por lo tanto necesitan una diversidad en la intensidad lumínica de las luminarias. Las distancias de los postes y el cambio de los mismos.

“Se habla de cambiar postes y todavía no sabemos ni siquiera cuáles son los que hay que cambiar. Si es toda la postería, hay una parte que es de la electrificadora del Huila, entonces con esta plata le vamos hacer la vuelta a la electrificadora para que cambie sus postes. No se sabe, por ejemplo, de las luminarias que ya llevan 15 años y de las que llevan un año, cuáles son las que hay que cambiar, o es que ¿se van a cambiar todas?”, cuestionó.  

Y dijo por último que según en el informe que han analizado, no tienen claro si las luminarias que se dice tienen una duración de 20 años, fueron instaladas 10 años, 5 años o si fue la semana pasada.

La administración se defiende

Durante la sesión, el líder del proyecto de alumbrado público Germán Gonzalo Barón Rojas, de entrada dijo que Neiva tiene que empezar a trasladar las tecnologías hasta convertirse en una Smart City para mejorar las condiciones de los neivanos.

 También recordó que ya se han presentado dos iniciativas, que no prosperaron, y que en esta tercera se propuso finalmente el modelo definitivo que busca la creación de una empresa de servicios públicos que se encargue de asumir toda la prestación del servicio, incluyendo la modernización.

Con respecto a las afirmaciones de que no se completa al 100% con la modernización, dijo que “En parte tiene la razón, y no la razón”.

“Nosotros tenemos proyectado que se van a modernizar 24.325 luminarias con sus respectivas Unidades Constructivas de Alumbrado Público, que tiene contemplado postería, redes y otra serie de elementos que componen esa Ucap. El municipio de Neiva tiene un sistema de alumbrado público obsoleto, sí, pero algunos de sus elementos todavía tienen funcionalidad como ocurre en el caso de los postes de concreto”, explicó.  

Como no van a cambiar toda la postería, eso se representa en más recursos que van a utilizar en compra de luminarias, agregó.

 También dijo que la modernización se hará en toda la ciudad, cambiando más de 24 mil luminarias por tecnología LED y que el dinero requerido para este proyecto será del recaudo del impuesto de alumbrado público, sin tener que modificar las tarifas de los ciudadanos.

Además dio conocer el impacto en el medio ambiente. Expresó que el ahorro de CO2 sería de 10.000 toneladas al año, mientras un árbol de 20 años absorbe y procesa en un año 2,3 toneladas. Es decir que se haría un ahorro anual equivalente al trabajo de 4.350 árboles adultos para mitigar el calentamiento global.

El proyecto como conclusión según la Alcaldía, busca disminuir el costo de la energía, disminuir la emisión de CO2 al medio ambiente, y mejorar las condiciones de seguridad y luminosidad de los neivanos.

Finalmente, la Secretaria de Hacienda de Neiva, Saharay Rojas Téllez, habló de la capacidad de endeudamiento del municipio, y aseguró que ya se cuenta con el aval para efectuar el mismo.

Sobre las vigencias futuras, dijo que no es cierto que se vayan a dejar en riesgo las finanzas del municipio. “Creemos que no existe ninguna restricción de orden legal, ni de orden económico para que no podamos celebrar la operación  de crédito, hoy contamos con todos los pasos previos para la operación. Los cuatro meses que tarda se reducirían a uno. Acabamos de terminar todas nuestras operaciones de crédito y esperamos que vayamos lo más rápido posible porque lo que sí estamos tratando de hacer es dejar lo más avanzado y planteado posible la modernización del sistema”.

La ponencia del proyecto la realizó el presidente del Concejo, Edwin Felipe Hernández Álvarez. Y en la próxima semana se llevarían a cabo los debates.

Comentarios