DIARIO DEL HUILA, CIUDAD

Por: Hernán Galindo

El nuevo proyecto de acto legislativo para instaurar el sufragio obligatorio en Colombia, fue presentado por el representante del Partido Cambio Radical por el departamento de Bolívar, Jorge Benedetti, quien insiste en la iniciativa pues la misma fue archivada en la pasada legislatura.

Cuando estamos a menos de 8 meses de que se produzcan las elecciones legislativas y 10 de las presidenciales, fue radicada una reforma constitucional para que el voto sea obligatorio, so pena de una sanción pecuniaria, medida que operaría por 12 años. En las dos últimas décadas se han presentado sin éxito en el Congreso varias iniciativas de este tipo, principalmente por parte de parlamentarios. También fue incluida en un proyecto gubernamental de reforma política.

Diario del Huila retornó a la calle para preguntarle a los neivanos qué piensan de esta iniciativa del legislativo que se ha hundido en varias oportunidades, pero que ahora se presenta con el argumento que el voto, así como es un derecho también es un deber. Sin embargo, esto último en la práctica se queda en el papel, es decir en la Constitución, teniendo en cuenta los altos niveles de abstención que se presentan elección tras elección por encima del 50%.

Los neivanos están divididos, algunos creen que sería una manera de controlar de un lado el abstencionismo y de otro el alto grado de corrupción y compra de votos que se denuncia en las regiones

Víctor Félix, estudiante de derecho de la Universidad Cooperativa indicó que está de acuerdo pero que votemos todos en blanco y así terminar con muerte política a los actuales congresistas, no debe seguir uno solo, sostiene. “Se robaron las elecciones de la consulta anticorrupción, así que poco se puede esperar de un proceso electoral, sea con voto obligatorio o no”, concluye.

La que interviene ahora es, Patricia Ortiz, una empleada de una entidad bancaria: “Voto obligatorio claro que sí, pero además que los congresistas solo asistan máximo dos periodos. Que haya una reducción de sueldos de los altos funcionarios. Sueldos máximos de 10 salarios mínimos, quitar pensión vitalicia a presidente, congresistas, que asuman sus gastos personales. Además, que haya una reforma administrativa al Estado y este país empieza a cambiar”, agrega.

El nuevo proyecto

El nuevo proyecto de acto legislativo al que se hace referencia para instaurar el sufragio obligatorio en Colombia, fue presentado por el representante del Partido Cambio Radical por el departamento de Bolívar, Jorge Benedetti, quien insiste en la iniciativa pues la misma fue archivada en la pasada legislatura.

«Buscamos lograr la reglamentación legal del deber de votar, como un deber obligatorio durante un periodo de 12 años. Con esto, queremos combatir la abstención electoral, proteger los recursos públicos destinados a las elecciones y buscar mayor gobernabilidad», explicó el representante Benedetti.

Agregó que la nueva iniciativa presenta algunos cambios respecto al anterior proyecto, pues «con la ayuda de distintos académicos, sectores sociales y otros congresistas logramos nutrirlo y hacerle algunas modificaciones. Justificamos por qué la ley sí puede reglamentar la obligatoriedad del deber de votar, y ya no será la Registraduría quien reglamente este acto legislativo sino el Consejo Nacional Electoral», dijo.

El citado proyecto de reforma constitucional recuerda que a partir del censo electoral se define la cantidad de puestos de votación, de mesas a instalar para los comicios y la cantidad de tarjetas electorales que se deben imprimir.

En ese sentido agrega que el censo electoral para las elecciones de 2014 fue de 32.975.158 personas. Se emitieron 34.088.000 de tarjetas electorales, entre ordinarias, braille y tarjetas pedagógicas. Se instalaron 89.389 mesas de votación en 10.642 puestos. En total se destinó un presupuesto de $219.897.881.299 para la organización de la primera vuelta.

Sin embargo, el porcentaje de abstención fue del 60.07%. Solo 13.185.402 colombianos asistieron a las urnas.

Se queda a la espera de qué sucederá con esta nueva iniciativa de voto obligatorio, sin embargo, vale recordar que por tratarse de un proyecto de reforma constitucional requiere de ocho debates, que si le dan discusión podría tomar su trámite prácticamente este segundo semestre.

Además, requeriría una posterior ley estatutaria, por lo que no alcanzaría a ponerse en práctica en las elecciones legislativas y presidenciales del año próximo.

Nos trasladamos a otro sector de la ciudad, en cercanías a la Universidad Surcolombiana y recogemos otros conceptos de los neivanos sobre este acto legislativo, que de ser aprobado no se podrá implementar en las elecciones de 2022.

“Yo no entiendo cuál es el afán de volver todo obligatorio el gobierno y el mundo se le olvidó el término derecho humano y libertad de culto expresión y decisión está gente dictan sus leyes y se suscriben en convenios para después no cumplir con ellos? Ahí está latente el tema del covid y la vacunación obligatoria y ahora lo mismo insisten en voto obligatorio”, opina Carlos Cuartas un estudiante de derecho.

“Así es interviene Claudia Dussan una licenciada en preescolar todo lo vuelven obligatorio y miren que están obligando a la gente a vacunarse. Y por qué más bien no le crean conciencia a la gente sobre su responsabilidad consigo mismo y con su familia. ¡La libertad de conciencia es la decisión de no participar en actos de gobierno eso es una libertad que nos otorga el mundo! Colombia se volvió una Venezuela?”, se pregunta.

Hugo Martínez, un pensionado del antiguo seguro social indica que le parece excelente, “ojalá prospere, pero no con estos legisladores que saben que no les conviene, porque no pueden comprar a todo el mundo, pero es la mejor forma de controlar la compra de votos, pero con los actuales no creo que pase, ya que son corruptos en su mayoría”.

Otro argumento tiene que ver con los recursos que reciben los congresistas una vez elegidos por los votos obtenidos. “¿Sabían que, por cada voto a favor de un candidato, le representa en dinero? En eso es lo que están pensando esas ratas del Congreso, en que les van a representar más y más platica para el bolsillo de esos buenos para nada”, sostiene Hernán Perdomo un profesor de matemáticas.

“En países como el Perú, al que no sale a votar, lo multan; son como 100 soles. Eso ayuda a responsabilizar al pueblo de las decisiones políticas y a acabar con los voticos a cambio de favores o beneficios, argumenta Catalina Pulido, enfermera de profesión y agrega: Sería grandioso que el voto sea obligatorio, algo que hay de cierto es que muchos de los que protestaron no fueron a votar. El bajo número de voto en los jóvenes es penoso por ello debería ser obligatorio y poner una multa de un millón de pesos a quienes no voten”, concluye.

Países con voto obligatorio en América

Argentina, Bolivia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay.

“Vuelve y juega”; se abre debate sobre el voto obligatorio

El acto legislativo se argumenta sobre la base del voto como derecho, pero debe ser también un deber.