Luego de conocerse las peticiones del gremio taurino, otras organizaciones como La Tortura No Es Cultura, Animal Guardians o Gladiadores por la Paz, también lanzaron campañas en contra de la candidatura.

Hace dos meses el sector taurino solicitó a la Unesco que la incluyera en el estatus de protección como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la situación de emergencia que atraviesa el sector, principalmente en España.

A pesar de las dos peticiones remitidas desde la Asociación Internacional de Tauromaquia, la Unesco postergó el debate de inclusión a la tauromaquia y luego lo dejó por fuera de la agenda, descartando incluirlo entre los candidatos a ser Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Luego de conocerse las peticiones del gremio taurino, otras organizaciones como La Tortura No Es Cultura, Animal Guardians o Gladiadores por la Paz, también lanzaron campañas en contra de la candidatura.

Las plataformas animalistas celebraron la decisión de la Unesco explicando que incluir la tauromaquia como Patrimonio, permitiría transmitir la violencia contra los animales como una cultura aceptable de generación en generación.