Luego de que la Superintendencia del Subsidio Familiar identificara irregularidades en varias Cajas de Compensación Familiar (CCF) que operan y manejan programas de salud, anunció que podría tomar medidas cautelares e, incluso, asumir el control de estas entidades mediante la Intervención administrativa total suspendiendo a sus directores y respectivos consejos directivos.

Según la entidad de vigilancia , los hallazgos se encontraron durante las visitas de inspección a las Cajas, procedimiento que se ha visto reforzado como parte del plan de fortalecimiento institucional de la Superintendencia.

Aunque no señaló aún cuáles Cajas podrían ser las afectadas, sí indicó las presuntas irregularidades detectadas, las cuales se se relacionan con:

  • Pérdidas acumuladas que han llevado a las corporaciones a tener un patrimonio negativo por más de medio billón de pesos.
  • Falta de liquidez y capital de trabajo para la debida prestación de los programas y servicios sociales a cargo de las Cajas.
  • Refinanciación ilegal de programas de salud a través de préstamos internos con recursos del 4%, el cual tienen destinación específica.
  • Embargo de activos propiedad de las Cajas de Compensación Familiar con ocasión de deudas en la operación de los programas de salud.
  • Crisis financiera generalizada que pone en riesgo los recursos parafiscales, la prestación de los servicios sociales del Sistema del Subsidio Familiar y la atención a la población afiliada a los respectivos programas.

“Con el fin de prevenir los efectos negativos que podría traer al Sistema del Subsidio Familiar, la Superintendencia podrá tomar el control de las CCF mediante la Intervención Administrativa Total, suspendiendo a los directores de las Cajas de Compensación Familiar y a sus respectivos consejos directivos o a uno de estos dos órganos mediante la intervención administrativa parcial.