DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por Rolando Monje Gómez

Mañana arranca la Feria del Libro de Madrid, en España, donde el invitado especial es Colombia. Una salida en falso del embajador de nuestro país en la Península Ibérica donde afirmó que los ‘neutros’ serían los escritores a participar, generó toda clase de polémicas desde diferentes círculos. Algunos de los autores huilenses opinan sobre la ‘neutralidad’.

El pasado domingo, Winston Manrique Sabogal, periodista huilense de la revista española W Magazín, publicó un artículo, en ese portal web, en el que denunció que autores y autoras de Colombia fueron excluidos para participar en la Feria del Libro de Madrid, que se realizará desde el 10 al 26 de septiembre, y que tiene a Colombia como país invitado.

Sin embargo, el evento no tendrá la participación de importantes literatos nacionales y, según lo que redactó el periodista en el medio español, las razones serían de carácter político, es decir, “quienes no van a la Feria habrían mostrado sus inconformidades, públicamente, en contra del gobierno de turno. El tema ha generado revuelo y el gobierno ya está ofreciendo respuestas.

El artículo, ‘El gobierno de Colombia excluye a escritores prestigiosos como invitado en la Feria del Libro de Madrid’, denuncia que, aunque hay confirmados excelentes escritores para asistir a este encuentro cultural, muchos otros se quedaron por fuera.

“El gobierno de Colombia acaba de escribir una página triste e inmerecida en la historia de la gestión literaria, cultural y política2.

Según Manrique Sabogal, sus sospechas respecto a que algo andaba mal surgieron cuando tuvo acceso la programación de la feria, pues, como experto en literatura, notó la evidente ausencia de varios autores de gran importancia en el país.

“El retrato de la literatura colombiana contemporánea en la Feria del Libro de Madrid, como país invitado es muy incompleto porque ha primado el sectarismo político”, se lee en el texto que lanzó fuertes acusaciones en contra del ambiente político del país.

En respuesta a la polémica, se buscaron declaraciones por parte de la autoridad encargada de hacer la selección, por lo que el nombre del embajador de Colombia en España, Luis Guillermo Plata, se incluyó en la conversación.

El funcionario salió a decir, que lo que primó en la escogencia fue tener ’neutralidad’. “Uno no quisiera que una feria literaria se convirtiera en una feria política. Ni para un lado ni para el otro. (…) Se ha tratado de tener cosas neutras donde prime el lado literario de la obra”, manifestó.

Para el periodista, las declaraciones no tienen mucho fundamento, pues, según dijo, el arte no puede ser neutro, y “no tiene por qué serlo”. Así mismo, el escritor Santiago Gamboa aseguró que “ninguna literatura es apolítica”.

El viceministro encargado de Asuntos Multilaterales, Carlos Morales, reveló que la selección de los títulos colombianos que harán parte de la Feria, fueron escogidos a partir de una convocatoria pública gestionada por la Asociación Colombiana de Libreros Independientes.

“En esta Feria están representados todos los autores colombianos, lo que pasa es que la modalidad puede ser diferente en la medida en que los grandes autores consagrados, puede que no estén de manera presencial en la Feria, pero lo están de la manera más importante que es desde su producción literaria”, sentenció.

Para el embajador extraordinario y plenipotenciario, todos los colombianos están representados en la feria, por lo que no se encuentra de acuerdo con las declaraciones de Winston Manrique. De ninguna manera, argumentó, existió un sesgo político a la hora de escoger a los autores que participarán en la Feria. “Bajo ninguna circunstancia, es un evento cultural donde caben las opiniones de todos”, enfatizó.

Los escritores del Huila

Sin embargo, la polémica está servida y en los círculos literarios y culturales del país es tema de primer orden. Por esto, Diario del Huila consultó a algunos de los escritores del departamento sobre la ‘neutralidad’ que deben tener a la hora de presentar sus obras.

Gerardo Meneses Claros, es uno de los renombrados más escritores colombianos, dedicado a la literatura infantil, partícipe de muchas ferias y encuentros literarios a nivel nacional e internacional. Su más reciente obra ‘El último viaje de Bashir’ fue presentada en la Feria Internacional del Libro en Bogotá.

“Partamos del hecho que esa categoría, o ese rótulo ‘neutro’ no existe en la literatura. Uno no puede decir no escribo de estos temas para no ofender o escribo de estos para agradar, el escritor es un testigo de la historia, es fruto de su tiempo y no debería obedecer a ninguna corriente, ni siquiera política. Pensar que hay una literatura o un escritor neutro, es pensar en que hay una literatura o un escritor que se acomoda para su beneficio, para agradar a un gobierno o un estado, es la cosa más absurda”, expresó Meneses Claros.

