Desde esta tribuna, hemos sido críticos por la negligencia administrativa del gobierno nacional para dar una solución a las grandes problemáticas que posee el territorio huilense, generando una incertidumbre y un profundo desconcierto por el tratamiento de tercera a que nos han sometido durante las últimas décadas. Tal es el caso, que desde hace seis años hemos padecido con la Ruta 45, por el verdadero viacrucis provocado por el deterioro progresivo que ha tenido el principal cordón vial que integra a los departamentos del Huila y el Putumayo.

Desde la semana anterior, por fin el gobierno nacional tomó la decisión de autorizar la cesión total del Contrato de la Concesión de la vía de Cuarta Generación (4G) Neiva – Mocoa – Santana, por parte de la irresponsable empresa Aliadas para el Progreso que desde hace seis años la abandonó y se dedicó solamente a cobrar los peajes de los Cauchos y Altamira. Lo afirmábamos, los huilenses esperan que no se convierta en otra promesa fallida a los huilenses, que, desde otrora, nos hemos venido acostumbrando a esa retórica barata de los funcionarios, cuando nos han visitado. Igualmente, ojalá no vaya a ser que, una vez firmado la cesión, en el corto tiempo se suspenda el contrato para pedir nueva adición. Y seguiremos los huilenses con el viacrucis de los millares de huecos y cráteres que presenta dicho trayecto, durante los próximos años.

Pero, los conductores que a diario circulan por esta peligrosa vía, se encuentran desconcertados por la decisión unilateral que tomó la irresponsable empresa Concesionaria, de suspender los servicios de grúas, carro taller, ambulancia y comunicación S.O.S., a lo largo del trayecto, a pesar de que siguen cobrando los peajes. Con esta actitud inconsecuente con la sociedad surcolombiana, están colocando en una alta vulnerabilidad para los conductores que, en cualquier momento, pueden requerir de estos servicios, dado el deterioro en que se encuentra esta ruta.

De nada ha servido la queja de algunos mandatarios municipales y de las empresas transportadoras, ante esta organización empresarial para que vuelva a reestablecer dichos servicios indispensables. Se siguen burlándose de esta población que continúa siendo abusada por los permanentes incumplimientos contractuales.

Toda la opinión pública, exige al gobierno nacional que se agilicen la formalidad en los trámites, de acuerdo con la solicitud de Aliadas para el Progreso, a la nueva empresa cesionaria. Recordemos que la mencionada Oferta Vinculante con su respectiva exclusividad, fue aprobada en la Asamblea de Accionistas No. 47 del 29 de marzo del 2021. No podemos seguir recibiendo ese trato discriminatorio del gobierno nacional y se siga manteniendo ese trato descortés para dar solución a este gran problema vial que tenemos.