viernes, 21 de septiembre de 2018
Zona franca/ Creado el: 2014-08-10 06:32

Zona Franca

BlanqueadosY llegó el día y como era de esperarse, nada de nada. El presidente Juan Manuel Santos se posesionó para su segundo cuatrienio, dejando al Huila sin representación en el alto gobierno, algo que no debe sorprendernos, pues como dice el viejo adagio, “uno recibe lo que da”.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 10 de 2014

¿Cuenta de cobro?

No se puede denominar de otra forma. Electoralmente al presidente Juan Manuel Santos le fue muy mal en el Huila (tanto en primera como en segunda vuelta), incluso fue el Huila el único departamento del país donde en todos los municipios –sin excepción- ganó Óscar Iván Zuluaga, el candidato de Centro Democrático.

Grandes expectativas

Y ahora solo resta esperar que el presidente se compadezca de una región que está en crecimiento y que necesita del apoyo del Estado para mantenerse, con agravante que tenemos dos senadores menos (los dos cercanos al presidente Santos), lo que seguramente hará más difíciles las cosas.

Cero antropofagia

Hoy podemos decir que nuestra más grande cuota se llama Rey Ariel Borbón, cabeza del Incoder, aunque sabemos que está tambaleando gracias a la antropofagia que para el caso están lideran los rojos del Huila, especialmente uno de los mayores enemigos de Andrade.

Una posibilidad

Pero como la esperanza es lo último que se pierde, se conoció de muy buena fuente que el presidente Santos le habría prometido a Sergio Díaz Granados, actual presidente de la U, que si el senador Jorge Eduardo Géchem no lograba curul, que le daría un cargo nacional, al parecer una importante consejería. El rumor cobra fuerza, además porque Díaz Granados también está pendiente de su ‘pepita’ que incluso puede ser un ministerio o la cancillería.

//////////////////

¿Camarón que se duerme…?

Ojalá no le pase a nuestro querido senador Hernán Andrade, a quien si se le pregunta cómo estuvo la posesión del presidente Santos, la verdad no es mucho lo que puede decir, pues literalmente se durmió durante las dos horas que duró el acto. Ojalá el presidente no lo vea como un acto descortés -que sí lo fue- pues podría ‘dormirse’ a la hora de la repartición de la mermelada, esa que tanto le gusta a nuestro Senador.

Hasta roncó

Y muchos medios nacionales e internacionales lo registraron. Mostraron los pestañeos del Rey de España, las cerradas de ojos del presidente Rafael Correa y la dormida profunda del senador huilense Hernán Andrade Serrano. Dicen los que estaban cerca que nuestro insigne político hasta roncó, al punto que Roy Barreras tuvo que codearlo en más de una oportunidad para que no hiciera el oso.

Otras perlas

Y es que la ceremonia, muy sobria y elegante, sí estivo enmarcada por algunos lunares que deslucieron el importante acto. La descoordinación total en el desfile del presidente con los generales de las Fuerzas Militares, algo que todos vieron y que incluso fue objeto de evidente malestar por parte del mandatario. También el traspiés del mandatario al momento de subir las escaleras del Capitolio –casi se cae- y la pésima y desastrosa lectura del senador David Name, quien parece no fue el autor del discurso y ni siquiera se tomó el trabajo de releerlo antes del importante acto.

/////////////////////////////

La finca de Don Amín

Un escándalo de gran envergadura, donde los protagonista serían los alcaldes de Garzón, Guadalupe y el exalcalde de Altamira, Amín Losada, estuvo a punto de estallar esta semana, pero que para bien de los mandatarios fue aclarado con acuerdos municipales en mano.

Alquiler de maquinaria

Todo se originó tras la denuncia de varios habitantes de una vereda de Garzón, quienes con fotografías y filmaciones demostraban la forma en que volquetas, retroexcavadoras y  buldóceres, de propiedad de los municipios de Garzón y Guadalupe, se encontraban adelantando trabajos de construcción de lagos para el cultivo de peces y adecuación de vías internas en la finca de Amín Losada, director de un noticiero que se emite a través de  una emisora comunitaria de Altamira.

Algo olía feo

A los campesinos les pareció ilegal que la maquinaria de estas dos poblaciones, adquirida con dineros públicos -con el tributo de sus habitantes- se dedicaran a trabajos privados en vez de está arreglando las deterioradas vías terciarias de los municipios.

