La concesionaria Coviandina anunció que para la ejecución de las obras de infraestructura y avanzar en el proceso de modernización de la carretera Bogotá Villavicencio, es necesario contar con recursos que provienen del recaudo de peajes, los cuales subirán, en las tres casetas de este corredor, desde el 16 de enero.

El alza se dará con la autorización de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) e implementada por Coviandina, dependencias que ya notificaron a las autoridades, comunidad residente de los municipios aledaños y a los usuarios de la vía Bogotá–Villavicencio sobre las nuevas tarifas.

El contrato de concesión 005 del 9 de junio de 2015 ordena que a partir de las cero horas del sábado 16 de enero de 2021, las tarifas de peaje que se cobrarán en las estaciones de Boquerón I y II, Naranjal y Pipiral subirán según el IPC. El alza empezarán a regir a partir del 16 de enero de 2021.

Incrementos

En el peaje de Boquerón, el primero ubicado en el sentido Bogotá – Villavicencio, incrementará 1.300 pesos en la categoría (1) y $7.700 pesos en la categoría (7).

En el peaje Naranjal, el incremento en la categoría (1) será de 1.100 pesos, mientras que la categoría (7) tendrá un alza de 6.500 pesos.

En el peaje de Pipiral, tercero y último de la vía, la categoría (1) incrementará 1.800 pesos y en la categoría (7) el aumento será de 9.400 pesos.

El inconformismo en contra de Coviandina y del Gobierno Nacional por esta decisión se dio a conocer en la región, donde dependen de ese recorrido vial.

Molestia

Transportadores y autoridades locales manifestaron su molestia por el nuevo incremento, pese a que la vía aun tiene falencias y millonarias obras inconclusas.

También la representante legal de la Veeduría Vial del Meta, Sandra Celi, colectivo que representa a 12 gremios de la región, manifestó su rechazo al incremento de los Peajes a la vía Bogotá Villavicencio.

“Los veedores solicitamos la revisión, con fines de revocatoria, de dicha circular y requerimos de manera urgente una mesa de trabajo, antes de que se materialice cualquier incremento que impacte de manera negativa los sectores económicos y logísticos de la región”, sostuvo la veedora de la vía al Llano.

Por su parte, el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman Ortiz, aseveró que no se puede tolerar más incrementos en los peajes de la vía al Llano, los que por muchos años han sido los más caros del país.

“Seguimos insistiendo al Gobierno Nacional soluciones reales. Hace dos años debió entregarse el puente caído en Chirajara. Estamos esperando”, señaló el alcalde de Villavicencio.