Diario del Huila

“Uno tiene que ganarse las batallas todos los días”

Ene 1, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Muy personal 5 “Uno tiene que ganarse las batallas todos los días”

DIARIO DEL HUILA, MUY PERSONAL

Por: Rolando Monje Gómez

Hernando Ruiz López es una persona conocida por su trabajo gerencial en diferentes entidades públicas y privadas y también porque en varias oportunidades aspiro a regir los destinos de Neiva y el Huila, aunque no ganó, hoy considera que no sirve para la política electoral.

“A mí una de las cosas que más me sirvió en la vida fue que como me tocó trabajar muy duro para sostenerme como estudiante en Bogotá. Tuve como 17 oficios diferentes en mis años de estudiante universitario, mesero, disc jockey, cuidé casas, lavé carros, algo de lo que me siento súper orgulloso de todos, en todos ellos fui feliz. Lamentablemente los jóvenes de hoy no tienen esa vocación, mi papá tuvo una formación muy rígida, él era muy estricto con nosotros, con mis hijos he procurado serlo, pero ni sombra, uno termina facilitándoles muchas cosas”, comenta Hernando Ruiz López, nuestro invitado de esta semana.

Fui el quinto de los nueve hijos, seis hombres y dos mujeres, de Ángel Alberto Ruiz Andrade y de Beatriz López Llano, dos tolimenses, que se afincaron en Neiva, donde nació Hernando, luego de temporadas en municipios del Tolima, Cundinamarca, Huila y hasta el Caquetá, adonde tuvieron que viajar de acuerdo a dónde nombraran a su padre como maestro de escuela.

“Mi papá fue maestro de escuela, estuvo en la Escuela Central, cuando ésta era referente de todas las instituciones de Neiva y el departamento, del Claretiano, el Salesiano, la escuela de Las Granjas ‘Eugenio Salas Trujillo’, donde yo hice la primaria. Fuimos nueve hermanos que nacimos entre Tolima, Huila y Cundinamarca, pero nos criamos en Neiva desde 1962, en el barrio Las Granjas”, recuerda.

Comenta que su familia de cierta forma fue bendecida “por la pobreza, y por la vocación que siempre tuvo mi papá de que aprovecháramos y estudiáramos y fuéramos personas, ojalá mínimo profesionales. La pobreza nos mantenía muy unidos, siempre había un sentido de camaradería, de repartirse lo poco que hay y eso nos generó una familia muy unida hasta hoy”, afirma Hernando Ruiz.

La condición de maestro de don Ángel, su padre, facilitaba que sus hijos pudieran estudiar sin tener que pagar pensión, es así como tanto la primaria, el bachillerato y la universidad los adelantó en instituciones públicas. “La primaria en la escuela de Las Granjas, bachillerato en el Santa Librada y economía en la Universidad Nacional de Colombia, ya posteriormente hice unas especializaciones en Los Andes y en el Externado, pero mi línea básica de educación fue en instituciones públicas”, comenta.

Aunque afirma que desde el bachillerato le gustaban los números, las finanzas, el tema empresarial, no tuvo mayor dificultad a la hora de escoger economía, confiesa que eso sí su única duda fue cursando el sexto bachillerato, que se le me metió la idea de estudiar periodismo, pero finalmente se presentó a economía en la Nacional.

“Curiosamente la vida después me permitió ser director de un periódico, durante cuatro años, por lo que de alguna manera tuve contacto con el periodismo. Mis primeros pinitos los hice en el Diario del Huila, con una columna que se llamó Punto Económico, fue la primera especializada en el tema. Posteriormente escribí en otro medio Punto Aparte, donde la temática era más abierta, ya como director escribía editoriales”, recuerda Hernando Ruiz.

Aunque se graduó en 1982, comenta Hernando que como estudiante de economía le tocaron los años tumultuosos de la universidad, las pedreas, los paros, incluso la toma de la embajada de República Dominicana. Empecé a trabajar como analista de crédito, en la Corporación Financiera Colombiana, Corficol, entre 1981 y 1984, hasta que volví al Huila como gerente de la Corporación Financiera Popular para la regional Huila, Tolima y Caquetá”.

Luego de su primera derrota en las urnas volvió a su profesión de economista.

Paso por la política

Estando como gerente de la Financiera Popular, los amigos de la política de Hernando Ruiz, lo proponen como candidato a la Alcaldía de Neiva. “Yo tenía una gran admiración por el trabajo político pero nunca había intentado ser edil o concejal, pero por mi trabajo los dirigentes del Partido Conservador propusieron mi nombre, solo tenía 29 años, he sido de los candidatos más jóvenes a la Alcaldía, al final me derrotó Jairo Morera Lizcano, quien fue el primer alcalde por elección popular”, comenta.

Luego de esa primera derrota en las urnas volvió a su profesión, ejerciendo como gerente de otra entidad financiera y en algunos negocios particulares.  En 1991 fue nombrado subdirector general del DRI, donde estuvo poco más de dos años , hasta que le volvió a picar el gusanillo de la política.

“Me lancé nuevamente a la Alcaldía y volví a perder, esta vez enfrentado a Guillermo Plazas Alcid y a renglón seguido, Jaime Lozada, quien había sido elegido gobernador me nombró Director de Planeación Departamental, allí estuve durante dos años y medio cuando renuncié para aspirar a la Gobernación del Huila, me presenté muy entusiasmado, pero nuevamente me derrotaron, esta vez Jaime Bravo”, recuerda Hernando Ruiz.

Afirma que cuando se aspira en política es porque quiere ganar, como candidato se sueña en el poder, y asegura que le quedo una frustración de no haber llegado a la Alcaldía de Neiva o a la Gobernación del Huila.

“Hay algo en la política que es muy difícil de superar cuando uno tiene una mentalidad más de economista, de técnico y es que uno tiene la tendencia a decir la verdad, uno le cree es a los números y no a las ilusiones. Yo soy más economista que político”, confiesa.

Este año siendo Gerente de la Electrificadora del Huila se pensionó, políticamente afirma que no volvería a aspirar porque ya conoce las vicisitudes de eso y entendió que yo no sirvo para la política electoral, “una buena administración de una entidad pública es la mejor manera de hacer política porque de ahí se sale fortalecido en amigos e imagen”, indica.

En familia

Hernando Ruiz López tiene fama de serio, pero asegura que le gustan muchas cosas. La actividad cultural, le entusiasma el tema deportivo, al punto que ha sido organizador del Hexagonal de Las Granjas, su barrio de toda la vida, le gusta el tema académico, empresarial, el tema periodístico, “de pronto no soy tan expresivo y eso es lo que en política no me ha servido”, afirma.

Se casó con Martha Cecilia Trujillo, y hoy es padre de cinco hijos, tres mujeres y dos hombres, además es abuelo de un nieto.

Al final le gustaría que lo recordaran como una persona que se entusiasmó por muchas cosas en la vida, que las procuró hacer bien, en política, en materia académica, empresarial, cuando emprende una tarea procura hacerla completa y hacerla bien. “Que me recuerden como esa persona que no se rinde fácil, uno tiene que ganarse las batallas todos los días”, manifestó finalmente.

“Fuimos nueve hermanos que nacimos entre Tolima, Huila y Cundinamarca”.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto