Un fatal accidente que dejó una bebé de 8 meses de edad muerta tiene conmocionados a los habitantes del barrio Santo Domingo Savio, en el nororiente de Medellín. 

El 7 de diciembre, la menor de edad rodó por las escaleras de su vivienda y quedó gravemente herida. 
La vivienda, ubicada en un tercer piso y con escaleras de tipo caracol, tenía la puerta sin seguro, por lo que la pequeña Samara Quiceno, quien apenas gateaba, pudo empujarla y, posteriormente, cayó al primer piso.

Según narraron sus padres a medios locales, en dicha fecha, uno de los hermanos de la niña, de 2 años de edad, quería salir de la casa luego de que habían prendido las velitas temprano, momento en el que la puerta quedó desasegurada.  

Tras la caída, la pequeña quedó inconsciente y tuvo convulsiones, por lo que sus padres la llevaron a la unidad intermedia de Santo Domingo y posteriormente a Policlínica, donde falleció dos días después, es decir, el miércoles pasado.

Aunque en un primer momento se especulaba sobre la posible apertura de una investigación a sus padres, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá calificó el hecho como una muerte accidental, y les recomendó a los padres de familia tomar medidas de seguridad.