Diario del Huila

Visita al ‘Huilasic Park’, museo prehistórico

Ago 25, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Comunidad 5 Visita al ‘Huilasic Park’, museo prehistórico

DIARIO DEL HUILA, COMUNIDAD

Por: Hernán Guillermo Galindo

José Ricardo Garrido lleva construyendo paso a paso su propio museo, el que atiende junto a su esposa e hijas. Él quería ser presidente o tener un museo. Lo primero no fue, pero el segundo deseo lo hace realidad todos los días.

José Ricardo Garrido, neivano de pura cepa, forjó varios sueños de niño, ser presidente o tener un museo, el segundo se le hizo realidad. Con sus propias manos y con mucho esfuerzo en los bajos del monumento a La Gaitana moldeó todos los especímenes de la prehistoria. Él mismo como anfitrión recibe a los visitantes vestido al estilo ‘Indiana Jones’.

Garrido del Museo Prehistórico de la ciudad de neiva dice que desde pequeño supo y tenía la inclinación hacia las artes plásticas. “Mi profesión era radio técnico, profesión que le aprendí a mi padre Guillermo González. Tenía agilidad en las manos para moldear la plástica siempre haciendo figuras de animales. Es toda una vida en el arte visionario en animales prehistóricos”, sostiene.

Mientras iniciamos el recorrido y la entrevista llama la atención que su vestimenta es la de ‘Indiana Jones’. Adicional, este hombre de película toma con su mano derecha un látigo y lo azota con fuerza contra el piso. Por poco salimos corriendo.

Nos tranquiliza y continua con su historia de vida: “A partir de la edad de 16 o 17 años me dediqué a hacer todos los animales, llegué a tener tantos animales en la casa paterna, en el barrio El Jardín, que los vecinos dijeron que hiciéramos esa labor, que pusiéramos un museo para atender esa necesidad de abrir un espacio distinto y aquí estoy desde la administración del gobernador Jaime Bravo Motta, que me cedió el espacio en donde estamos ubicados”.

¿Cómo le nació la vocación?

Yo fui a la escuela hasta segundo año, aprendí a leer y a escribir. “Todo lo he aprendido de manera empírica, no hice primaria, aprendí a leer y escribir, pero estoy terminando mi bachillerato. Tengo también mi tarjeta de profesional como artista expedida por el Ministerio de Educación, que es la 2019”.

¿Cuánto duran con el museo en El Jardín?

Ahí abrimos cuando me casé con mi esposa Nancy Galindo, hace como 29 años, estuvimos en Bogotá en la Casa Fiscal del Huila, en el Parque Nacional, luego regresamos al Pueblito Huilense donde comencé y de a poco y en silencio me puse a organizar el museo. Entonces me dieron este lugar que era un hueco, se sacó la tierra. En eso me colabora el Batallón Tenerife con veinte soldados, aquí llevamos más de veinte años.

En el lugar en la parte baja del monumento a La Gaitana, en el Malecón del río Magdalena de Neiva, junto a Nancy Galindo Cortés, su esposa y sus dos hijas, Jesica y Daniela, atienden a los turistas que llegan al monumento del que dice es la pepa del anillo turístico del Huila.

Las hijas desempeñan labores como atender la taquilla, servir de guías, mientras él es el de relaciones públicas, anunciando y atendiendo el museo desde la parte de afuera”, dice.

Sobre la esposa dice que se quería casar con una americana, pero le toco una colombiana humilde y sincera con la que lleva ya casi treinta años en el camino de la vida. Sobre las hijas agrega que Jessica es profesional en sistemas, tiene tecnólogo en diseño gráfico y Daniela estudia en el Sena turismo. Está haciendo las pasantías, agrega Garrido.

En ese retroceso en los recuerdos, José Ricardo relata que su padre tuvo muchos hijos por lo que él tiene hermanos en varios lugares de Colombia e incluso en el exterior. “Algunos de mis hermanos viven en Estados Unidos y otros en Italia.

“En los tiempos de mi padre no era como ahora para lo de la comida. Se llegaba a una finca y le decía lleve ese racimo de plátanos, o lo que se produjera en el lugar por lo que el tema de la comida no era complicado”.

 

¿Volviendo a su vida como escultor y artista se puede decir que vive de esto?

Me he sostenido gracias a Dios, le he dado estudio y comida a mis hijas, he conseguido lo del vestido y lo necesario, pero no se puede decir que uno se enriquece a través de esta labor, comenta con nostalgia. “En Colombia es muy poco lo que se apoya el arte”, agrega.

¿La gente visita el museo o como muchos dicen, esto es una locura?

“Soy loco, pero no deschavetado, que son dos cosas bien distintas, las cosas buenas nacen de las cosas sencillas, para ser extraordinario hay que ser sencillo por lo tanto tratamos de hacer lo mejor que se pueda. Los harapos no son los que cubren al monje que la gente camine mano sobre mano y no por eso debemos bajar la cabeza.

Vienen los colegios, es muy esporádico porque no hay dinero para una publicidad eso tiene un costo. Juan Cárdenas García, de la emisora Alfa estéreo, me apoya sin ningún tipo de interés, a veces lleva lo de la gasolina de la vieja Ford, y Gerardo García Aldana, lo mismo que Luz Marina Aldana, son de los pocos que me apoyan.

“Como le decía, en Colombia el apoyo al arte es muy poco y esporádico no es como en Europa en donde se puede vivir y aprender del arte en países como Italia o Francia”, agrega.

“En mis tiempos de juventud tuve la oportunidad de conocer Europa, estuve en Zúrich, en Italia, en Londres, mis cuñados me llevaron a pasear y a conocer en esa oportunidad.

“Yo vivo aquí es algo triste pero no de morir, de todas maneras, la vida es de lucha y sin lucha no se tiene nada y yo he podido luchar para sacar a mis hijas adelante la mejor herencia que se puede dejar a un hijo es un buen recuerdo y el estudio, por lo tanto hay que dejarles ese buen recuerdo.

“Soy de Neiva, autentico, nací en el barrio Caracolí y me crie en el barrio El Jardín. Ayudé a construir el ‘Lara Bonilla’, por un lote que tenía un hermano. No he podido conseguir casa y espero que todos quienes leen el Diario del Huila me apoyen.

“Tengo 57 años de edad, bien vividos, sin quitarle un peso a nadie porque todo el que le quita un peso a otro lo paga siete veces, de pronto uno como muchacho no entendía eso, pero nosotros que somos maduros entendemos que hay que hacer todo despacio y con buena letra”, manifiesta.

‘Indiana Jones’ de Neiva pide que le apoyen en su emprendimiento de toda la vida que los colegios hagan la visita al museo, que las autoridades en especial las de la cultura apoyen esta labor y que el museo pueda crecer y de paso sea lugar de visita obligada de las instituciones educativas para seguir creciendo en este sueño que desde siempre ha alimentado a lo largo de su vida.

¿Cómo se ve a futuro?

“Quiero ser alcalde de Neiva porque la inocencia de un niño proyecta los sueños. Mamá lavaba ropa, mi mamá se tropezaba en el camino y yo le decía; mamá cuando sea presidente yo le pavimento el camino. Cuando usted es presidente no manda a la mamá a lavar la ropa, la tiene como una joyita”, concluye.

Tal vez te gustaría leer esto