martes, 20 de noviembre de 2018
Judicial/ Creado el: 2018-03-24 07:07

Violencia contra la niñez, un problema de todos

A través de una investigación se logró conocer que en Colombia el 86% de víctimas de la violencia sexual son niños, niñas y adolescentes. Cada día, dos casos se registran en el país.

Escrito por: Monica Serrano | marzo 24 de 2018

La violencia contra los menores es una problemática que se incrementa y se extienden  en todo el territorio colombiano, ya que de los 15 millones 448.285 ciudadanos menores de 18 años registrados en Colombia, 10.082 niños y niñas son víctimas de violencia intrafamiliar cada año.

En un reportaje especial sobre la violencia que se ejerce contra la niñez en Colombia, elaborado en el marco de la campaña NiñezYA, se refleja un panorama real de la crítica situación que vive la infancia y la adolescencia en el país. Algo que según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses es considerado como un problema de salud pública.

Panorama

En el estudio se logró identificar que los costos de la violencia contra la niñez son incalculables. El Instituto Nacional de Medicina Legal, indicó que Colombia no posee sistemas de información robustos que den cuenta de manera articulada sobre lo que sucede con la niñez. Por lo tanto, ni siquiera sabemos la realidad de su situación. Los sistemas privados de salud, por lo general, no reportan ni denuncian, otros no poseen ni siquiera un registro de hechos.

La Fiscalía, el ICBF y Medicina Legal poseen diferentes cifras, no se sabe si tienen datos cruzados y por lo tanto, el seguimiento es escaso o nulo. Aun así, los registros estatales revelan una situación que debe ser atendida con prioridad,  ya que el 86% de toda la violencia sexual del país es cometida contra los niños, niñas y adolescentes. En 20017, en relación a 2016, se incrementaron a 18.416 los casos registrados. Asimismo, la violencia intrafamiliar contabilizó 10.082 casos.

Agresores

Para la violencia sexual e intrafamiliar en los menores, los principales agresores se presentaron en el hogar y eran familiares de las víctimas. La violencia interpersonal, lesionó a 16.008 personas menores de edad y 7 de cada 100 homicidios tuvieron como víctima a un niño o niña, para un total de 757 ocurrencias en el 2016. La cercanía del agresor con la víctima es un factor que incide en la no denuncia y por lo tanto, según Medicina Legal, esta ocurrencia llega al 70%.

Secuelas

La situación es inquietante, ya que los análisis demuestran que el 80% de todos los homicidios en el país y todos los casos de violencia interpersonal, ocurrieron en contra de personas que no habían culminado la secundaria. De hecho, el 40% ni siquiera había culminado la educación primaria.

Homicidio

Es alarmante el diagnostico, ya que los ciudadanos encuentran la manera de resolver los problemas con la  expresión de actos violentos. Además  Colombia se posicionó en el cuarto país donde más se asesinan niños y niñas.

Igualmente el 85% de los casos registrados son en contra del género masculino. Por otro lado los garantes también figuran entre los presuntos homicidas, ya que según las cifras  de los 757 homicidios en contra de la niñez, 22 casos fueron perpetrados por la familia y 16 por miembros de las fuerzas armadas y policiales del Estado.

Abuso Sexual

El informe también indica que el 86% de los exámenes médico legales por presunto abuso sexual, se realizaron a personas entre los 0 y los 17 años. El agresor, en el 88% de los casos, se identificó como una persona cercana a la víctima, como  familiar; conocido, amigo y pareja o ex pareja.

Durante el año 2016, Medicina Legal registró 21.399 exámenes médico legales por presunto delito sexual en Colombia. Según el sexo de la víctima, el 73.9% eran mujeres, y según la edad, el 86% eran niños, niñas y adolescentes.

Las mujeres más afectadas están entre los 10 y 13 años, y los hombres entre los 5 a 9 años. El abuso sexual es un delito gravísimo en el cual el agresor, dependiendo de la condición de la víctima, toma ventaja de su posición de superioridad, ya que las niñas son los más vulnerables por su indefensión física, emocional, económica frente a quienes deberían protegerlos con prioridad absoluta como su familia.

Violencia intrafamiliar

Lamentablemente el escenario familiar se ha convertido en el lugar donde los niños y niñas han experimentado algún tipo de violencia. Durante 2016, el sistema forense colombiano conoció 26.473 eventos de violencia ocurridos en el contexto familiar, el 38% de las víctimas fueron niños, niñas y adolescentes para un total de 10.082 casos.  Los menores entre 10 a 14 registraron la violencia más frecuente, con el 33% de los casos. Padres y Madres, son los principales agresores.

La violencia que se presenta dentro de familia es un fenómeno complejo,  porque viene ligada por las perspectivas históricas y los factores culturales, es decir la población colombiana  mira las acciones violentas de una forma educativa, por ejemplo las palmadas, golpes y pellizcos.

Las victimas suelen ser agredidas por las mismas personas que conviven. Los resultados revelaron que el 29.9% los victimarios suelen ser los padres y en las madres presentó un 28.1%.

Los diez Departamentos con las tasas más altas por cada cien mil habitantes de violencia intrafamiliar fueron: Casanare, Bogotá, Meta, Guaviare, Arauca, Cundinamarca, Amazonas, Boyacá, Quindío, Santander y el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. En la siguiente tabla se muestran  municipios con más violencia intrafamiliar en tasas altas:

violencia intrafamiliar

Municipios

Departamentos

Cácota

Norte de Santander

Sasaima

Cundinamarca

Paz de Ariporo

Casanare

Pachavita

Boyacá

Almeida

Boyacá

Garagoa

Boyacá

Chivor

Boyacá

Sogamoso

Boyacá

El Castillo

Meta

Pasca

Cundinamarca


¡Hacer visible lo invisible!

Es vital incorporar medidas colectivas urgentes ante este fenómeno, ya que  a violencia hacia los menores no sólo genera heridas físicas, sino que deja secuelas mentales de por vida, ya que en mucho de los casos compromete su capacidad para aprender y socializar.

Según la OMS, “toda violencia contra los niños, y en particular el maltrato infantil en los 10 primeros años de vida, constituye un problema en sí mismo y un importante factor de riesgo de otras formas de violencia y problemas de salud a lo largo de toda la vida. Asimismo se ha calculado que los abusos sexuales en la infancia explican aproximadamente un 6% de los casos de depresión, un 6% de los casos de abuso/dependencia del alcohol y las drogas, un 8% de los intentos de suicidio, un 10% de los casos de trastorno de pánico y un 27% de los casos de trastorno de estrés postraumático”.

Igualmente se tienen en cuenta a través que los malos tratos físicos, los abusos sexuales y otros acontecimientos adversos en la infancia se relaciona con el consumo excesivo de tabaco, los trastornos alimentarios y los comportamientos sexuales de alto riesgo, que a su vez están relacionados con algunas de las principales causas de muerte, como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Se sabe que la violencia va creciendo, se inicia con el zarandeo del bebé y los gritos, pasa por las palmadas y termina en lesiones graves e incluso en la muerte.

 

 

Comentarios