Sube el número de muertos que reclamaron mercados al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). La Unidad Anticorrupción asumió investigación de los 18.000 muertos que fueron beneficiados. Se estima que el total de casos sea de 50.000.

Desde la Contraloría hay molestia con la directora del ICBF, Lina María Arbeláez, por intentar confundir a la opinión publica al afirmar que «ningún niño muerto recibió mercados», argumentando el ente de control que fueron los acudientes de los niños quienes fueron beneficiados.