domingo, 18 de noviembre de 2018
Dominical/ Creado el: 2017-12-10 09:03 - Última actualización: 2017-12-10 09:04

Una ejecutiva de marca mayor

María Gisella Ramírez Manrique, una de las ejecutivas que más resultados da en el Huila nos habla de sus navidades, de su madre Fanny Manrique de Ramírez y de ella.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | diciembre 10 de 2017

María Gisella Ramírez Manrique es una mujer con una personalidad arrolladora. Junto a su padre Miguel Ramírez, impulsó la ya desaparecida Clínica Nueva. Hoy en día es una de las  bacteriólogas más destacadas del Huila, es la presidenta del Parque Club del Norte y uno de los personajes mas queridos por la sociedad del Departamento.

De su madre, Fanny Marique, heredó la natural elegancia y clase. De su padre, heredó el tesón y el  amor por el trabajo. Ella es hoy nuestra invitada.

Llegó la época más linda del de año, ¿qué recuerda de los diciembres de su infancia?

Nosotros somos cinco hijos; vivía con nosotros mi abuela materna Rosa Patiño de Manrique y Teníamos a mis abuelos paternos José Dolores Ramírez y Justina Díaz, cada cual era muy cariñoso y aportaba sus viandas especiales para la noche de navidad, excepcionales. Realmente como éramos tantos hijos, lo que el niño Dios nos trajera estaba bien, pero inolvidable el pesebre que era grandísimo, siempre tenía entre otras cosas, plaza de toros (todos los toreros de plástico fucsia), carrera de ciclistas (todos los ciclistas de plástico verde) volcán al cual le salía humo a la hora de la novena, (la empleada del servicio era muy recursiva y fumaba a través de una manguera salía el humo y ella quedaba mareada), y el pozo de agua. Con el paso del tiempo fue superado y se hizo con figuras de artesanía huilense, muy completa, de artesanos de Pitalito.

¿Cuál es ese regalo que jamás olvidará?

Yo anhelaba una muñeca con pelo, porque mi fiel compañero era Ricardo, un muñeco que no tenía pelo; por supuesto me regalaron una campesina con un pelo lindísimo y un traje hermosísimo, la cual valoré enormemente.

¿Qué le gusta que le regalen?

Yo disfruto todos los regalos, el hecho de que una persona se tome su tiempo pensando en darme un regalo, me deja gratamente agradecida, eso es suficiente.

¿Usted heredó la natural elegancia de su señora madre?

Eso me dicen las personas que nos conocen, que en ese aspecto soy muy parecida a ella, y realmente es un honor para mí que me comparen con ella, siempre ha sido impecable en su figura, así vaya al lugar más sencillo, y claro no le puede faltar su collar de perlas y su flor en el pecho.

¿Qué es lo que más admira de ella?

Muchísimas cosas, infinita admiración, su elegancia, su don de gentes, su generosidad en la amistad, su rectitud, su ética personal y profesional,  en su juventud su capacidad de trabajo, su amor por mi papá, su prudencia y aquí entre nos: no dice ni piensa una mala palabra.

¿Qué tiene pensado regalarle a su mamita esta navidad?

Quisiera un fuerte abrazo y le encantan los zapatos y los perfumes.

¿Qué es lo mejor de ser una mujer independiente?

La forma de asumir la vida, los éxitos y los momentos no tan buenos, son solo míos,  por las decisiones que haya tomado. Por lo tanto tengo que agradecerle a muchas personas que de una u otra forma me han acompañado en el proceso, pero las cuentas por pagar o las deudas de mis decisiones son conmigo misma.

¿Cómo ve el panorama político del Huila?

Apenas se está vislumbrando y no está claro, además si tenemos en cuenta la grave situación económica que  estamos viviendo por la afectación que han tenido nuestros pilares de la economía, como el petróleo, el arroz y la ganadería, nos  rescata la piscicultura y el café, además el descontento en general con la clase política tanto nacional como regional; con este panorama, cualquier cosa puede pasar.

¿Qué es lo que más la apasiona de la política?

Somos tres amigas, Claudia Olave, Argelia Tovar y yo, que siempre nos ponemos la camiseta con el candidato que creemos nos va a dejar un mejor municipio o un mejor departamento, hacemos campaña, le quitamos tiempo a nuestras familias, visitamos nuestros amigos, colegas, nos hacemos visibles en campaña, ponemos nuestros votos representativos, gozamos de credibilidad, asistimos a la posesión de nuestro candidato, hasta ahí vamos; esperando que nuestras expectativas se cumplan, esto con el fin de dejarle a nuestros hijos una patria sostenible en el tiempo.

¿Cómo va el Club del Norte?

Bien, prestando un servicio a la comunidad excelente. Las personas que asisten allí son de estratos 1, 2 y 3 generalmente, brindándole un rato de esparcimiento y recreación, es muy gratificante ver la integración familiar que allí se vive, a un costo muy asequible.

Tratando de seguir las directrices de ese puñado de personas fundadoras, quienes a puro pulso y por amor a Neiva, lograron hacer de un basurero este bello parque; personas integras, honradas, luchadoras y trabajadoras sin descanso, porque aún lo hacen cada cual desde su espacio como: Cecilia Rincón de Salazar, Enriqueta de Manrique, María Mercedes Rengifo de Duque, Guillermo Plazas, Alfonso Carrillo, entre otras.

Generando capital social  

¿Cuál es el futuro del Club del Norte?

Esperamos hacer un auditorio, con el fin de que sea un sitio de encuentro para las personas de la tercera edad, para que no se queden en sus casas arrullando la soledad a la que se ven obligados, con el fin de organizarles sitios de juegos como parqués, dominó etc., y que se les capacite en los intereses propios de la edad; recurriendo al buen corazón de las empresas huilenses, ya que los gastos fijos del Parque Club del Norte oscilan entre los dieciocho y veintidós millones, teniendo en cuenta que es una infraestructura de más de 30 años y requiere los cambios propios del desgaste. Y el Parque sobrevive con las entradas y el alquiler de un salón de eventos pequeños, a veces nos vemos cortos para recaudar estos fondos, pero nuestra fe y compromiso con la comunidad nos hace seguir adelante.

¿A quién resucitaría?

A Oliverio Lara Sterling y Miguel Ángel Ramírez Díaz.

¿Qué no le puede faltar cuando está trabajando?

El orden.

¿Qué le saca la piedra?

La mentira, del calibre que sea.

¿Y qué le mejora el genio?

Una llamada de mis hijos, ya que todos están fuera de Neiva.

¿A qué ciudad volvería?

A Paris.

¿Qué debe tener un hombre para que usted se fije en él?

Ser un hombre emprendedor y optimista.

Algo que nadie sepa de María Gisella Ramírez

Que me gusta dormir poco.

¿Qué cambiaría de usted?

La intransigencia.

Un mensaje para las familias huilenses

Dar gracias a Dios por este año que culmina, así hayamos tenido adversidades, todo es para bien y el tiempo lo demostrará. Pedirle que el año que inicia sea de la mano de él, al igual que su luz y su bendición en cada paso a recorrer.

Comentarios