martes, 10 de diciembre de 2019
Neiva/ Creado el: 2019-07-02 11:53 - Última actualización: 2019-07-03 12:56

Suspendidas obras del intercambiador de la USCO

El Consorcio Intercambiador USCO notificó que suspendió labores desde hoy. El SETP confirmó que el cese de actividades, indefinido, se dio porque no han recibido los recursos para continuar con la obra, que se esperaba culminaría en octubre.

En febrero del año pasado se informó que en 16 meses estaría terminada la obra. El avance a la fecha es del 45 %.

Escrito por: Caterine Manchola | julio 02 de 2019

Por: CATERIN MANCHOLA

Diario del Huila, Neiva

Desde las cero horas de hoy todas las obras que le darían vida al intercambiador vial más moderno que tendría Neiva, están suspendidas. El Consorcio Intercambiador USCO, notificó que no se ha realizado el pago oportuno de las obras ejecutadas y hasta tanto eso no se resuelva, no continuarán las labores. 

El Consorcio Intercambiador USCO informó mediante misiva en horas de la mañana de hoy, dirigida al gerente del SETP Transfederal S. A. S., Josué Benavides, que les adeudan lo ejecutado en los meses de marzo, abril y mayo del presente año. Esto suma $4.560’472.341 millones, sin descuentos, aclara. 

Esta suspensión del contrato se mantendrá por tiempo indefinido, confirmó el SETP. Y se prevé que el intercambiador no logrará entregarse a la comunidad neivana en la actual administración Lara Sánchez. 

Los giros

El valor anterior representa el 16,88 por ciento  del  costo total del proyecto, “construcción del intercambiador y solución peatonal Universidad Surcolombiana”. El intercambiador cuesta $27.231’992.823, de los cuales en el año 2018 fueron girados $7500 millones. 

Para este año el giro más próximo está previsto por $10.500 millones, que no se ha recibido por parte de la Gobernación del Huila, lo que provocó el no pago y con ello la actual suspensión.  Con ese monto de recursos se estaría llegando a un 65 por ciento de ejecución. 

El avance actual del proyecto es del 45 por ciento según el contratista, aunque  esto debe ser avalado por la interventoría. El contratista “debe presentar actas parciales totalmente avaladas por la interventoría, a partir de allí es que se surte el trámite de cobro con la Gobernación (…) es una solicitud de suspensión que está sujeta a una licencia (…) dependiendo de los factores que se aducen en la solicitud del contrato, se hace el estudio para validar o no la solicitud de suspensión”, aclaró el líder del área de infraestructura del SETP, Fáiber Sandoval Cumbe.   

Una vez surtido ese trámite se haría la respectiva acta oficial de la suspensión de la obra. Es decir que la suspensión que realizó desde hoy el contratista, tiene que ser verificada bajo las condiciones de ejecución previstas en el contrato por la interventoría. Aunque el líder del área de infraestructura del SETP admitió que no podría dar fechas para el reinicio por parte del contratista. 

Y además, en la misiva el Consorcio Intercambiador USCO indica que “las actividades de obra están ejecutadas por parte de este contratista y recibidas a satisfacción por parte de la interventoría, pero no canceladas oportunamente por el cliente”.

De otro lado, la interventoría de la obra también envió misiva al gerente del SEPT indicando que el contratista había parado las actividades “sin justificación alguna”. 

Las misivas del Consorcio e interventoría del contrato 003 de 2016, tienen hora de recibido a las 10:03 a. m. y 10:58 a. m., respectivamente del día de hoy. 

Las demoras 

Por su parte la Gobernación del Huila informó que “ha adelantado todas las gestiones posibles para lograr el oportuno desembolso de los recursos en las más convenientes condiciones financieras para el Departamento, y de acuerdo con el avance de obras”. 

Y que resultado de esas gestiones, Findeter autorizó en el año en curso el otorgamiento de una tasa compensada, de carácter preferencial, que reduce el pago de intereses. 

