sábado, 17 de noviembre de 2018
Zona franca/ Creado el: 2014-03-08 05:44

Zona franca

Ni muConsultado Pipe sobre la nueva adhesión a su campaña, dijo que prefería guardar silencio. Lo propio hizo el senador Carlos Ramiro Chávarro y la cabeza de Integración, el muy polémico y radical José Antonio Gómez Hermida.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 08 de 2014

El acróbata de la Política
La nueva movida política de Jorge Fernando Perdomo parece que solo le gustó a él. Su anuncio, a menos de 48 horas de las elecciones, de abandonar las toldas de Carlos Augusto Rojas para adherir a las de su pariente, Pipe Lozada, fueron vistas como otro de sus acostumbrados saltos al vacío, una voltereta más que confirma que para el doctor Perdomo, la política es más que dinámica, es un completo circo donde él es el acróbata.

Inconsulto

Zona Franca conoció de primera mano que, contrario a lo que dijo Perdomo, jamás hubo una reunión entre Pipe Lozada y él y mucho menos un encuentro con Gómez Hermida y Chávarro. Lo que sí pasó es que coincidieron la semana pasada en un restaurante, justo el día en que Perdomo y Llamarada rompieron relaciones. En ese instante, en un salón adjunto, Gómez Hermida daba directrices a Pipe y Chávarro sobre la cosa política, sin imaginar que en el mismo restaurante se estaba cocinando semejante entuerto.

¿Qué le pasa a Perdomo?

En Integración Conservadora y en general en el ámbito político, hay extrañeza por su actuación, poco acorde a lo político. “Bajarse del barco dos días antes de las elecciones solo lo hace Perdomo”, dijo en una reunión privada Gómez Hermida, quien calificó la inconsulta adhesión a Pipe Lozada como “el abrazo del oso”.

“Cruzada perversa y diabólica”

Y desde la otra orilla habló Carlos Augusto Rojas, quien no escatimó calificativos para señalar a las cabezas de Integración como las artífices, no solo de la salida de Perdomo de sus toldas, sino de poner todas las trabas para evitar su reelección. Asegura que el primer palo sobre la rueda fue la designación de Pipe Lozada como candidato a la Cámara.

///////////////// 

No va más

El senador Rodrigo Villalba sigue insistiendo que en esta vez sí es la última. En cuanta entrevista que concede, recalca que será su último periodo como senador y que pasado el cuatrienio, se retira para hacer política, pero desde la sombra. Su insistencia radica en que poco le creen, pues el mismo cuento lo echo en la pasada elección y mírenlo dónde anda.

Perfil de senador

Y ante la insistencia de quién será su sucesor, Villalba recalca que no será ninguno de sus hijos, ni parientes y aunque no descartó a su incondicional amigo Luis Enrique Dussán, se le ve inclinando la balanza para catapultar al gobernador Carlos Mauricio Iriarte, una idea que parece le está gustando al mandatario, quien no dice nada pero que sonríe mucho.