sábado, 17 de noviembre de 2018
Cultura/ Creado el: 2018-03-26 10:14 - Última actualización: 2018-03-26 10:15

Una maravilla a 180 metros bajo tierra

La Primera Maravilla de Colombia y el único templo subterráneo del mundo, Catedral de Sal, es uno de los tantos sitios en Colombia en donde se puede vivir todo el fervor religioso en esta época del año.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 26 de 2018

 

En el marco de la celebración de la Semana Santa, uno de los sitios a visitar en la Catedral de Sal de Zipaquirá y sus demás atractivos en donde se adelantarán actividades culturales, musicales y religiosas.

Desde hace unos años, esta maravilla natural de la naturaleza se ha venido transformando y en la Semana Mayor la programación de ceremonias eclesiásticas será uno de los eventos de mayor importancia para los visitantes.

De acuerdo con los administradores del lugar, los días 26, 27 y 28 de marzo se tienen programadas eucaristías desde el mediodía y otra a las 2: 00 de la tarde. El día jueves 29 de marzo, se celebrará 180 metros bajo tierra a partir de las 3:00 de la tarde en la Nave Central, la eucaristía donde se revive la Cena de Señor, por medio del lavatorio de los pies, en vivo, una adoración única bajo la montaña salina, donde se respira y vive la reflexión y conversión que se busca en estas fechas de fervor religioso.

El día viernes 30 de marzo, la Pasión del Señor, es el acto central y se realizará el Viacrucis a las 3:00 de la tarde, contando como punto de partida de la procesión la Plaza Ceremonial de Minero, visitando cada una de la estaciones y culminando este recorrido en la Nave Central de la Catedral de Sal.

El sábado santo, a 180 metros bajo tierra, también como parte de las actividades y sobre las 6 de la tarde con la solemne vigilia pascual donde se realizará la liturgia de bendición del agua, el fuego y la palabra bautismal.

El domingo 01 de abril finalizarán todas las ceremonias con una eucaristía a las 12:00 del día y otra a las 2:00 de la tarde para celebrar el domingo de resurrección.

La primera maravilla de Colombia, la Catedral de Sal de Zipaquirá, es el resultado de depósitos de sal en las montañas del municipio con más de 200 millones de años de antigüedad.

Es una mina utilizada como un espacio alternativo, el cual se traduce a un universo subterráneo en el que los visitantes podrán encontrar 8.500 metros cuadrados de una rica colección artística, donde la delicadeza del arte y la rudeza del trabajo minero tienen como resultado esculturas talladas sobre sal y mármol en un ambiente arquitectónico, cultural y natural.

Recorrido

La catedral ofrece un recorrido guiado o la ruta del minero la cual se divide en tres tramos básicos:

El primero lo constituye el Viacrucis, un recorrido que consiste en pequeños altares tallados en roca de sal, que hacen memoria del Camino al Gólgota de Jesucristo con su Cruz.

El segundo tramo es conformado por la cúpula, donde se puede observar a 145 metros de distancia la cruz mayor de 16 metros de altura tallada en bajo relieve, ubicada en la nave central, desde ahí se puede descender hacia los balcones sobre las cámaras, el coro y las escaleras del laberinto del Nártex.

Y el tramo final conduce al centro de la catedral, en donde se divide la estructura en espacios donde se encuentra La Creación del Hombre (un Homenaje a Miguel Ángel) obra tallada en mármol, cuatro inmensas columnas cilíndricas simbolizan los cuatro evangelistas que están atravesadas por una grieta que simboliza la natividad y descendimiento de Cristo.

 

La Creación del Hombre (un Homenaje a Miguel Ángel) obra tallada en mármol

Para este año, la Catedral de Sal espera recibir a más de 50.000 mil personas solo en Semana Santa.

En el sitio se han de realizar con tranquilidad las ceremonias eclesiásticas propias de la Semana Mayor.

A 180 metros bajo tierra se puede disfrutar de las estaciones de la Pasión de Jesús.

Comentarios