Diario del Huila

Veterinarias, otro sector afectado por la pandemia

Feb 24, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Neiva 5 Veterinarias, otro sector afectado por la pandemia

Diario del Huila, Ciudad

Por: David Vásquez

El panorama empresarial que se viven en la capital huilense es una poco complicado, porque a raíz de la pandemia del coronavirus muchas organizaciones de diferentes sectores económicos tuvieron que cerrar sus puertas por el hecho de no poder mantenerse en la lucha que había generado esta enfermedad, de esta manera fueron muchas personas que quedaron sin trabajo y un lugar que los ayudara a sostener un techo, una familia y otras obligaciones que no se detuvieron sino por el contrario se aumentaron.

De esta manera, solo basta echar un vistazo por las calles de Neiva para darse cuenta de la situación, carteles de ‘se arrienda’ y ‘se vende’ en diferentes locales inundan las calles del centro de la ciudad y alrededores, probando que la crisis económica fue un golpe real para las microempresas del territorio huilense.

Por supuesto, las veterinarias no son ajenas a la situación que atraviesan las empresas en nuestro país, no es excluida ni del sector, ni de la región. Es una problemática que no solo afecta a todo el mundo, sino que también marcará un antes y un después.

En este sentido, Diario del Huila entabló una conversación con el doctor Jorge Andrés Perdomo, propietario de la veterinaria Pecuaria, ubicada en la comuna 3 en el barrio Campo Núñez, quien comentó de cómo se vivió esta situación que trajo la pandemia del coronavirus.

“Esta pandemia fue un reto para nosotros como empresa, nos ayudó a buscar alternativas de atención para nuestros usuarios, al tener una reglamentación a nivel nacional tan restringida las afectaciones fueron importantes y la disminución económica fue catastrófica, pero pues pudimos mantenernos firmes en el camino y la mayor ayuda que tuvimos fue habernos permitido comercializar concentrado y medicamentos además de la atención de citas de urgencia”, sostuvo el médico veterinario.

Para muchas personas el 2020 es sinónimo de encierro, cuarentana nacional, crisis, soledad, teletrabajo, estrés y una serie de palabras que tienen una connotación negativa en la vida de los neivanos, pues al ser una ciudad que no estaba preparada para esta situación se hizo más difícil el acostumbrarse, así que pensar en lo que significa el año que pasó es diferente para todos.

“Para nuestra veterinaria el 2020 fue un año negativo porque fue detenerse en la evolución, en la vida laboral y personal, porque de un momento a otro ya estábamos encerrados y toco buscar soluciones idóneas para que la empresa no decayera de un momento a otro sin hablar de la parte económica pues fue lo que realmente afecto” indicó

Son muchas las circunstancias difíciles por las que las empresas tuvieron que pasar para poder llegar a este punto de bonanza que se encuentran en este 2021, así que desde crisis económicas, despido de empleados, diminución de atención, costo de mercancías elevada y otros problemas, fueron los que se presentaron en el 2020 y que tuvieron que afrontar de la mejor manera posible para poder sobrevivir.

“De las situaciones más complicadas que vivió la veterinaria en pandemia fue el no poder atender las diferentes citas que se habían programado y estar restringido por un tiempo, además de ver que las facturas, el pago de personal, arriendo, y otras responsabilidades que continuaban de la misma manera y uno sin poder trabajar”, aseguró

De la misma manera, al ser una veterinaria de atención a solo animales domésticos la disminución fue una problemática inminente e incontrolable, pues al no permitirse la salida de casa de sus dueños las citas para estas criaturas tuvieron que ser prorrogadas hasta que se buscara una solución a nivel nacional.

Las ayudas ofrecidas por los bancos fueron la salvación para las empresas.

Las ayudas ofrecidas por los bancos fueron la salvación para las empresas.

“La afectación más dificultosa que hemos tenido como veterinaria es la disminución de citas para macotas y cualquier animal pues el año pasado solo se estaban manejando urgencias porque era lo que estaba adentro de los permisos que daba la ley y pues durante este año apenas nos estamos recuperando de la catástrofe que fue el 2020”, dijo el doctor.

La búsqueda de estrategias que ayudaran a sobrellevar la crisis fue el eslogan y la clave para creación de nuevas formas de supervivencia en cualquier empresa de la región, el coronavirus llego de una forma intensa, incontenible y sin solución, así que los microempresarios tuvieron que reaccionar de manera inmediata y apoyarse de cualquier forma que los mantuviera a flote y vigentes.

