El paso de Iván René Valenciano por el fútbol profesional estuvo enmarcado por su repertorio para anotar goles de todo tipo, destacándose, entre otros equipos, con el Junior de Barranquilla y la selección de Colombia. Su capacidad para inflar la red, le permitió alcanzar la línea de las 217 anotaciones en el rentado local, crédito suficiente para ser el segundo máximo artillero de la historia, por detrás de Sergio Galván Rey, con 224 dianas.

Sin embargo, también fue cuestionado por su indisciplina y su mal comportamiento fuera de las canchas y, en las últimas horas, el ‘bombardero’ volvió a quedar mal parado, en ese sentido, con la confesión que hizo.

“Yo a Pasto no iba. Me hacía el lesionado para evitar jugar allá. Me reunía con el médico del equipo y le decía que me dolía el posterior, el aductor o hasta el ojo, pero no viajaba y eso es respetable desde todo punto de vista”, reveló el célebre atacante.

Su declaración se dio en el marco de una discusión en la que se cuestionó el profesionalismo de Teófilo Gutiérrez, por las versiones que surgieron indicando que fingió un problema físico para no estar con el equipo en Tunja, el fin de semana pasado, en el compromiso en el que Junior cayó con Patriotas, por la mínima diferencia.

“La verdad no creo que se haya hecho el lesionado. Se ha hablado mucho del tema de su problema en el tobillo y las distintas versiones que han circulado, pero él habló con un periodista y confirmó sus dolencias. A veces los jugadores escogen ciudades y partidos a los que quieren ir, pero con esto no quiero decir que sea el caso de Teo”, puntualizó.