Diario del Huila

Un fatídico viernes en el que la guerra le ganó a la vida

Sep 5, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Primer plano 5 Un fatídico viernes en el que la guerra le ganó a la vida

La tarde del 2 de septiembre del 2022 queda marcada en la historia del Huila como una de las más violentas. 7 policías asesinados y uno que logró escapar de la muerte, es el saldo de la emboscada en el Corregimiento San Luis. El presidente Gustavo Petro se apersonó de la situación y lideró la visita a la zona, al llegar entregó un reporte y realizó anuncios importantes. Para hoy se espera la entrega de los cuerpos de los uniformados.

DIARIO DEL HUILA, PRIMER PLANO

En la memoria y en los corazones de los huilenses quedará el recuerdo del estallido que sacudió al departamento el viernes del 2 de septiembre del 2022. Hoy siete familias lloran la ausencia de sus seres queridos y una más agradece el milagro de la vida que en medio de la crueldad se escabulló para convertirse en el símbolo de la esperanza. Fueron 7 sueños los que se apagaron, 7 familias que deberán vivir de los recuerdos y una más que deberá luchar para que la crueldad y la guerra no estén por encima de los sueños.

Desde el ataque con carro bomba que dejó un saldo escalofriante de 22 Policías muertos en la ciudad de Santander en enero del 2019, no se había presentado en el país un ataque de tal magnitud como la registrada la tarde del 2 de septiembre en el corregimiento San Luis en el departamento del Huila.

“Al parecer activaron un campo minado al paso de los uniformados y luego los remataron con ráfagas de fusil”, esas fueron las declaraciones dadas por moradores de la zona quienes tuvieron que recordar la época de violencia que vivió el corregimiento y que deja rastros del conflicto armado que parece no dar tregua ni el en departamento ni en Colombia.

“Yo venía de trabajar y cuando escuché fue la detonación que estremeció la casa. No se escucharon gritos ni nada. Por cerca de 10 minutos puros tiros. Nunca había ocurrido esto en esta vereda que es la más pobre y la más afectada”, es el relato de uno de los habitantes de la Vereda Corozal.

Vida en medio de la muerte

Y fue en ese preciso instante de tiempo en el que la vida se levantó en medio de la muerte para dar esperanza. Gustavo Alberto Esquivel Rojas Esquivel con solo tres meses de haber entrado a la Policía Metropolitana de Neiva y con 18 años se convierte en el único sobreviviente de la masacre más reciente en la historia del Huila que enlutó a todo el país.

Pese a estar en semejante situación, y con laceraciones en su cuerpo, Esquivel se arrastró por entre la maleza que le sirvió de camuflaje para poder escapar del sitio de los hechos antes de que llegaran los asesinos a rematar a sus 7 compañeros; la idea era no dejarlos con vida, razón por la cual no bastó un artefacto explosivo, sino que el odio y el resentimiento entraron en forma de ráfaga de balas al cuerpo de los uniformados.

La emboscada terminó con la vida de los Intendentes Wilson Cuellar Losada y Luis Sabi Gutiérrez, los Patrulleros Duverney Carreño Rodríguez y Jhon Bautista Vargas; y los Auxiliares Cristian Cubillos Borbón, Santiago Gómez Endes y Arles Mauricio Pascuas.

En el lugar de los repudiables hechos, el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) documentó con evidencias de fotografía y planimetría, las condiciones en que se cometió el crimen. Además, se recaudaron los elementos materiales probatorios encontrados en el lugar del ataque.

La Fiscalía informo también que en el proceso participan expertos en patología y medicina forense, además de técnicos y asistentes forenses del Instituto Nacional de Medicina Legal que se encargarán de la aplicación del protocolo para finalmente entregar los cuerpos a sus familiares.

El rescate

Gustavo, sin importar el dolor físico que hubiese podido tener, sacó la valentía de huir hasta un punto en el que se sintió más seguro y aunque su familia por algunos momentos lo creyeron muerto, “Dios nos dio la posibilidad de volverlo a ver con vida”, expresó su padre Jesús María Esquivel.

Entre lágrimas y con los ojos iluminados contó que el gran sueño de su hijo era ser Policía, motivo por el cual estaba en la Institución desde el momento en el que tuvo su mayoría de edad.

Jesús María describió a su valiente hijo como un “niño muy noble, es mi segundo hijo, muy educado y sencillo y para la gloria y honra de Dios, hoy lo voy a volver a ver”, sin embargo, también relató que su hijo en algunas ocasiones le había contado que sentía temor ya que la zona en la que se encontraba estaba muy marcada por la violencia, “decía que era una zona peligrosa y que no sabía qué podía pasar”, añadió.

“El parte médico del uniformado indicó que tiene solamente un par de escoriaciones en su mano derecha. Está siendo valorado por psiquiatría en la clínica de la Policía de Neiva”, dijo el comandante de la Policía Nacional, General Henry Sanabria.

Es de señalar que en esta región hacen presencia el frente ‘Ismael Ruíz’ de las disidencias de las FARC, con injerencia en el departamento del Tolima, que es aliada a su vez a la columna móvil ‘Dagoberto Ramos’ que tiene una alta presencia en el departamento del Cauca.