 

“Después del encierro se intentó buscar una manera para no dejarnos vencer por este virus que llego a descontrolarlo todo, y la salvación fueron los domicilios en la parte de concentrado y medicamentos que fueron unas de las flexibilidades que tenía el Gobierno Nacional, entonces se optó por utilizar la mayor cantidad de ayudas posibles para el sostenimiento de la empresa y de los empleados”, afirmó el doctor Andrés.

Sin embargo, toda la problemática se encierra a la mala situación económica con que la pandemia del coronavirus iba dejando a las empresas, desfalcos económicos, sin presupuesto para pagos de nómina, sostenimiento de arriendo, compra y traslado de mercancía, fueron las dificultades por las que tuvieron que pasar estos microempresarios, según el doctor Andrés las pérdidas son evidentes de todas las maneras posibles.

“Si hablamos económicamente la afectación fue mucho más complicada, pues eran muy pocas las excepciones que permitía el Gobierno Nacional para la atención de mascotas en las veterinarias, así que la reducción económica fue de un 60% que era lo que se lograba hacer en la venta de concentrado y urgencias”.

Aunque al principio los neivanos no estaban de acuerdo con las ayudas que ofrecían los bancos porque era una forma de endeudarse sin tener como pagar, para otros fueron una salvación porque fue la manera en que pudieron sostenerse durante la difícil situación.

“Esta situación la hemos sobrellevado como empresa de una manera tranquila, siempre atentos de lo que pasa todos los días para poder reaccionar de manera rápida, a pesar de la difícil situación pudimos sostenernos y mantener nuestro personal laboral gracias a las ayudas que se iban implementando por el gobierno nacional con los diferentes bancos, era una forma de endeudarse, pero nos ayudaron a sostener el negocio”, comentó el veterinario.

Otra de las cosas más trágicas por las que tuvieron que pasar la empresa fue presidir de los servicios de sus trabajadores por la dificultad de no tener como sostener las nóminas de los mismo, de esta manera fueron muchos trabajadores en Colombia y en Neiva que se quedaron en casa sin un sustento que llevar a sus familias. Esta situación la vivió esta veterinaria, pero no prescindieron de los trabajadores de manera definitiva pues lograron buscar la forma de ayudar a todos en el camino.

“Menos mal no tuvimos que prescindir del servicio de ningunos de nuestros empleados, pero durante la cuarentena nacional si mandamos al 80 % a descanso obligatorio, pues la situación económica del momento no daba para el sostenimiento de pago de las nóminas”

“Teletrabajo” es la palabra de moda durante este tiempo de coronavirus, y fue la mayor ayuda para las empresas porque fue ahí donde lograron seguir atendiendo sus responsabilidades desde casa sin descuidar de manera total el negocio, las plataformas electrónicas como Google Meet, Zoom, Whatssap, Instagram entre otras fueron la estrategia clave para los empresarios, en este caso el doctor Jorge Andrés aprovecho para realizar sus consultas y continuar con las historias clínicas de sus pacientes.

Muchas expectativas se tienen para el 2021 para lograr recuperar lo perdido.

Muchas expectativas se tienen para el 2021 para lograr recuperar lo perdido.

“Otra de las nuevas experiencias que nos tocó vivir como empresa fue el teletrabajo y comenzar a atender consultorías de manera virtual, y fue una manera muy efectiva para ayudarnos a mantenernos a flote pues los clientes lo que hacían eran contactarnos por nuestras redes sociales y de esta manera hacían sus pedidos y encargos o agendaban citas de control para sus mascotas”

Son muchas las expectativas que se tienen frente a este 2021 porque se puede decir que es el año del desquite, en donde se genera una nueva oportunidad para salir de esos desfalcos económicos generados por la pandemia y la recuperación de lo perdido empresarialmente, aunque los precios de mercancías continúan siendo elevados ahora existe más libertad para poder transportarla de manera rápida, la comercialización se ha visto más fuerte después de la pandemia y las citas de atención se van generalizando con el paso de los días.

“El 2021 para nosotros como empresa ha sido un respiro importante, pues nos ayudado a restáuranos económicamente y nos ayudad a tener la misma nómina de empleados, los clientes son más consecutivos en estos momentos la pandemia dejo muchas citas estancadas que en este momento se están realizando, así que empezar este nevo año ha sido muy positivo para nosotros y los clientes”

Se espera que con la aplicación de la vacuna contra el covid-19 se normalice todo y se permita trabajar con más libertad permitiéndole a la gente salir cuando les sea necesario.

“En este momento lo que realmente espero es que mi negocio siga creciendo de la mejor manera y después de que se le ponga un alto a la situación vivida por coronavirus se haga una reactivación económica definitiva para que nos den la libertad de seguir trabajando como lo veníamos haciendo antes”.

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto