sábado, 25 de mayo de 2019
Regional/ Creado el: 2019-02-02 12:52

Soluciones al paso por Pericongo ya están sobre la mesa

Los concesionarios tienen 45 días para encontrar la empresa nacional o internacional dispuesta a recibir en cesión este contrato. Una firma francesa y brasilera son las opciones. De no lograrse esto y con la caducidad en marcha, retornaría el proyecto a Invías para que contrate 1.5 kilómetros para Pericongo y construya el viaducto en dos cuerpos y la rehabilitación integral de la vía.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | febrero 02 de 2019

Por: Caterin Manchola

Tras varios meses de marchas y exigencias por parte de la comunidad, el Gobierno Nacional presentó ayer las dos soluciones para lograr la culminación de las obras Neiva – Mocoa – Santana, y especialmente el paso por Pericongo, que es estratégico hacia el sur del país. Las soluciones se entregaron en el marco de la Cumbre de Gobernadores, desarrollada ayer en San Agustín, y en la cual también participó el Presidente la República Iván Duque.

El primer mandatario, sostuvo que “no podemos dejar que ese proceso se demore un año. Y estamos buscando ya una solución jurídica para dar el paso necesario e iniciar rápidamente la retoma de esa obra para que pueda ser concluida en el tiempo que lo demanda el Departamento del Huila”.

En ese sentido la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, puso en contexto que la Concesión Aliadas está constituida por la firma Carlos Alberto Solarte Solarte, entre otras, pero que dicho actor “tiene problemas legales y de alguna manera eso ha impedido que se haga un cierre financiero”. Y a la fecha, el contrato que fue firmado en el 2016 tiene un 5% de avance, cuando debería estar en un 58% de ejecución.

Ante esto, se especulaba de la posible caducidad del contrato.

Según la ministra, “el ejercicio había iniciado y tenían plazo hasta el 18 de enero como concesionario para que presentaran el plan remedial. Pero el plan que nos presentaron implicaba dos cosas: nos solicitaban $150 mil millones, soltárselos; y adicionalmente, que en nueve meses nos presentaban un cesionario, que es fundamental ceder esa parte del contrato, porque o sino no va a dar el cierre financiero”.

La respuesta según dijo Orozco “fue clara”.

“Nosotros no podemos darles un año más para que presenten un concesionario y para que sigan un año más atrasado el proyecto. ¿Qué hicimos y qué era lo que habíamos venido trabajando desde antes? Lo primero es, sí continuamos el proceso de caducidad y es por ello que la audiencia continuó el viernes de la semana pasada, pero simultáneamente le impugnamos a los dos posibles interesados en comprar la participación de este accionista al concesionario que si en los 45 día siguientes, que es el plazo estimado para la terminación de la caducidad del contrato, llegaban a un acuerdo de sesión, nuestras entidades se sentaban a solucionar la estructura jurídica del tema, y desde ese punto de vista no había problema. Obviamente nadie va a entrar si cree que va a ser multado al otro día.

En ese sentido, dijo que personalmente se realizó un acercamiento con los dos posibles concesionarios que han manifestado que han hecho una propuesta concreta al actor fundamental que tiene problemas del concesionario Aliadas.
Y que, además simultáneamente habían venido evaluando cómo intervenir el problema más grave que tiene todo el trayecto, que es el paso de Pericongo, vía Altamira – Timaná que hace parte de la ruta nacional 45, “entendiendo que es un problema estructural y que ya hay unos estudios fase tres para dar una alternativa definitiva”.

La solución definitiva es construir un viaducto de un kilómetro y medio, que aleja totalmente el riesgo de la montaña que es la que tiene problemas, y que realmente no se puede intervenir. De acuerdo con la jefe de cartera, hay recursos en la fiducia por más de $200 mil millones.

“Esos recursos se pueden utilizar. Ese viaducto puede costar entre $80 mil y $100 mil millones, simplemente se desafectaría esa porción y se intervendría por obra pública. Se haría el viaducto en caso tal que nos toque decretar la caducidad. Porque si decretamos la caducidad, nos toca volver a estructurar y salir a licitar en el año 2020 nuevamente, pero tenemos esas dos alternativas”.

Sostuvo que lo ideal “obviamente sería que lleguen a un acuerdo el accionista y el concesionario que tiene problemas”.
Y que “esperamos que sea así, porque eso nos daría la opción de continuar con el proyecto y en la definición con el nuevo actor lo que haríamos sería identificar el paso de Pericongo como una obra prioritaria”.

Pero en caso de que no sea así, explicó la Ministra, simultáneamente comenzarían a estructurar un nuevo proyecto e intervendrían con los recursos de la Fiducia el paso por Pericongo.
“Esa sería la solución para el problema”, puntualizó.

Comentarios