jueves, 15 de noviembre de 2018
Zona franca/ Creado el: 2014-02-16 08:58

ZONA FRANCA

AlianzaEl DIARIO DEL HUILA acaba de sellar una alianza estratégica con la Revista Nueva Imagen Colombiana, que dirige la periodista huilense Margarita Suárez Trujillo, a través de la cual ambos medios buscan fidelizar a sus clientes.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | febrero 16 de 2014

El acuerdo permite que la revista circule con el Diario del Huila el 28 de febrero, día en que además se hará un coctel para presentar la sede norte y varios de los nuevos productos de DH Soluciones, como DH Radio, el Magazine de TV Nueva Imagen Colombiana y los nuevos contenidos de las páginas web de la empresa editora. Para darle más brillo al compromiso, esta vez la edición No. 13 de la revista tendrá 100 páginas, como siempre a todo color y con formato tamaño carta.

 

Carlos Julio en La U

El miércoles por la noche la noticia en La U no fue la apertura de la sede de campaña al Congreso en Neiva. El hecho político fue la presencia de Carlos Julio González Villa, tomándose fotos con el jefe del partido en el Huila, el senador Jorge Eduardo Géchem. Eso evidencia que definitivamente Carlos Julio abandonó el liberalismo, “por los malos tratos”, descartó el uribismo y Cambio Radical y aspirará a la gobernación por La U. En el encuentro estuvo junto a su hermana Cielo, en la confirmación del reagrupamiento de la colectividad que la avaló cuando fue mandataria departamental.

 

‘Delfín’ conservador al agua

Un ‘delfín’ se alista para subir al ring en la disputa por la alcaldía de Neiva en las elecciones del año entrante. Juan Sebastián Lozada, hijo de Jaime, exgobernador del Huila, estaría en el abanico de candidatos por el conservatismo. Claro que se quiera o no, la decisión de Tatán, a quien le han aconsejado hacer primero el ejercicio del cabildo, estará supeditada a cómo le vaya a su hermano Jaime Felipe en la aspiración a la Cámara, también sin haber pasado por ninguna corporación de elección popular.

 

 Excesos en Electrohuila

Se anuncia con anticipación el primer debate de control político en las sesiones ordinarias de la Asamblea que inician el primero de marzo. El diputado Raúl Rivera viene preparando una citación al gerente de Electrohuila, Julio Alberto Gómez, para que responda y aclare las denuncias del sindicato de la empresa en relación con los “desbordados” salarios de algunos funcionarios y directivos. Para el dirigente de La U, ese tipo de excesos no se compadece, cuando los huilenses pagan unas de las tarifas de energía más costosas del país, teniendo una hidroeléctrica y otra en construcción. Otras voces insisten en que en el debate se debe incluir el mal servicio (constantes apagones) que a diario tienen que padecer los huilenses.

 

Inconformes

Así se encuentran los ‘tres mosqueteros’ luego que se destapara el acuerdo celebrado entre Julio Cesar Triana y Héctor Javier Osorio, en el que el primero se compromete a apoyar a Osorio a la Cámara y donde Osorio anuncia que trabajará duro para que Triana sea el sucesor de Pedro.

Los mosqueteros indignados (Ramón, Hoyos y Navarro) se sintieron como ‘margaritas’ (desojados y hasta burlados) al punto que uno de los tres dijo en una reunión de amigos que se sintió “manoseado”, que lo dejaron “vestido y alborotado”… el rumor fuerte es que por lo menos uno de los tres mosqueteros ya amenazó con retirar su apoyo a la candidatura de Osorio, algo que parece no asusta para nada al exalcalde de los neivanos, a quien le va bien en su aspiración a la Cámara según las encuestas…

 

Triana y su fanaticada

Entonces queda claro que el exdiputado y exgobernador del Huila, Julio Cesar Triana, a quien hemos visto muy activo, recorriendo las comunas de Neiva en compañía de Larissa -su carismática esposa- y de varios de los líderes del partido de La U, va con todo por la alcaldía. Triana quedó bien posicionado en una de las encuestas que hizo el partido de La U y lo que aseguran es que dese ya tiene el apoyo, no solo de Pedro Suárez, sino del senador Géchem y de toda la dirigencia de La U.

 

 Sin amenaza de fraude electoral

Parece que quedaron atrás los tiempos en que hacer política en el Huila era un riesgo o no había las suficientes garantías democráticas para los candidatos y movimientos. Así se concluye del reciente informe de la Misión de Observación Electoral, MOE, sobre las amenazas a los comicios de marzo. Según los datos presentados entre los departamentos con mayor número de municipios en riesgo de fraude en Senado no aparece el Huila, algo que genera tranquilidad.

 

Donde sí hay riesgo

Un aumento del riesgo de irregularidades del 38 por ciento en las próximas elecciones para el Congreso reportó la Misión. En la lista aparecen Amazonas, Arauca, Guainía, Caquetá, Norte de Santander, Córdoba, Atlántico, Nariño, Meta, Antioquia y Sucre. La Registraduría en el Huila no ha informado de traslados masivos de electores y la fuerza pública no ha señalado sitios vedados para hacer política o del cierre o traslado de lugares de votación.