“Si me invitan bajo ese rótulo, particularmente nunca aceptaría, porque quiere decir que tengo que tener un discurso que no es el mío, que agrade, que no vaya a ir en contra de y eso en literatura no existe. El escritor, por encima de todo, es un intelectual que hace parte de esa realidad que por más dura que sea hay que contarla”, afirma.

Por su parte, Luz Dary Torres, recientemente lanzó ‘Todas las lunas’, un libro de poemas que recoge lo mejor de su producción y rinde homenaje a todas las mujeres. “Alguien dijo que el adjetivo cuando no da vida, mata. Llamar neutral a un escritor es ubicarlo en un centro en el que no se mueve y se muere; en un centro en el que se olvida que hay norte y sur, oriente y occidente. Llamar a un escritor neutral es ofender su esencia crítica, su ser multifacético y complejo”.

“Un escritor crece escrituralmente en un contexto, en un sistema social y en una época que a su pesar, para bien o para mal, no puede traicionar. Con las letras se afirma, se niega, se descubre o se esconde, algo que puede ser una postura o una cortina para disfrazar algo que no se quiere ver. Llamar neutral a un escritor es ofender su capacidad de razón y su posibilidad de dar luz; es cosificarlo al punto de verlo como una máquina que hunde sola sus propias teclas sin propósito de vida ni intención espiritual”, indica.

“Si se quiere, a decir verdad, un encuentro de escritores neutrales sabe más a reunión de tumbas y árboles murientes que a lo que debe ser, un encuentro en homenaje a la palabra, una verdadera fiesta y un elogio a la discusión, al debate, a la esperanza”, afirma Torres.

Winston Morales Chavarro, es un poeta, novelista y periodista nacido en Neiva, docente de la Universidad de Cartagena, se dio a conocer con su obra ‘Aniquirona’, traducida a diferentes idiomas. Ha sido invitado a un sinnúmero de ferias y encuentros literarios.

“En el 2019 tuve una gira por Polonia, donde presentaba el libro que había sido traducido en ese país con eventos programados en diferentes lugares. Alguien de la Cancillería me dijo qué porqué había tanta resistencia conmigo desde Bogotá y que por eso habían decidido no ayudar económicamente, aunque hay que reconocer que apoyaron la parte publicitaria. Eso no es nuevo, hay una preferencia por los escritores que no asumen posiciones ni critican al gobierno. Yo he sido objeto de persecución en varias ocasiones por diferentes administraciones de Neiva y el Huila, incluso de la misma universidad”, expresó.

Desde muy joven Ana Patricia Collazos ha destacado por su obra. Integra el colectivo de mujeres que participan en eventos de poesía en Colombia. Dirige actualmente la fundación editorial Tierra de Palabras.

“Pensar que el arte y más aún, que la literatura deba ser neutral es una bofetada a la inteligencia, como es una bofetada a la cultura la postura oficial del gobierno colombiano en la Feria del Libro de Madrid. Esta reciente manipulación para exhibir las expresiones políticamente correctas son la fiel muestra del gobierno que tenemos. Un gobierno que no permite la diferencia ni el disenso y que con actitudes y decisiones como éstas, lo único que hacen es validar la coacción y reprimir la libertad de expresión, es decir, una violación total de nuestros derechos”, sostiene Collazos.

“Cómo escritores locales no podemos permitir que se validen estos esquemas de la oficialidad. No hay un lugar más libre para mí que mis páginas, que lo que digo en mis libros. Por ejemplo, cuando escribo lo permisivos que hemos sido con el deterioro del río no me pongo a pensar qué dirá el gobierno o la Cam”, señala la escritora.

“Desde mi experiencia, nunca he tenido constreñimiento de ningún tipo, ni en mis escritos políticos sobre la violencia o los feminicidios. Tampoco cuando he escrito poesía erótica. Pienso que existe respeto por nuestro trabajo literario y eso nos lo hemos ganado a pulso los escritores y sobre todo las escritoras huilenses”, afirma Ana Patricia Collazos.

Miguel Darío Polanía, pintor, crítico de arte y escritor. Desarrolla su obra literaria con el seudónimo de Miguel de León, enfocado siempre en temas histórico-sociales.

Para él “el hecho solo confirma una vez más que todo arte es político, acá no hay términos medios. Y, lógico un gobierno represivo y excluyente, en donde cada intervención suya es motivo solo de memes y chistes y no de reflexión, no se podía esperar más que la censura. Tristemente para ellos, los mejores escritores colombianos fueron excluidos y creo que el espacio para presentar la obra del Presidente de la República y la Primera Dama, quedó abierto”, afirmó finalmente.

‘Todo arte es político, acá no hay términos medios’

Con este afiche el gobierno de Colombia, país invitado, hace promoción de la Feria.