DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Por: Rolando Monje Gómez

La crisis económica que arrastra la Caja de Compensación Familiar del Huila desde 2009, y sumado a esto los efectos del Covid-19, han llevado a los directivos de la entidad a tomar la decisión de vender los supermercados de Neiva y Garzón. El proceso aún no se ha concretado.

Luis Miguel Losada Polanco, director Administrativo de la Caja de Compensación Familiar del Huila, Comfamiliar Huila, aclaró en rueda de prensa las dudas generadas alrededor del anuncio realizado sobre la venta de los supermercados de la entidad en Neiva y Garzón.

El directivo señaló que las pérdidas a la fecha ascienden a más de 12.000 millones de pesos, resultado de la crisis iniciada en 2009 e incrementada por los efectos del covid-19, que terminó de hundir la entidad. Ya son más de once años que se vienen arrojando pérdidas. En lo corrido de 2021 las pérdidas superan los 1.300 millones de pesos y al cierre de este año se calcula que éstas serán del orden de los $1.800 millones.

Los tres supermercados de Comfamiliar Huila, el de Garzón y los dos de Neiva, pasarán a nuevas manos luego de que la Banca de Inversión SBI, contratada por la entidad, entregara los resultados de su estudio. El director Administrativo, Luis Miguel Losada Polanco, y el Consejo Administrativo aprobaron la cesión, venta o integración de los supermercados ubicados en estos municipios.

La banca de inversión fue contratada siguiendo los lineamientos de la Superintendencia de Subsidio Familiar que indicaban que si el negocio no estaba siendo rentable se le debía buscar otra alternativa. El estudio de la entidad contratada determinó que la mejor opción era la venta, entregando así una valoración sobre el precio mínimo en que se debía ofertar.

“La banca de inversión presentó los resultados del estudio de prefactibilidad y valoración de los supermercados de la Caja de Compensación Familiar. Es necesario destacar que la firma consultora, tiene una amplia experiencia en evaluaciones financieras y de factibilidad, dispone de un equipo de profesionales interdisciplinarios que analizaron el panorama del mercado del retail, no solo a nivel de las cajas de compensación, sino en el contexto nacional, donde participan grandes cadenas de superficie, otros supermercados con presencia en el país y, las famosas tiendas de descuento duros”, indicó Losada Polanco.

Explicó igualmente que “el análisis evaluó los escenarios posibles para dar continuidad al negocio de los supermercados de Comfamiliar Huila; uno de ellos es que en las actuales circunstancias y en el futuro inmediato los negocios de mercadeo de nuestra caja de compensación, por la agresiva competencia regional y nacional, no permite con facilidad alcanzar el punto de equilibrio financiero para lograr la autosostenibilidad de los supermercados”.

Afirmó así mismo que “una de las causas del decrecimiento es la llegada de nuevas cadenas al departamento, que ofrecen productos a un menor valor y que han comenzado una campaña agresiva de expansión”.

Frente a la situación, es importante señalar que Comfamiliar Huila hace parte de las únicas cuatro Cajas de Compensación Familiar del país que cuentan con supermercados, pues la baja rentabilidad provocó que Comfenalco Tolima, Camfacauca, Cafam Bogotá, Cofrem Meta, Comfama de Antioquia, Comfamiliar Risaralda, Comfaboy Boyacá y Casanare, Comfamiliar Nariño y Comfamiliar Santander comenzarán el cierre definitivo de ellos desde el año 2001.

La decisión nace de una evaluación minuciosa y de un análisis detallado, donde desde el año 2017 se viene revisando la situación de otras cajas de compensación que se han enfrentado a situaciones críticas similares y, que varias Cajas tomaron la decisión de vender los negocios de mercadeo, para concentrar sus esfuerzos en el desarrollo e innovación de los programas sociales en beneficio de los trabajadores y sus familias de menores ingresos.

Señaló que hoy, solo Colsubsidio, Comfandi, Cajasan, y Comfamiliar Huila cuentan dentro de sus servicios con supermercados, sin embargo, las dos últimas se encuentran en proceso de generar alianzas que no conlleven a las pérdidas económicas que ocasionan estas áreas de negocio. Comfa, de Manizales, y Comfaoriente ya vendieron sus supermercados a empresas dedicadas a esta actividad.

Catorce empresas dedicadas a la comercialización de productos perecederos y no perecederos, con presencia en el departamento, recibieron la invitación a participar del proceso por parte de Comfamiliar del Huila, de las cuales solo tres presentaron propuestas.

Luis Miguel Losada indica que a la fecha el proceso está muy avanzado aunque no hay una respuesta definitiva ni se ha firmado ningún documento. “Todo se ha hecho a través de la banca de inversión, y el Consejo Directivo al conocer los resultados autorizó para continuar con la negociación, que esperamos se concrete a comienzos del próximo año”.

Aclaró el directivo de Comfamiliar Huila que los activos físicos de la entidad, locaciones e inmuebles, no se venderán y aseguró que a los colaboradores les serán respetadas las condiciones laborales.

Los supermercados de la Caja de Compensación contaban, con cierre al 30 de julio, con 103 funcionarios, 86 de ellos con contrato a término indefinido, 13 temporales y 4 por prestación de servicios. Algunos de ellos ya han sido reubicados en otras áreas de la entidad.

Finalmente, Luis Miguel Losada afirmó que los subsidios para los afiliados A y B no se verán afectados, ya que estos continuarán vigentes.

Supermercados de Comfamiliar tendrán nuevos dueños

El Director Ejecutivo de Comfamiliar Huila, en rueda de prensa, dio a conocer la situación de los supermercados de la entidad y anunció la decisión de venderlos.