Los salvadores “acuerdos municipales”

La denuncia que iba rumbo a la Procuraduría Provincial de Garzón, para enlodar con varios procesos disciplinarios a los mandatarios Delio González y Charles Barrera, se frenó en seco cuando a los denunciantes les notificaron que existe un “acuerdo municipal” en las dos poblaciones que les permite a los manadatarios alquilar maquinaria para ejecutar trabajos a particulares.

¿Un rápido arreglo?

Es decir, los burgomaestres no han incurrido en ninguna violación normativa y para justificar el alquiler, las secretarias de vías de los dos municipios tienen los respectivos recibos de pago donde consta que don Amín ha pagado las horas de maquinaria. Otros dicen –los más malpensados- que el arreglo fue posterior, cuando se enteraron lo que les venía pierna arriba. Un abogado que conoció el tema resumió la situación en dos palabras claves: “Estas son las cosas en Colombia, que no son éticas pero son legales”. 

////////////////////////////

Espantado

Así quedó el exalcalde de Neiva y excandidato a la Cámara de Representantes, Héctor Javier Osorio Botello, cuando se estrelló de frente, en pleno recinto del Congreso, con la representante Ana María Rincón. Los que presenciaron el bochornoso instante, dicen que Héctor Javier se encontraba dialogando con algunos de sus amigos del Congreso, cuando de repente apareció Ana María. Dicen que su actitud fue de angustia, no sabía si saludarla, decirle “buenas” o “hasta luego”. El color de su rostro se enrojeció y luego palideció al punto que sus amigos pensaron que estaba experimentando una baja de tensión y se ofrecieron a llevarlo a la enfermería…

 

Despavorido

Al final Osorio dijo que se sentía bien, se despidió de todos y salió despavorido, como alma que lleva el diablo… Dicen que Osorio se encontraba en el Congreso intentando dialogar con el presidente de la Cámara para que notificara a Ana María que la demanda de perdida de investidura ya había sido admitida… lo extraño es que esa demanda –en teoría-  no la instauró él, ni él tiene nada que ver con eso, por lo menos eso es lo que ha dicho desde el primer día, cuando Ana María le ganó la curul en las urnas.

 //////////////////////

Sin cambios

La Asamblea del Huila sigue demostrando que no tiene voluntad de cambio, que a sus integrantes les asusta ajustarse a un reglamento que sin lugar a dudas le daría mayor credibilidad y altura a su trabajo,  hoy desprestigiado por las mañas y artimañas de la mayoría de sus integrantes.

Hundido proyecto prioritario

Y como lo manifestó Yílber Leandro Saavedra, director del Observatorio Ciudadano Asamblea Visible Huila, con el hundimiento del proyecto de Reglamento Interno lo que se comprueba es la falta de compromiso y responsabilidad de los integrantes de la Duma, de esos que elegimos en las urnas y que hoy dejan más dudas que tranquilidad.

Nada sirvió

El Gobierno Departamental incluyó en el decreto de las sesiones extraordinarias el proyecto de Reglamento Interno y prorrogó por dos días más las sesiones buscando que le dieran trámite a la misma, sin embargo, pesó más la decidía y la apatía de los diputados que siguen confirmando que el proyecto que le pondría orden al trabajo de los diputados, no les interesa.

Responsables e irresponsables

La iniciativa fue radicada por los diputados Raúl Rivera, Alfadil Ortigoza y Javier Alberto Collazos, sin embargo la Comisión de Asuntos Generales, presidida por la diputada Migdonia Patiño, no concretó en ningún momento una agenda de trabajo seria para abordar la iniciativa, ni se apropió del proyecto para darle estudio y aprobación.

¿Deben ser investigados?

Yílber Leandro Saavedra condenó la falta de compromiso de algunos diputados y dijo que su omisión no solo es un muy mal mensaje a la opinión pública sino que ralla incluso en la ilegalidad.  “La Asamblea del Huila fue llamada a sesiones extras a través de un Acto Administrativo que es de obligatorio cumplimiento, para realizar unas actividades allí expresadas, dentro de las que estaba el trámite de esta iniciativa. Independientemente de que lo aprueben o no, el proyecto debió cumplir su trámite, situación que nunca se dio. Estamos ante una labor no desarrollada pero que sí generará honorarios para los asambleístas”.