miércoles, 21 de noviembre de 2018
Contexto/ Creado el: 2017-11-05 06:51 - Última actualización: 2017-11-05 06:54

Urge proteger a los humedales: Leyla Rincón

Así lo expresó la concejal y profesora universitaria Leyla Marleny Rincón Trujillo, en lo referente a la situación que atraviesan los más de 30 humedales de la ciudad.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 05 de 2017

César Pérez Rojas
Diario del Huila

Un tema de debate y que le interesa a un gran número de personas en la ciudad, es la protección de los recursos hídricos, sobre todo los humedales y la microcuenca del río Las Ceibas, que se ha visto amenazada por la expansión demográfica y el consecuente desarrollo urbanístico de Neiva.

En este sentido, una de las más insistentes defensoras de los humedales en la ciudad, la profesora universitaria y concejal de Neiva Leyla Marleny Rincón Trujillo, expresó que además de las condiciones climatológicas, los humedales se han visto muy afectados de una manera irreversible por el acelerado crecimiento de la ciudad; algo que ella misma considera como la «estupidez humana» ya que al dañar estos ecosistemas se está yendo en contravía de la misma vida.

Trilogía en disputa

La Concejal indica que la ciudad se mueve en una situación de trilogía, en donde ambientalistas, constructoras y la naturaleza son los actores directos, pero la diferencia es que esta última –naturaleza-, a diferencia de las dos primeras, no se puede defender por sí misma, convirtiéndose en la víctima de las actuaciones que tienen los seres humanos, que se han enfrascado en la discusión para demostrar si realmente estos humedales existen o no. «Afortunadamente sí existen y seguirán existiendo porque en estos momentos se ha producido un despertar por la responsabilidad ambiental por parte de toda la población, que se está empezando a manifestar por el reconocimiento de los humedales y están exigiendo que se reconozcan como lo que son: ecosistema de vida», afirmó.

Las constructoras y el origen del conflicto

El tema con las constructoras siempre ha sido difícil para los defensores de los humedales. Según explicó la profesora Leyla, ella ha sido demandada ante la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General por parte de las personas que dirigen las constructoras, por denuncias que ha realizado en defensa de estos territorios de vida. Al ser Cabildante Municipal ha adquirido un estatus diferente, lo que la hace más propensa a estos procesos de investigación, que también se han realizado contra el concejal Mateo Trujillo Segura, quien ha realizado un acompañamiento cercano a la defensa de los humedales en la ciudad.

Estos procesos están en curso y la argumentación que se da por parte de las constructoras es que los concejales están incurriendo en el delito de Injuria y Calumnia porque ellos han estado realizando unas denuncias en contra de ellas y en donde no tienen ningún tipo de responsabilidad, y que en ningún momento ha afectado en forma alguna. Lo cierto es que según como lo afirma la profesora Leyla, en la actualidad sí se puede demostrar que se ha causado un grave daño al medio ambiente de la ciudad y esto es claramente visible para cualquier ciudadano que lleve un tiempo o conozca Neiva, en donde se evidencia como ha sido transformado el territorio en las zonas de los humedales, que han sido impermeabilizados por las constructoras con sus desarrollos urbanísticos, produciendo impactos negativos al ambiente.

Humedales más afectados

Según los informes de la Concejal, las afectaciones más graves que se presentan en la ciudad hacia los humedales son la laguna el Curíbano y las zonas de este humedal que comprenden las áreas de nacimiento de la quebrada la Toma, ya que Curíbano es solo una parte del humedal que es muy amplio y que comprende todo el sector del Colegio Yumaná, Caminos de Oriente, Reservas de la Sierra, algo que es completamente demostrable al verse en ese sector una laguna que se enriquece con aguas del humedal.

Otros humedales son la microcuenca La Barrilosa, y El Chaparro, que quedan en el sector conocido como Los Colores, en donde es tan grave la afectación que precisamente estas dos fuentes hídricas en épocas donde no hay lluvias no se pueden ver las corrientes superficiales que  las comunidades acostumbraban a percibir, a causa de que la zona del humedal que las alimentaba fue impermeabilizado al levantarse conjuntos residenciales. Está también la conocida como la Avechente en donde los humedales desaparecieron completamente y en donde existían las lagunas conocidas como Las Culebras y los Patos. Cabe resaltar que además de las constructoras, los palanes de vivienda de las comunidades han sido las responsables de la desaparición de estas zonas.

Entre más nivel económico, más daño

Algo que llama la atención de la concejal Rincón Trujillo, es que generalmente se piensa que los que destruyen los ecosistemas y las áreas de protección son las comunidades vulnerables, pero resulta que en Neiva no es esta la condición ya que a diferencia de como la gente lo cree, el daño que se ha generado en estos espacios hídricos, no lo han causado precisamente personas de escasos recursos económicos, sino personas que tienen condiciones económicas muy buenas, permitiéndoles así desarrollar proyectos urbanísticos importantes, algo que se representa al ver que el sector del oriente se ha valorizado y convertido en el sector más costosos de la ciudad, que es donde están la mayoría de los humedales.

Aciertos y desaciertos

En lo concerniente a las decisiones tomadas desde el poder en la ciudad, la Concejal expresó que la Administración Municipal tiene una gran responsabilidad de aprobar un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, lo cual decidirá muchas cosas, ya que el POT anterior, el que está vigente, el Acuerdo 026 de 2009 fue un Plan según su criterio «Ecocida» «un ordenamiento nefasto».

Comentó que aunque se ve que los artículos están de conformidad con las normas ambientales, no lo es así cuando se realizó la cartografía y el mapa donde se reglamenta el uso de los suelos, pues el articulado dice que se deben respetar las áreas de protección ambiental y las rondas y en la cartografía se contradice completamente porque en la zona que nace la microcuenca la Jabonera fue aprobada para proyectos urbanísticos. Precisamente por esta razón se dio el caso con una constructora, que desde el Concejo de Neiva le permitió a la profesora Leyla exigir una respuesta en este sentido y se logró que la actual Administración Municipal pudiera reversar un acto administrativo, y se logró poder detener las labores de construcción en inmediaciones de este humedal.

Pero por otra parte es preocupante que hace aproximadamente dos meses empezó un proyecto que está concebido construirse en zonas de humedales y el argumento que da la Administración es que esta zona fue aprobada por el POT para uso de suelos urbanísticos, algo que es verdad pero que se debe considerar que se debería invocar el principio de precaución porque aún si es cierto que es una norma del municipio, se debe tener en cuenta que el principio de precaución está por encima de todo este tipo de decisiones que se tomaron anteriormente ya que se están salvaguardando zonas de protección ambiental por decisiones administrativas que han desconocido la normatividad.

«Yo invito a los neivanos que para cuando vayan a tomar la decisión de en qué lugar van a comprar su vivienda averigüen y no se confíen en las decisiones que se tomaron en las administraciones anteriores, porque lamentablemente este plan de ordenamiento territorial permitió que se aprobaran zonas que no deberían ser para el desarrollo de vivienda sino para el cuidado ambiental porque las zonas de humedales son consideradas por normas nacionales e internacionales como bienes imprescriptibles, inalienables e inembargables, entonces quien compra una vivienda en una zona que es un humedal está violando la normatividad ambiental. Entonces invitamos a que conozcan la Constitución y no incurran es este tipo de actos, y miremos el Artículo 8 de la constitución que dice que es responsabilidad del Estado y de los particulares garantizar la protección y preservación de los bienes culturales y naturales de la Nación», puntualizó la Concejal.

Comentarios