Debido a que el Tribunal Superior de Bogotá rechazó la tutela que había interpuesto el expresidente Álvaro Uribe Vélez con la cual buscaba tumbar la imputación hecha en su contra cuando su proceso por presunta manipulación de testigos se encontraba en la Corte Suprema de Justicia, se emprenderán nuevas acciones judiciales.

El Centro Democrático reveló un comunicado de los abogados del exmandatario, Jaime Granados y Jaime Lombana, en el que informan que dicha determinación será impugnada, tras considerar que los derechos procesales de Uribe podrían estar siendo violados.

Se interpondrá impugnación con la que se buscará que la Honorable Corte Suprema de Justicia revise el conflicto procedimental, con el que, indudablemente, se han lesionado los derechos fundamentales del ciudadano”, indicaron.

Los juristas consideran que la renuncia de Álvaro Uribe al Senado obligó a un cambio de competencia en las jurisdicciones y es necesario proceder de tal manera que las mismas no sean afectadas.

“A su vez, mediante sólidos argumentos constitucionales y legales, se espera restablecer las vulneraciones a un debido proceso y a un derecho de defensa, frente a la interpretación que aplicó un juez con relación a un conflicto entre dos legislaciones procesales distintas”, indicaron Granados y Lombana.

“Los argumentos de rango constitucional de esta defensa, fueron compartidos por la Procuraduría General de la Nación y por el titular de la acción penal, la Fiscalía General de la Nación”, agregaron.

Manifestaron que estas acciones legales que están emprendiendo, como la tutela que busca que el expresidente Uribe no sea considerado como “imputado” por la justicia, hacen parte de los elementos esenciales de una democracia en la que se buscan garantías y seguridad jurídica.