Lo hace después del aval otorgado por MinSalud relacionado con protocolos de bioseguridad para la recolección de firmas.

Son 67 procesos de revocatorias de mandatos a alcaldes que la Registraduría Nacional del Estado Civil reanudará en las próximas horas luego del reciente aval del Ministerio de Salud a la implementación de medidas de bioseguridad para la recolección de firmas.

Estas medidas se encuentran contenidas en la resolución 666 de 2020 que a su vez se encuentra modificada por las resoluciones 223 y 392 ambas de 2021, que tienen como propósito establecer, además de las órdenes de bioseguridad, los cuatro componentes generales para disminuir el riesgo de contagio, como son: el lavado y desinfección de manos, el distanciamiento físico (2 metros entre persona y persona), los espacios con adecuada ventilación, y el uso correcto del tapabocas de manera obligatoria.

Al entregar el aval, el ministerio de Salud le recordó a la autoridad electoral que los protocolos debían seguirse al pie de la letra con el fin de evitar el aumento de contagios, dado que la actividad de recolección de firmas podría incidir negativamente en los números nacionales.

Es de destacar que a marzo fueron reportados 67 procesos de revocatoria que ya surtieron el paso de las audiencias organizadas por el CNE.

No obstante, la Misión de Observación Electoral (MOE) solicitó ante el ministerio del Interior convocar a la comisión Nacional de Seguimiento Electoral para que ésta otorgue las garantías necesarias para los procesos electorales y la recolección de firmas.

La MOE afirmó que, si bien hay una emergencia por la pandemia causada por el nuevo coronavirus, las demoras en las que han incurrido los procesos de recolección de firmas no son justificables.

En comunicado allegado a medios, la Misión declaró que: “La organización electoral no adelantó ninguna acción de previsión de las condiciones que deben tenerse en cuenta para estos procesos, generando una afectación al derecho de participación ciudadana”.

De acuerdo con Alejandra Barrios, directora del MOE, existe una “desconfianza generada por la organización electoral tras los recientes cambios realizados para este proceso”, por lo que hizo un llamado al Gobierno Nacional para convocar un seguimiento riguroso, mas cuando existe un aval de la autoridad sanitaria para proceder en la recolección de firmas.

Son cerca de 70 procesos los que permanecían a la espera de que la cartera de Salud y de la directriz para la recolección de firmas y que la Registraduría Nacional, con base en ella, entregue los formularios. Según la Ley 1757 de 2015, los mandatarios municipales y departamentales podrán ser revocados hasta 18 meses antes de terminar su administración. En ese orden de ideas, el plazo sería junio de 2022.

Para recoger las firmas el plazo es de seis meses, si bien el Consejo Nacional Electoral podrá extender tres meses más dicho lapso. Y el mayor impedimento para lograr dicho objetivo son las restricciones por la pandemia, en especial las más drásticas, como las adoptadas en este tercer pico por el Gobierno nacional y las autoridades locales.

Sin embargo, el ministerio de Salud dejó en manos de cada alcalde de la ciudad o municipio donde se realice esa recolección de firmas, la última palabra: “Se les recuerda que en cada territorio se debe tener en cuenta las medidas restrictivas que se adopten para la contención de la trasmisión del virus, de acuerdo con el comportamiento epidemiológico del mismo”.

Se espera que los comités de revocatoria sean convocados por la Registraduría para informarles de este avance ordenado por el MinSalud.