Diario del Huila

Agricultores preocupados por el impacto de la inflación

Sep 20, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Economía 5 Agricultores preocupados por el impacto de la inflación
Advertisement

La inflación mundial, los aumentos en los costos de producción y la volatilidad en los precios de los alimentos están afectando profundamente al sector agropecuario en el Huila. Enfrentándolos a desafíos económicos y financieros significativos.

Diario del Huila, Economía

El sector agropecuario en el departamento del Huila está experimentando una creciente preocupación debido al impacto de la inflación a nivel mundial, que, según expertos, se espera que alcance un alarmante 15,9 por ciento en los ingresos de los agricultores en todo el mundo.

Para entender el alcance de esta problemática, es esencial analizar cómo se han desencadenado una serie de eventos desde el inicio de la pandemia que han impactado profundamente en el sector agropecuario a nivel global y, en particular, en el Huila. Armando Bermeo, representante de Dignidad Agropecuaria en el Huila, sostiene que esta situación tiene sus raíces en el inicio de la pandemia, cuando se desencadenaron conflictos a nivel nacional e internacional que afectaron gravemente la economía global y la de América Latina.

Uno de los sectores más afectados por esta crisis económica es el de los caficultores. Antes de la pandemia, los costos de los insumos se situaban en un rango de 70 a 80 mil pesos por bulto de abono. Sin embargo, en la actualidad, el precio de un bulto de abono ha superado los 200 mil pesos. Esto representó un desafío sustancial para los agricultores, quienes se vieron forzados a afrontar costos de producción significativamente más altos.

Afortunadamente, en la actualidad, estos precios están comenzando a descender, ya que las vías marítimas y los sistemas de transporte se han descongestionado, permitiendo que el negocio vuelva a fluir. Indicó Armando Bermeo, representante de Dignidad Agropecuaria en el Huila. Este alivio es una noticia positiva para los agricultores, pero la inflación sigue siendo motivo de preocupación para el sector agropecuario en su conjunto, que atraviesa una crisis de gran complejidad.

Los agricultores de otros cultivos, como la papa, el arroz, la caña panelera y los ganaderos, también están enfrentando situaciones angustiantes debido al aumento en los costos de los insumos. La situación se agrava aún más al observar que, en 2022, las ganancias de la banca nacional cayeron en un alarmante 47 por ciento en comparación con lo que va de 2023. Esto indica que la población está experimentando una disminución en sus ingresos y que cada vez menos personas están depositando sus recursos en los bancos. Esto puede atribuirse, en parte, a ciertas prácticas de los propios bancos que han erosionado la confianza de los agricultores y otros sectores.

¿Han servido las leyes?

Según Bermeo, la Ley de Insumos Agropecuarios, aprobada por el gobierno nacional con el objetivo de brindar descuentos a los pequeños y medianos productores que presentaran facturas, lamentablemente no se ha implementado como se esperaba. En el Huila, estamos a la espera de ver si finalmente se concretan las fábricas de abonos que los líderes gubernamentales han mencionado en repetidas ocasiones, pero que hasta la fecha no han visto la luz.

En cuanto a las manifestaciones previstas para el 27 de septiembre, señaló que el sector agropecuario en el Huila está dispuesto a respaldar la reforma agraria y a colaborar con las iniciativas del gobierno nacional, especialmente aquellas relacionadas con la paz. Aunque el Estado ha expresado su compromiso con la paz, lamentablemente, en el pasado reciente, el gobierno no logró implementarlas de manera efectiva.

Dentro de las consecuencias que trae el aumento de los costos de producción, se destaca la fluctuación en los precios de los productos agrícolas. El año pasado, el rubro de los alimentos experimentó diferentes presiones inflacionarias, en parte debido a coyunturas como la guerra entre Rusia y Ucrania, que afectó el suministro de alimentos en el mercado internacional.

En cifras

De acuerdo con un informe expuesto por ProducePay, una plataforma de comercio internacional de productos agrícolas, el precio de los fertilizantes ha incrementado entre un 36% y un 63%, y el costo del gasóleo también se ha elevado. Además, se espera que los gastos totales de producción aumenten en US$18.200 millones, lo que representa un 4,1%, hasta alcanzar la cifra de US$459.500 millones en 2023.

Este aumento en los costos de producción tiene un impacto directo en los ingresos de los agricultores. Según los expertos, se estima que el ingreso neto para la agricultura disminuya en US$25.900 millones, es decir, más del 15,9% en 2023, después de realizar el ajuste por inflación. Esto representa un desafío significativo para el sector agropecuario en un momento en el que la estabilidad financiera es esencial para el bienestar de los agricultores y sus familias.

Claudio García, director ejecutivo de Ventas para Latinoamérica en ProducePay, resaltó que no solo se encarecieron los insumos, principalmente los fertilizantes, sino que también incrementó el costo del transporte. La escasez y la falta de desplazamiento en las zonas portuarias han tenido una consecuencia directa en el precio de los alimentos. Esto ha generado una mayor volatilidad en los precios de los productos agrícolas, lo que afecta aún más la estabilidad económica de los agricultores.

Dentro de las consecuencias que trae el aumento de los costos de producción, se destaca la fluctuación en los precios de los productos, un mayor nivel de deuda para los agricultores y la limitada capacidad para el crecimiento y expansión del sector. La incertidumbre económica global ha creado un entorno desafiante para los agricultores, quienes se ven obligados a tomar decisiones difíciles sobre cómo administrar sus finanzas y mantener sus operaciones.

La disminución del poder adquisitivo del agricultor es una de las preocupaciones más apremiantes. Con costos de producción en constante aumento, existe una mayor dificultad para obtener un retorno de inversión de cada cosecha. Además, acceder a inversiones que mejoren la producción en términos de innovación tecnológica se ha convertido en un desafío aún mayor.

«Si bien los costos de producción de los alimentos han incrementado, también lo ha hecho la demanda de alimentos. Los agricultores deben hacer frente a este panorama económico a través de soluciones como la integración vertical, el acceso a nuevos mercados para la distribución de los productos y liquidez a través de fuentes de financiamiento que sepan y entiendan las necesidades enfocadas a la agricultura», señaló García.

El sector agropecuario en el Huila se encuentra en medio de una encrucijada económica, donde la inflación mundial y el aumento de los costos de producción están generando incertidumbre y desafíos significativos. Se espera que las medidas gubernamentales y las soluciones innovadoras sean clave para ayudar a este sector a superar estos desafíos y continuar desempeñando un papel fundamental en la seguridad alimentaria y el desarrollo económico de la región.

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?