lunes, 13 de julio de 2020
Neiva/ Creado el: 2019-11-27 08:31 - Última actualización: 2019-11-27 09:26

Vandalismo se tomó la USCO

Luego de 5 días de manifestaciones pacíficas por parte de miles de huilenses, cientos de estudiantes de la Universidad  Surcolombiana se apropiaron del orden de la sede central de La Alma Máter ayer. El policía gravemente herido fue ingresado al Hospital de Neiva Hernando Moncaleano Perdomo y se encuentra en grave estado de salud.

Fotos: Tatiana Ramírez

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 27 de 2019

‘Papas bomba’, rocas y gases lacrimógenos llovieron ayer en inmediaciones a la sede central de la Universidad Surcolombiana, durante el enfrentamiento entre estudiantes y Policía, que dejó a cinco uniformados heridos y a varios protestantes con lesiones menores. 

La alteración del orden público inició pasadas las 10 de la mañana, luego de que se convocara a una Asamblea Informativa en las ágoras, punto de debate de la universidad. Varias personas, con capuchas  y carteles en memora de Dilan Cruz,  tomaron la vocería e indicaron que se  apoderarían del plantel.


Foto: Consejo Superior Estudiantil  de la Universidad Surcolombiana.

Las manifestaciones se dieron en el marco del paro nacional que inició el pasado 21 de noviembre, y a los  pocos minutos de que  el Comité Nacional del Paro se levantara de la mesa de diálogo con el presidente Iván Duque, que se desarrollaba en Bogotá.

Algunos estudiantes optaron por salir de la universidad y otros por quedarse, bajo su propia responsabilidad. Lo que vino después fue estruendos de papas bombas, bloqueos viales y las acciones por parte de la fuerza pública para retornar el orden en la ciudad, de la cual una buena parte  quedó aislada.

“En este momento hay al menos 100 encapuchados que han bloqueado las entradas de  la universidad  y ya están ubicados sobre la avenida Pastrana Borrero.  Los que han querido, están saliendo por la entrada del Edificio de Artes, y ya han salido  también administrativos”, dijo un Administrativo de la Casa de Estudios, hacia las 11 de la mañana. También agregó que  los encapuchados “llegaron de sorpresa, hoy –ayer- lo que tenían programado era una asamblea a las nueve de la mañana”.   





Debido a las obras que se desarrollan por estos días para dar vida al Sistema Estratégico de Transporte Público, y los bloqueos, el norte de Neiva quedó aislado. El transporte público  optó por rutas alternas.

Entre tanto, la disputa por quién cedía entre Policía y estudiantes, repercutió en que hacia las 12 del mediodía  fuera gravemente  afectado por un artefacto explosivo no convencional, Arnoldo Verú Tovar,  un uniformado cuyo estado de salud es crítico, y es el de mayor complejidad.  Según la información que es materia de investigación, el Policía recibió el impacto de una ‘papa bomba’ en su cabeza, de manos  de un encapuchado que aún no se ha identificado; por quien dé información que conduzca a la captura del perpetrador material del hecho, las autoridades están ofreciendo $15 millones.

Entre el caos que se vivía, desde la Universidad también informaron que algunos resultaron con lesiones menores, pero según las declaraciones entregadas por parte de los centros asistenciales a las autoridades,  y hasta el cierre de esta edición no se habían atendido este tipo de casos.

Los educandos tampoco brindaron información a los medios de comunicación, que permanecían en el lugar de los  hechos.

Además, fueron varias las ocasiones en que la prensa fue reprimida, o no se les permitía grabar ni transmitir en vivo.

Uno de los manifestantes,   aseguró a este medio de comunicación que el ‘tropel’ “no se tenía previsto como tal, esto fue una actividad espontánea de los muchachos a raíz de todo el paro nacional que inició el 21 de noviembre y –en rechazo del-   asesinato del compañero Dilan”. Y  que fue un grupo grande quienes han salido indignados a generar un poco de caos a toda la sociedad. "Lo que queremos es que el Gobierno Nacional escuche nuestras peticiones y creemos que ya hicimos 5 días de marchas pacíficas y que ya es hora de entrar en acciones”.  

Las capturas por parte de la policía fueron denunciadas en reiteradas ocasiones como “arbitrarias”, según la comunidad.  Y en redes sociales, el Consejo Superior Estudiantil  de la Universidad Surcolombiana indicó que en el 'tropel' fueron detenidos  dos estudiantes.  "Alertamos a todas las organizaciones de DDHH, a la Defensoría del Pueblo y la Personería de Neiva, para que garanticen el debido proceso y la integridad de nuestros compañeros”.

De otro lado, las autoridades informaron que trataron en lo posible de no hacer uso del Escuadrón Móvil Antidisturbios, pero “ya habían bloqueado la ciudad, las salidas y estaban bastante agresivos”, por ende al final de la protesta tuvo que ser necesario la presencia de este grupo especial.



“Aquí estamos frente a unos delincuentes que fue lo que vivimos en las calles de Neiva”, dijo el Comandante de la Región 2 de Policía Huila, general Norberto Mujica. “Definitivamente aquí el idioma se confunde: una actividad de protesta, garantizada por la misma policía y entes de control, como se ha venido haciendo durante todos estos días sin presencia del Esmad, -frente a- este tipo de comportamientos deslucen realmente la verdadera esencia de la protesta. Rechazamos esta actitud”.

El general envió también una importante advertencia sobre infiltrados.  “Vimos personas que parecieran no ser de acá, que vinieron a impulsar y a motivar de manera delictiva al personal estudiantil. Este comportamiento no se había presentado durante estas marchas, no es propio de lo que veníamos siendo acostumbrados con las diferentes protestas sociales”. Dijo que fueron tres los capturados y anunció labores investigativas.

Ayer, luego de 5 días de protestas pacíficas y de no tener mayor relevancia ante los medios nacionales, estos abrieron emisión con la lamentable noticia del policía herido y los enfrentamientos.

El Consejo Superior Universitario, la Gobernación del Huila, Alcaldía de Neiva,   Policía y estudiantes rechazaron los hechos que empañaron la protesta en el departamento.

Las manifestaciones cesaron hacia las 3 de la tarde, cuando fue convocada nuevamente una asamblea.

Las actividades académicas y administrativas de la universidad quedaron suspendidas hasta nueva orden. Se desconocen los daños materiales del plantel de la sede central en Neiva.




Comentarios