DIARIO DEL HUILA, NEIVA

Catalina Durán Vásquez

Desde hace 4 años la familia Ruiz Rúgeles cumplió su sueño de tener una vivienda propia, con la compra de una casa en el barrio 20 de Julio, ubicada en la zona oriente de Neiva. Sin embargo, al poco tiempo empezaron los problemas, porque su vecino aseguró ser dueño de todo el espacio público de la vía peatonal, tanto así que les prohibió el paso de acceso y salida de su vivienda.

Sus vecinos le prohíben el acceso a su vivienda por la calle principal y les toca pasar por la Quebrada.

Sus vecinos le prohíben el acceso a su vivienda por la calle principal y les toca pasar por la Quebrada.

“Hemos tenido conflictos con ellos desde el año pasado porque pasamos y nos dicen miren por dónde salen porque ya no los vamos a dejar salir por acá. Nos tocó demandar a la señora Helena Arias Tamayo porque ella era con continuas amenazas y agresiones verbales para con mi esposa, y en estos momentos tienen un compromiso entre lados que ninguna se agrede de ninguna manera, y ahora durante todos los meses que estuvimos en cuarentena el año pasado los problemas continuaron pues nos amenazan diciendo que no nos van a volver a dejar pasar” aseguró Luis Hernando Ruiz, propietario de la vivienda.

El pasado 9 de octubre esta familia decidió no volver a dejarlos pasar por al frente de su casa, así lo manifestó Luis Hernando, pues es la única vía de entrada y salida que tienen ya que el problema es que al otro extremo de la casa no hay vía, porque está ubicada la quebrada La Toma, fuente hídrica que interrumpe el paso.

“Junto con mi hijo desde que nos cerraron el paso y nos dañaron la rampa que teníamos, decidí hacer unas escaleras, con mucho esfuerzo conseguí el dinero para que mi familia pudiera salir por el lado de la quebrada, pero nos tocó guardar la moto donde unos vecinos al frente porque como la pasábamos por la Quebrada. Igual las amenazas son constantes, nos dicen que si llegábamos a pasar por ahí nos iban a golpear, la verdad ha sido una zozobra terrible la que hemos vivido”, sostuvo.

Con el propósito de lograr obtener soluciones denunciaron ante la Dirección de Justicia, para que se respete y garantice el uso del espacio público al que tienen derecho los propietarios que residen por la vía.

La familia Ruiz Rúgeles solicitan la intervención de la Alcaldía de Neiva, para que les aclaren los límites del espacio público.

Hace pocos días recibieron una citación por parte de la oficina de Dirección de Justicia para el próximo 15 de enero.

“Nosotros nos dirigimos a las autoridades competentes, donde Planeación nos envió una respuesta hace dos meses donde ellos ven y son testigos de los abusos de estas personas, en donde ellos mismos tomaron fotos que se entorpece la salida de nosotros, Planeación remitió esto a Dirección de Justicia”, indicó el ciudadano.

Hace pocos días recibieron una citación por parte de la oficina de Dirección de Justicia para el próximo 15 de enero a las dos familias para conocer qué va a pasar con esta problemática que está afectando a la familia Ruiz Rúgeles.

“Esta es la razón a la presunta infracción a la Ley 1801 del 2016, hasta el momento no hemos tenido ninguna ayuda de las autoridades, aunque ellos ya tienen el conocimiento de la problemática no hemos recibido la protección necesaria”, concluyó.

Finalmente, solicitan la intervención urgente tanto de la administración local como de las autoridades, pues en las últimas confrontaciones han terminado en agresiones físicas.