Mientras Miguel Ángel Vanegas Meléndez, de 40 años, era transportado de urgencia en una ambulancia a un centro asistencial por haber recibido dos impactos de bala, alcanzó a identificar a su asesino y luego murió.

Los hechos ocurrieron sobre la vía que conduce al desierto de La Tatacoa, cuando Cristóbal Tovar, en un hecho de intolerancia cuyos detalles no han trascendido, disparó en dos ocasiones con arma de fuego a Vanegas Meléndez.

Uno de estos proyectiles ingresó por eel abdomen y el otro por la muñeca de la mano izquierda, perdiendo la vida momentos después a causa de la gravedad de las mismas.

Gracias a la información suministrada por la comunidad de la vereda El Cusco, del municipio de Villavieja, se logró capturar a Tovar,  de 44 años, minutos después de perpetrar el homicidio.