Jesús Alejandro Garzón, exasesor jurídico del Despacho del exprocurador Fernando Carrillo , fue enviado a la cárcel La Picota en las últimas horas. El exfuncionario es acusado de hechos de corrupción al interior del Ministerio Público .

Según el senador Richard Aguilar, Garzón lo intentó extorsionar a través de un chat, con la promesa de favorecerlo en un proceso. Según las pesquisas, a Aida Merlano y ‘Jesús Santrich’ les habría abordado para el mismo fin.

El exfuncionario tenía el beneficio de detención domiciliaria que se le otorgó el 27 de enero pasado, pero la decisión fue reversada por el Juzgado 54 Penal del Circuito de Bogotá, que lo cobijó con medida privativa de la libertad intramural.

El exasesor de la Procuraduría habría exigido 300 millones de pesos al congresista Richard Aguilar, a través de dos personas, con el fin de resolver a su favor un proceso disciplinario por el que, en primera instancia, fue sancionado cuando ejerció en otro cargo público en el año 2012.

“Esta persona, mediante un tercero, trató de comunicarme alertándome que iba a salir un fallo en mi contra y pidió una suma a cambio de que ayudara a sustanciar dicho fallo . Junto a mi abogado logramos comunicarnos con el señor procurador Fernando Carrillo, quien puso su equipo a disposición se hizo un trabajo articulado con la Fiscalía y Policía Judicial. Se hizo la denuncia y después de un tiempo de investigación se logró la captura. Él utilizó su cargo, la injerencia que podría tener y por eso procede a hacer la exigencia”, dijo el congresista.

Aguilar manifestó que la solicitud del dinero lo hizo a través de un tercero, con el que mandó un chat con una foto del proceso.

Garzón habría exigido altas sumas de dinero a otros funcionarios, a cambio de información privilegiada sobre los procesos que cursaban en su contra e incluso ofrecía cambiar el sentido de los fallos. Además del senador Aguilar, Aida Merlano y Jesús Santrich, habrían sido víctimas del funcionario, según conoció BLU Radio.