miércoles, 17 de julio de 2019
Neiva/ Creado el: 2019-07-07 06:46 - Última actualización: 2019-07-07 07:27

Vencido contrato de empréstito de intercambiador Usco

María Arango, vicepresidenta Comercial de Findeter, explicó que como banco de segundo piso no otorgan créditos ni desembolsan recursos de manera directa a las entidades territoriales. “Este proceso se efectúa a través de los intermediarios financieros (bancos comerciales). En este caso los dineros para las obras del intercambiador vial frente a la Universidad Surcolombiana se hacen por medio del Banco Popular”.

Construcción de intercambiador vial frente a la sede central de la Universidad Surcolombiana.

Escrito por: Caterine Manchola | julio 07 de 2019

Caterin Manchola
Diario del Huila, Neiva

La vicepresidenta comercial de Findeter, María Amparo Arango, despejó las dudas sobre los desembolsos de dinero que necesita la Gobernación del Huila para el pago al contratista Consorcio Intercambiador USCO y lograr garantizar la continuidad de las obras del intercambiador, ubicado en el norte de Neiva.

La Gobernación espera recibir 10.500 millones de pesos, por su parte Findeter aseguró que tiene pendiente por desembolsar de $19.732 millones, pero el contrato del empréstito entre la Gobernación y el Banco Popular está vencido.

Se desconoce cuántos meses puede tardar el proceso. Entre tanto, el contratista Consorcio Intercambiador USCO emitió misiva el pasado martes 2 de julio solicitando la suspensión de las obras “construcción del intercambiador y solución peatonal Universidad Surcolombiana”, hasta que se realice el pago de 4.560’472.341 pesos de las obras ejecutadas en los meses de marzo, abril y mayo.  

Las obras son financiadas al ciento por ciento por la Gobernación del Huila. Y el ente gestor es el Sistema Estratégico de Transporte Público, SETP, de Neiva.

Arango explica qué tan grave puede ser este vencimiento de contrato, si están garantizados los recursos y cuál es el rol de Findeter en el desembolso de los dineros.  

¿Por qué se venció el contrato?

A veces hacen estimaciones muy estrechas para las ejecuciones de las obras. Nosotros les repetimos a los clientes que dejen holgura suficiente, porque ese es un trámite que uno quisiera como intermediario ahorrarse. Pero a veces quedan justos, no se prevén ciertas cosas y eso hace que se descuadre el trámite administrativo.

Eso es normal en los contratos de empréstito. No es el primer caso en el que se vencen, porque es un trámite dispendioso. Y retrasan de una forma u otra el acceso a los recursos, porque tienen que volver a tramitar este contrato, pero los recursos se desembolsan finalmente.

¿Cuando el Departamento renueve el contrato los recursos estarán disponibles?

La tranquilidad para nosotros es que no hay nada extraordinario, y debería ser la misma para la ciudadanía, son trámites normales. Una vez el Departamento del Huila subsane el tema del vencimiento del contrato de empréstito y los avances de obra se sigan dando como se tienen que dar, el desembolso estará allí.

¿Cuánto tiempo se demora la renovación?

Son trámites que a veces van de un mes o tres meses, porque es con oficinas del Estado. Nosotros no tenemos precisión exacta en este caso en particular. No depende de nosotros porque no se tramita en Findeter.

En este momento tenemos vencido el contrato del empréstito, pero ellos están avanzando en que se pueda actualizar, en que esos documentos estén aprobados lo más pronto posible para que Findeter le pueda entregar otros recursos al banco. 

¿Pero las obras en el intercambiador están atrasadas?

No, de ninguna manera. El contratista ha ido avanzando con un cronograma. Pero cuando el contratista en este caso le solicita a la Gobernación sus recursos, esta dice que está renovando su contrato de empréstito.  

¿Cuáles fueron los compromisos?

Ese crédito fue aprobado en su momento por 27.232 millones de pesos, para las obras que se iban a hacer en el intercambiador vial de la Universidad Surcolombiana e inmediatamente el Banco Popular firmó un pagaré con el cliente. Nosotros firmamos al mismo tiempo un compromiso por esa suma de dinero.

¿Por qué no fueron desembolsados todos los recursos?

En la medida en que avanzan los proyectos se van haciendo desembolsos paulatinos. En algunas ocasiones los desembolsos se hacen todos de manera puntual y en otras, ya han pactado con el Banco de primer piso que se harán desembolsos de acuerdo a los avances de obra como es el caso del intercambiador.