 

Víctima de vandalismo

El representante y candidato a la Cámara Carlos Augusto Rojas está preocupado por los actos de vandalismo que ha sufrido su campaña. Según el reporte, en las pasadas dos semanas le tumbaron 14 pasacalles y una valla fue destruida, afectando su publicidad exterior en los municipios de Garzón, Pitalito y Neiva.

 

¿Quién sería el responsable?

No se sabe, pero ya hay pistas de los actos mal intencionados y sucios. Los amigos de Rojas ya dicen en coro: ¡Dejen jugar a Llamarada!, quien ha venido haciendo una campaña silenciosa y sin muchos recursos, y proponiendo una ‘batalla’ pero de ideas.

 

No es el único

Lo grave es que no es la primera campaña en el Huila que se queja de ese tipo de saboteo que empaña la contienda democrática y pacífica. Ya la candidatura del liberal Guillermo Rivera había denunciado la destrucción de publicidad estática en distintos lugares. También otras aspiraciones, como se ve en las calles y vías, han soportado daños, aunque menores y no de manera sistemática como las antes enunciadas.

 

“Así se engañó al jurado”

A propósito de la celebración del Día del Periodista y de la entrega del premio Reynaldo Matiz Trujillo, el exgobernador Julio Cesar Triana hizo una grave denuncia que debería poner a pensar a los honorables concejales de Neiva sobre la vigilancia que deben hacer a los trabajos que se postulan al concurso, esto para que no les metan “gato por liebre” y para que el importante evento no se siga desprestigiando.

 

La denuncia

Dice Triana que la columna de opinión galardonada está plagada de inconsistencias y sustenta su denuncia en un documento oficial emitido por la Contraloría General de la Nación, auténtico y bien reciente.

 

Inflada y malintencionada

La columna se refiere a los 2 meses y siete días que Triana ocupó el cargo de Gobernador ante la salida abrupta de Cielo González Vila.

“Algunas de las contrariedades evidenciadas entre el balance entregado por el periodista y la Contraloría General, están el número de contratos celebrados que fueron 267 y no 407 como sostiene la columna; el monto de recursos propios invertidos en ese periodo correspondió, según la auditoría llevada a cabo por el ente de control, a $40.000 millones y no a $80.000 millones como lo dijo la columna ganadora. Además, la adjudicación del contrato para la segunda etapa del Parque de la Música no la realizó Julio Cesar Triana, es más a la fecha no ha sido adjudicado.

 

Un dato curioso

Dice Triana (y confirmamos que así es) que curiosamente el periodista autor de la columna galardonada es hoy contratista de la Gobernación del Huila, a través de recursos de salud pública de la Secretaría de Salud Departamental, en calidad de asesor en comunicaciones, “…lo que me hace suponer, indudablemente, que el periodista que escribió la columna con base en un informe errado y sin esperar los hallazgos de la investigación de la Contraloría, lo hizo no como una crítica con la intención de generar opinión pública, sino llevado por el descontento de tener que haber esperado casi un año, para que le llegara el momento de contagiarse de la contratitis del actual gobierno… Al Premio Reynaldo Matiz, también le hicieron conejo”.

Si ese es el mejor columnista de la región… ¡cómo será el peor! Además es bueno preguntarse: ¿a quién le estaría haciendo el mandado el señor columnista? Y ¿cuáles fueron realmente los criterios del jurado calificador? Aparentemente son periodistas con “experiencia” y “grandes investigadores” que no se pueden dejar meter cuentos. Uno es director de un canal de televisión, el otro es editor adjunto de El Tiempo y la otra subdirectora de RCN La Radio.

 

Entre los grandes

Felicitaciones de empresarios, dirigentes gremiales, columnistas y académicos ha recibido DIARIO DEL HUILA por la nominación de que fuera objeto el pasado lunes en el evento denominado “La noche de los mejores” en donde se entregó el Premio Nacional de Periodismo Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB) en sus diferentes categorías.

Esta casa editorial participó en la categoría Prensa Escrita con el compendio “Escritos de paz” y fue finalista al lado de Jorge Guarnizo Álvarez, con el trabajo “La escuela minada” (Revista Don Juan) y Nelson Freddy Padilla con “Viaje al paraíso maldito” (El Espectador y ganador de la categoría).

 

Jurado de lujo

El Premio Nacional de Periodismo CPB contó este año con un jurado de lujo: Cecilia Orozco Tascón (presidenta), Adriana Vega Velásquez, Daniel Samper Pizano, Antonio Pardo García, Darío Arizmendi Posada, Rodrigo Pardo García-Peña, Fidel Cano Correa y José V. Arizmendi C. (secretario). Además, un prejurado conformado por prestantes periodistas regionales y nacionales hizo la selección inicial de los trabajos.

 

Curiosidades

Qué curioso que este compendio de crónicas, informes y entrevistas fuera tenido en cuenta y evaluado positivamente por jurados de altas calidades y haya quedado finalista en un concurso que esta vez recibió 352 postulaciones de medios de comunicación y periodistas de todo el país, mientras que en una convocatoria promovida por el Concejo de Neiva, con menos participantes, fue prácticamente menospreciado.