Como parte de este proceso, en junio 6 de 2019 dirigieron un oficio al presidente del Banco Popular, Carlos Upegui Cuartas, y a Luis Fernando Gómez, vicepresidente comercial Red de Oficinas de la misma entidad financiera, para solicitar de manera urgente la intervención para dos desembolsos, por $1500 millones y por $9000 millones, solicitados en abril 22 de 2019. 

En el mismo documento, se pidió dar curso al otrosí modificatorio, solicitado en sendos documentos de marzo 26 y mayo 14 de 2019, “como instrumento que permite al Departamento del Huila la obtención de los $9000 millones, así como los saldos pendientes de desembolso en condiciones de la línea Reactiva Colombia de Findeter”. 

Y en junio 18 de 2019, y como respuesta a esta comunicación, el Banco Popular remitió a la Gobernación del Huila el Otrosí al Contrato de empréstito No. 611516145, “para la correspondiente revisión y continuar con el proceso de desembolso de operación de crédito solicitada con los respectivos ajustes propuestos”.  Proceso que ya se cumplió. En este momento en Banco Popular está realizando el respectivo trámite. 

“Como puede advertirse, se han adelantado todas las gestiones que permitan la conclusión de esta importante obra para Neiva”, indicó la Gobernación del Huila. 

Pero la realidad para Fáiber Sandoval Cumbe,  es que “desde el momento en que se suscribió el contrato, el contratista era conocedor de que los recursos que financiaban el proyecto del intercambiador de la USCO, eran originarios del Departamento del Huila, quien a su vez se encontraban respaldado por un préstamo, un crédito que se tenía con el Banco Popular. Y que por el tema del cambio de vigencias, siendo este un proyecto que viene desde 2016, 2017, 2018 y el año que estamos cursando, el banco ha tenido que hacer una reprogramación de los giros y de los mismos intereses”.

Eso es lo que hoy en día está afectando la fluidez económica al proyecto, agregó.  

Las promesas

El gobernador Carlos Julio González Villa, en debate de control político en Neiva hacia finales del mes de julio de año 2018, había dado un parte de tranquilidad. 

“Debo informarle a la honorable corporación que estamos cumpliendo con el giro respectivo y se seguirá haciendo, pues este se hace en la medida en que se vayan dando los avances físicos contra actas de consecución”, afirmó. 

Y también recordó en aquella ocasión que este ha tenido algunas dificultades en cuanto a diseños, aspectos técnicos, entre otros. Por ende advirtió que “yo espero que el SETP, que es la entidad ejecutora de estos recursos, cumpla con el papel que le hemos delegado como gobernación”.

Y es que dicho intercambiador, es una obra que hace parte de las acciones de la anterior administración municipal, de hecho ya debía haberse culminado. Pero ha tenido y sigue teniendo una serie de tropiezos en cuanto a sus diseños y ahora desembolsos que han truncado se avance. 

“Para el gobernador, Carlos Julio González, y el alcalde de Neiva, Rodrigo Lara, ha sido primordial culminar la obra. Está cercana al 45 % de avance y se han hecho todas las gestiones para conseguir los recursos y para que lleguen lo más pronto posible. Por lo pronto vamos a estudiar la solicitud de suspensión del contratista y vamos a estar prestos para ver qué solución podemos darles”, dijo el gerente del Sistema Estratégico de Transporte Público de Neiva – SETP, Josué Benavides. Para hoy se tenían previstos algunos cierres viales que no se dieron.



El contrato 003 de 2016 contempla la construcción de un puente elevado vehicular sobre la calle 26 dando circulación de la carrera Primera a la carrera Segunda desde el costado norte hasta el costado sur, y un paso en deprimido por la calle 26.

El componente peatonal consiste en la ejecución de un puente metálico que dará paso a la ciclo ruta de la carrera Segunda, el cual inicia elevado por el costado del aeropuerto hasta la carrera Primera donde quedará un paso en espiral para el acceso a la universidad y continuará elevado hasta el costado sur de la calle 26. El proyecto está a cargo del Consorcio Intercambiador USCO.
**

Misiva Consorcio. 





Misiva interventoría.

Comentarios