Estos grupos como se ha dicho en algunas ocasiones buscan afianzar las rutas de paso de la marihuana cripy y la cocaína que se produce en el norte de Cauca a través del departamento de Huila.

El presidente de los colombianos, Gustavo Petro Urrego, arribó a la ciudad de Neiva la noche del viernes anterior para apersonarse de la situación en compañía de miembros de su cúpula militar, como el ministro de Defensa Iván Velásquez Gómez y altos miembros del gobierno Nacional para poder tomar control de lo que describieron como “un saboteo a la paz total”.

Los rostros que se llevó la guerra

Luego de una actividad de bienestar social realizada en un corregimiento vecino sobre las 10:30 de la mañana partieron para San Luis los 8 policías en una camioneta adscrita a la Policía Metropolitana de Neiva y sobre las 2:30 de la tarde pasando por la Vereda Corozal se apagó la vida de los uniformados que aunque sentían miedo de estar en esta zona, su amor

y juramento a la Patria hacía que se mantuvieran firmes en la intención de cuidar, si era necesario con su vida, la tranquilidad de la sociedad. Y así fue. Perecieron en este ataque los Unifromados:

-Intendente, Wilson Jair Cuéllar Losada: 42 años y oriundo de Rivera (Huila). Llevaba más de 20 años en la Institución. Era casado y deja tres hijos. Actualmente era comandante de escuadra de la Fuerza Disponible. Tenía siete condecoraciones y 88 felicitaciones.

– Intendente Luis Alberto Sabi Gutiérrez: 37 años y oriundo de Neiva. Era casado y deja dos hijas. Llevaba más de 18 años en la Policía. Era comandante de Grupo de Reacción. En su hoja de vida reposan 8 condecoraciones y 51 felicitaciones.

– Patrullero Duverney Carreño Rodríguez: 39 años y oriundo de Bucaramanga. Deja a sus dos hijos. Llevaba 20 años en la Institución. Era integrante de la Fuerza Disponible. Tenía 6 condecoraciones y 44 felicitaciones.

– Patrullero Jhon Fredy Bautista Vargas: 31 años y oriundo de Pesca (Boyacá). Era casado y deja un hijo. Llevaba 12 años en la Institución. En la actualidad integraba la Fuerza Disponible. Tenía en su hoja de vida 3 condecoraciones y 52 felicitaciones.

– Auxiliar de Policía Santiago Gómez Endes: 18 años y era oriundo de Neiva. Llevaba 3 meses en la Institución. Contaba con siete felicitaciones.

– Auxiliar Cristian Ricardo Cubillos Borbón: 20 años y oriundo de Neiva. Llevaba 3 meses en la Institución. Tenía siete felicitaciones en su hoja de vida.

– Auxiliar de policía Arles Mauricio Pascuas Figueroa: 19 años y oriundo de Neiva. Llevaba 3 meses en la Institución. Tenía siete felicitaciones.

Anuncios importantes

Luego de que el presidente de la República inspeccionara el lugar de los hechos y analizara la situación de que viven los moradores de la zona hizo anuncios importantes en medio de una rueda de prensa que tuvo lugar en la base Antinarcóticos del Aeropuerto Benito Salas de Neiva.

Uno de los más importantes anuncios que hizo Petro Urrego fue el retiro de todos los auxiliares de la Policía que se encuentren en zonas de alta peligrosidad ya que son jóvenes que empiezan su vida en la institución.

«No puede haber auxiliares de la policía en las zonas de conflicto. Por su nivel de experiencia que es bajo. Son jóvenes y hay que cuidar la juventud. Le he pedido al director general Sanabria que saque a los jóvenes de esas zonas”, indicó el jefe de Estado.

La mala conectividad y el arreglo de la vía son asuntos de urgente solución en esta vereda ya que el estado de la carretera fue lo que ayudó a que la masacre fuera perpetuada. Así mismo, la paupérrima comunicación fue lo que no permitió que el único sobreviviente se comunicara con sus allegados ni pudiera informar sobre su estado.

“Las inversiones han llegado muy pocas al territorio. Se nota el no cumplimiento de los acuerdos de paz. No hay conectividad y no se puede comunicar nadie, ellos tenían celulares

y no podían hacerlo, incluso el muchacho que logró escapar pasó buena parte de la noche sin poder llamar”, dijo el Presidente.

La carretera “que es una trocha, facilitó la emboscada porque tiene una curva de 90 grados donde tenía que frenar la camioneta. Hay que planificar los desplazamientos en este tipo de zonas. La carretera debe tener una transformación, extraña que con los recursos de paz que ha gestionado el gobierno, no se haya hecho nada. Nos hemos comprometido a que sea contratada con la comunidad el arreglo de la misma”, sostuvo el mandatario.

El alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón sostuvo su intensión de coayudar para el mejoramiento de la vía y de las condiciones de vida de las personas de la Vereda y el Corregimiento.

Al cierre de esta edición se conoció que hoy en el transcurso de la mañana serán entregados los cuerpos de los 7 uniformados a sus familias.

Autor: Daniela Gutiérrez

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?