¿Dónde están los recursos para el intercambiador?

Esa plata está aquí en reserva en Findeter, como lo está la de muchos créditos que se van desembolsando.

¿Qué desembolsos han ejecutado?

Iniciamos con un primer desembolso en junio del 2018. En esa oportunidad y por solicitud de lo que había pactado con el Banco Popular se le desembolsaron al Departamento del Huila 3000 millones de pesos. Seis meses más adelante se entregaron 4500 millones de pesos adicionales.  Eso fue lo que dio inicio a la obra.

¿Este año han entregado dinero del empréstito?

En lo que va corrido del año 2019 no hemos hecho desembolsos porque los avances de obra que acordaron el Departamento y el Banco Popular no se han dado. Esos avances van de alguna forma retrasados por algunos problemas que han tenido internamente. Pero los recursos aquí siguen y aquí están, en el momento en que esos avances de obra se presenten y la documentación se allegue nosotros haremos el desembolso inmediatamente.

¿Qué sucede con los avances de obra?

Nosotros sabemos que ellos –la Gobernación- están trabajando los temas que les exigió el Banco Popular y entre esos están los avances de obra. Deben estar enviando esos documentos al banco. Pero es un acuerdo que tienen los que están haciendo el intercambiador con el Banco Popular, una vez alleguen todo lo que se necesita, este procederá a darnos el aval para hacer los desembolsos.

¿De cuánto será el próximo desembolso?

En este momento nosotros tenemos un saldo pendiente por desembolsar de 19.732 millones de pesos, una vez hayan cumplido todos los procesos. Esa plata está asegurada, no se va a utilizar para otra cosa.

Rol de Findeter

La Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter), a través del Banco Popular, como intermediario, le aprobó al Departamento de Huila un crédito de redescuento con tasa compensada por $27.232 millones para la construcción del proyecto Intercambiador Vial USCO en Neiva.

Como banco de segundo piso, la Financiera no otorga créditos ni desembolsa recursos de manera directa a las entidades territoriales, este proceso se efectúa a través de los intermediarios financieros (bancos comerciales). En este caso los dineros para las obras del intercambiador vial frente a la Universidad Surcolombiana por medio del Banco Popular.

El intermediario financiero es el encargado de realizar el análisis legal, financiero y de riesgo, y de aprobar el crédito según sus políticas internas. Luego del análisis realizado por el banco, Findeter procede a desembolsar los recursos para que el banco los gire al cliente, en este caso la Gobernación del Huila.

Findeter asegura que ha desembolsado los recursos en la medida que la Gobernación de Huila lo ha ido solicitando, de acuerdo con los avances del proyecto y las políticas del intermediario financiero.

Por su parte la Gobernación del Huila aseguró que “ha adelantado todas las gestiones posibles para lograr el oportuno desembolso de los recursos en las más convenientes condiciones financieras para el Departamento, y de acuerdo con el avance de obras”.

 

El proyecto

Desde que el Consorcio Intercambiador USCO solicitó al gerente del SETP Transfederal S. A. S., Josué Benavides, la suspensión de las obras esta entidad informó que se encuentra en estudio de la misiva. Entre tanto las obras continúan paradas, según lo notificó mediante carta la interventoría del contrato.

Esta suspensión del contrato de obra número 003 del 2016 se mantendrá por tiempo indefinido, confirmó el SETP. 

El avance actual del proyecto es del 45 por ciento según el contratista y con el dinero que espera recibir la Gobernación se estaría llegando a un 65 por ciento de avance. Para el proyecto se han desembolsado 7500 millones de pesos,  y  cuesta $27.231’992.823.

El plazo inicial fue de 18 meses contados a partir del acta de inicio, que figura del 15 de febrero del 2016. Pero ha tenido una serie de prórrogas y suspensiones para solucionar temas como ajustes en diseños, entre otros. A finales de febrero del 2018  el SETP anunció que en 16 meses estaría terminada la obra que hoy se encuentra paralizada.

Para ese entonces, el gerente del SETP, Josué Benavides Vanegas afirmó que “duramos casi dos años para finalmente ahora comenzarlo a ejecutar. Adecuamos los diseños, que fueron entregados ante diferentes entidades gubernamentales y de control en el año 2015, estos ya estaban, nuestra labor fue ajustar los estudios técnicos para garantizar que el puente quede bien hecho”. 

Comentarios