DIARIO DEL HUILA, HUILA EMPRENDEDOR

Por: Rolando Monje Gómez

Fotografías: Suministradas

Catalina Gómez showroom textiles, es más que un almacén de telas, es el sueño hecho realidad de una emprendedora muy creativa, Andrea Perdomo, que con su sensibilidad y el apoyo de su familia diseña telas que son verdaderas obras de arte.

Andrea Perdomo es una mujer nacida en el municipio de Gigante, sensible, con su vida en manos de Dios, amante de la lectura, la naturaleza, madre y esposa, administradora de empresas y diseñadora innata, que decidió hace cinco años, aventurarse a emprender, abriendo, no un clásico almacén de telas, sino una sala de exhibición con sus ideas para mostrar en texturas, la creatividad, inspirada en la riqueza cultural, paisajística y tradicional del departamento del Huila, así mismo fauna, obras de arte famosas, colores, figuras geométricas y arte abstracto.

Es así como Andrea abrió las puertas de Catalina Gómez showroom textiles, que nació como uno de los tantos proyectos que se realizan en las universidades y del gusto emanado de la tradición familiar.

“Siempre vi a mi madre escogiendo telas para hacer vestidos con mucha creatividad, era su pasión, los lucían mis hermanas mayores, siempre muy lindas y admiradas. Ella tenía una máquina Singer, heredada de mi abuela y hasta bordaba en ella. Hoy es el ícono de la tienda2, comenta.

“De niña recuerdo siempre estar pegada a su lado jugando, con los carretes, me gustaba mucho el olor de las telas nuevas de algodón, a mí me hizo algunos vestidos y disfraces. Lastimosamente ella enfermo cuando yo tenía 11 años y murió muy joven, cuando yo tenía quince”, recuerda con nostalgia.

“De alguna forma la tienda es una manera de tenerla siempre presente, siento que más que un negocio es pasión, me gusta mucho que mi historia se repite, con cada abuela, hija y nieta que llega a la tienda, hasta papás con su señora y sus hijas, ayudándoles a seleccionar estampados, la calidad de la tela, mis clientes son muy especiales, entre ellos una médica que su hobbie es confeccionar para ella y su familia, se siente bonito cuando me envían imágenes, luciendo muy contentas con sus prendas ya confeccionadas”, indica Andrea.

Andrea Perdomo afirma que siempre ha sido una mujer independientes, sin embargo, su familia está primero. “Con mi segundo hijo renuncio a mi trabajo y empiezo a realizar diferentes actividades desde casa, pero con la firme idea de tener un emprendimiento”.

Es así como el 16 de julio de 2016 nace oficialmente Catalina Gómez showroom textiles. Aunque ella es la única dueña, en todo siempre están presentes su esposo y sus hijos. “Mi hija es mi socia creativa, estudiante de sexto semestre de diseño de la Universidad de Los Andes y es quien me ayuda a plasmar mis ideas con su habilidad en programas especializados y su creatividad”, señala.

El emprendimiento de Andrea Perdomo hoy cuenta con dos empleados que atienden un almacén físico en el barrio La Gaitana, calle 8 No 29A-04, Local 104 de Neiva, desde donde atiende los pedidos, incluso a nivel nacional.

La idea es replicar el emprendimiento en otras ciudades de Colombia, manteniendo el concepto de exclusividad en los estampados y con cantidades limitadas, que permitan hacer de los textiles algo selecto.

Andrea Perdomo comenta que la pandemia la afectó, pues todo quedó paralizado y con ello los eventos sociales que propiciaban parte del movimiento de la tienda. “Aunque no fue fácil mantuvimos la nómina al día con ahorros, recursos propios y el apoyo de la administración del local donde funcionamos”.

Una tienda diferente

Catalina Gómez showroom textiles es una tienda diferente, donde la forma de trabajar nunca es igual a otros negocios, allí le apuestan a la creatividad en los diseños y estampados, limitando la cantidad de metros lo que lo hace más exclusivo para los clientes. También se caracteriza por la dedicación con que se selecciona cada tela, buscando solo los mejores proveedores nacionales e internacionales.

“Tratamos de sacar colección cada mes, la más reciente está inspirada en la famosa obra de arte de Gustav Klimt, ‘El beso’. Este es un negocio exclusivamente de telas, donde hemos plasmado, en diferentes calidades de telas como sedas, driles, chifones; elementos muy de la región como la flor de la cholupa, el desierto de La Tatacoa, las achiras, el cacao, los pasos del Sanjuanero Huilense, la palma de pindo, el sombrero suaceño, entre otras”, indica Andrea.

El proceso creativo de los diseños es inspirado en colores, arte, paisajes, flora y fauna, principalmente del departamento del Huila, en cultura, tradiciones y gastronomía de esta tierra. “La pasión por el diseño siempre ha estado ahí y me llevo a incursionar en el mundo de la moda y orientar la creatividad al principal insumo: las telas”, afirma.

Además de la tienda física, las telas de Catalina Gómez showroom textiles se pueden conseguir y conocer a través de las redes sociales WhatsApp, Instagram, Facebook, herramientas muy valiosas para la promoción de cada uno de los productos y les permiten una cercanía con los clientes.

Aunque las cosas no han sido fáciles, que nunca ha contado con apoyo oficial, aunque si con la asesoría de una cooperativa donde labora su esposo y de la Cámara de Comercio, Andrea Perdomo no desfallece de su empeño por hacer crecer cada día su sueño, lleno de creatividad y de color y sobre todo a través de sus telas entregar una muestra de la tierra huilense a cada uno de sus clientes.

Una tradición familiar plasmada con arte y creatividad

Los pasos del Sanjuanero Huilense están plasmados en una de sus telas.