martes, 12 de noviembre de 2019
Enfoque/ Creado el: 2019-08-03 11:38 - Última actualización: 2019-08-03 11:38

Tierra Digna y Enel-Emgesa, se enfrentarán en los estrados judiciales

Tierra Digna, organización dedicada a la defensa del territorio, y Enel-Emgesa, a cargo del proyecto,  asistirán el próximo 9 de agosto a las 2:00 de la tarde a la audiencia inicial convocada por el Consejo de Estado sobre la Acción de Nulidad de la Licencia Ambiental.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 03 de 2019

Caterin Manchola
Diario del Huila, Neiva

El Quimbo volvió a suscitar polémicas en la comunidad huilense desde el pasado 18 de julio, con el hundimiento de la banca de la vía entre Gigante - Garzón, y 10 días después cuando llegó por primera vez a su cota máxima, por lo que Enel-Emgesa abrió compuertas del embalse. Y ahora, uno de los principales opositores al proyecto hidroeléctrico y dicha empresa, tendrán un cara a cara en los tribunales.  

Tierra Digna, organización dedicada a la defensa del territorio, y Enel-Emgesa, a cargo del proyecto,  asistirán el próximo 9 de agosto a las 2:00 de la tarde a la audiencia inicial convocada por el Consejo de Estado sobre la Acción de Nulidad de la Licencia Ambiental. La demanda interpuesta en el año 2014 también incluía medida cautelar debido a los presuntos riesgos descritos por parte de los demandantes.

Para ese día, la Asociación de Afectados por el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, Asoquimbo, también está convocando  hacia las 9:00 de la mañana a un plantón frente a la sede de Enel-Emgesa en Garzón; “a todas las víctimas del Quimbo, no solamente a quienes fueron despojados sino a todas las poblaciones afectadas por la destrucción de las vías, como la de Bengala y Pericongo”, informaron mediante comunicado.         

La consolidación de proyecto estuvo rodeada de todo tipo de críticas, sin embargo El Quimbo logró concluirse como proyecto hidroeléctrico desde el año 2015.

Durante el proceso uno de los protagonistas de las constantes demandas ha sido el docente de la Universidad Surcolombiana, que también hace parte de Asoquimbo, Míller Armín Dussán Calderón. El activista defensor de derechos humanos aspiraba a la Gobernación del Huila pero no recibió aval, por lo que la coyuntura política se ha alimentado en gran parte de lo que sucede con dicho proyecto hidroeléctrico.

Una cota temida

Entre tanto, las comunidades aguas abajo han manifestado temor tras la apertura de las compuertas, pues por primera vez, desde su entrada en operación en 2015, la represa El Quimbo alcanzó el 100 % de su capacidad que son los 720 metros sobre el nivel del mar.

Cuando entró en operación se rumoraba que el dique auxiliar presentaba fisuras por lo que el embalse presentaba riesgo para los municipios del centro del departamento, pero además que esta situación impediría que llegara a su cota máxima; cosas que fueron aclaradas por parte de Enel-Emgesa.

El hecho de que solamente cuatro años después haya alcanzado su cota máxima de llenado, se dio porque la hidrología promedio durante los meses de junio y julio del presente año en el río Magdalena fue superior a 400 metros cúbicos por segundo (m3/s), siendo la más alta ocurrida en los últimos 3 años. También porque hubo picos de afluencia horaria de hasta 1.400 m3/s, dijo Emgesa.

“Con este importante hito, la operación de esta central hidroeléctrica continúa siendo estable y con condiciones normales en todas sus instalaciones y obras principales, como lo ha estado desde su entrada en operación en noviembre de 2015”, resaltó.

Luego del llenado del 100 % de la represa, Enel-Emgesa se encuentra realizando monitoreo continuo, con las diferentes autoridades competentes, de las condiciones del embalse y sus alrededores, del área de influencia y de sus obras sustitutivas.  

Desde la entrada en operación, tanto la presa como el dique auxiliar, donde hubo una fisura superficial, así como todas las obras principales de la Central Hidroeléctrica El Quimbo, cuentan con instrumentos de última tecnología que monitorean de manera confiable, permanente y en tiempo real, las condiciones de las mismas. A través de estos, se ha evidenciado que los comportamientos de dichas estructuras han estado en óptimas condiciones de estabilidad, eficiencia y desempeño. 

También destacó Emgesa que los proyectos hidroeléctricos como El Quimbo, además de generar energía, aportan al control de exceso de agua proveniente de los ríos; en este caso, de los ríos Magdalena y Suaza.

Sin embargo, para Asoquimbo los hechos ocurridos en las últimas semanas “hacen evidente que no cuenta con estudios rigurosos y actualizados sobre la zona”, y cita que “las fallas geológicas fueron descritas sin soportes, otras fueron ignoradas, generando inconsistencias, incoherencias y contradicciones en un aspecto vital en una represa de las dimensiones de El Quimbo: la sismogeneración de acuerdo a lo advertido por el Geólogo Julio Fierro. Lo más grave es que, los Huilenses no sabemos qué hacer ante una eventual ruptura o desbordamiento de la represa, no existe un plan de contingencia”.

“La deficiencia de los estudios realizados por la compañía y aprobados por la Autoridad Ambiental Nacional representan el mayor riesgo; sin embargo lo quieren ocultar bajo el supuesto de que Enel-Emgesa controla el nivel del Embalse cuando no logran ni siquiera proteger su infraestructura”, asevera el comunicado.

La situación genera pánico entre las comunidades aguas abajo, aunque Emgesa asegura que la operación de la Central El Quimbo siempre se ha realizado siguiendo los planes de prevención e informando oportunamente a los diferentes entes como la Gobernación del Huila, la Oficina para la Gestión del Riesgo del Huila (CRGRDH), las Alcaldías de los municipios de influencia, la CAM, la Cruz Roja, la Defensa Civil, Bomberos, entre otras autoridades pertinentes.

 

“No es la primera vez”

El hundimiento correspondiente al kilómetro 21 sobre la ruta nacional 45 en el sector de Bengala, se produjo por el alto nivel del embalse, según arrojaron los estudios, pero aún no llegaba a su cota máxima. Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, para el 18 de julio el volumen del embalse estaba en el 89,01 por ciento.

El costo y obras necesarias para la rehabilitación fueron asumidos por Emgesa y en tres meses estaría nuevamente al servicio de la comunidad, aunque las comunidades no están muy conformes y ya el sector transportador anunció movilizaciones.

Por su parte la Asociación de Víctimas del Quimbo -Asoquimbo- denunció varios hechos que fueron confirmados por estudios de la Contraloría General de la República y que habían sido, según la asociación, ocultados por Emgesa, que ayudarán en el juicio del próximo 9 agosto. Estos fueron la destrucción del Puente del Paso del Colegio que dejó incomunicado al Huila con el suroccidente del mismo hasta Cauca y Nariño por cerca de un año causando graves daños económicos y sociales a las regiones;  la destrucción de la Ataguía que se construyó para la desviación del río Magdalena; el hundimiento de un área donde se construyó la zona de máquinas; las fallas en el vertedero; las filtraciones en los túneles de galerías.

Entre tanto, desde el pasado 28 de julio el Quimbo permanece con un volumen de utilidad igual o superior al ciento por ciento, y las discusiones en torno al proyecto se han aumentado debido a la coyuntura política de elecciones regionales.