viernes, 23 de agosto de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-05-28 09:40

Solución a la crisis cafetera

Escrito por: Editorial | mayo 28 de 2019

Las familias cafeteras en Colombia se encuentran insatisfechas nuevamente porque el precio internacional del grano se ha reducido significativamente, en la bolsa de valores de Wall Street de Nueva York al cotizarse el día anterior en 0,9320 dólares la libra de café. Los medios de comunicación a nivel nacional están destacando esta noticia que lesiona ostensiblemente a la economía nacional, porque los actuales niveles de precio no están compensando las pérdidas sostenidas que ha tenido la caficultura colombiana.

Los costos de producir este grano, son muy altos por el incremento mensual y permanente de los combustibles que encarecen el transporte, sumado a la inseguridad en el sector rural, insumos altos, cambio climático, altas tasas de interés, deterioro de las vías de comunicación, falta de estímulos tributarios, altos impuestos, , atraso tecnológico, proliferación de plagas, entre otros que se han convertido en el enemigo número uno de todos los pequeños y medianos productores de este grano.

A pesar de estas oscilaciones de precios del café, existen gratas noticias. El agricultor Luis Gerardo Bravo Ordóñez, de San Agustín obtuvo el tercer puesto en el Concurso Taza de la Excelencia y logró en la subasta del pasado 22 de mayo vender su grano a 19,6 dólares por libra, que se convierte en una cifra muy superior a la cotización internacional de la Bolsa de Nueva York.

Hay que destacar que los expositores de cafés que participaron en este evento bursátil, la mayoría fueron del Huila. Hubo mucho grano de San Agustín. Participaron unos 80 compradores especializados; fue una subasta en línea. Eso quiere decir que los subastantes estaban cada uno en su país, principalmente en Asia. Este evento fue producto de la culminación de un esfuerzo de casi cinco meses de seleccionar los mejores cafés de Colombia. Ese proceso se dividió en tres etapas: una de preselección, una de jurados nacionales y otra de jurados internacionales. En la última etapa participaron 27 catadores de diversos lugares del mundo.

Es indispensable que el gobierno nacional, estructure programas agropecuarios alternativos que conduzcan mejorar los ingresos de los campesinos que se han dedicado a ejercer estas actividades que han sido más rentables, por la utilización de prácticas agrícolas saludables. Es necesario que exista un acompañamiento permanente de entidades y de la academia para desarrollar proyectos de carácter biorgánico que son más rentables que los cultivos tradicionales. Así esta acción gubernamental se podría impulsar, en la producción de alimentos orgánicos con fines de exportación, que en el mercado internacional son pagados a precios altos y que mejoraría ostensiblemente los ingresos de los campesinos.

Comentarios