Diario del Huila

Alteraciones del orden público

Ago 27, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Editoriales 5 Alteraciones del orden público
Advertisement

La sociedad colombiana, se encuentra muy preocupada por las alteraciones del orden público en algunas regiones del país. Por un lado, algunas organizaciones indígenas, desde que se posesionó el presidente Gustavo Francisco Petro Urrego, han empezado a bloquear algunos sitios estratégicos en algunas vías del país. Igualmente han empezado a invadir tierras y a destruir fincas con la mirada indiferente del gobierno nacional, que están generando conflictos entre los trabajadores de estas unidades productivas y los invasores. En el Cauca lo han denominado recuperación de la madre tierra a la invasión de tierras, que están generando destrucción a los cultivos cañeros y por consiguiente, desempleo en la industria azucarera. Bajo una cada vez más candente presión a terrenos en el norte del Cauca, en la zona donde hay cultivos de caña, gremios y comunidad han elevado alarmas por el derecho al trabajo y la propiedad privada.

Pese al llamado al diálogo por parte del presidente Gustavo Petro Urrego, los tropeles, entre comunidades nativas y diferentes sectores, se han multiplicado. Inclusive se han visto involucradas en los choques la población afro, que han empezado a bloquear diferentes vías para que los indígenas no entren a las fincas y los dejen trabajar.


Por fin, el gobierno del presidente Gustavo Petro, a través de su ministra de Agricultura, Cecilia López, hizo un enérgico llamado a los campesinos del país para que paren la invasión de tierras productivas en manos de privados, en medio de varios casos de este tipo que hay en el Colombia. Este mensaje oficial ha sido bien recibido por los diferentes gremios de la producción. Hay un tema básico, y es que hay que respetar nuestra Constitución y la normatividad legal. Hay necesidad de rodear la institucionalidad para detener estos abusos contra la propiedad privada. Está en juego la dinámica productiva y el respeto a las leyes colombianas.

Además, las amenazas del gobierno nacional para debilitar el accionar de la Fuerza Pública, impide que se contrarresten estas invasiones y bloqueos. Se respira un ambiente muy enrarecido y es un mal mensaje para la inversión extranjera y por ende, la recuperación económica positiva que ha tenido el país durante el presente año. No es un juego. Hay necesidad de decantar con sensatez y objetividad estos eventos que apenas se están gestando y que pueden conducir a una escalada grande contra las organizaciones empresariales.

En otras regiones del país, se empiezan a sentir estas acciones que atentan contra la propiedad privada. En estos momentos hay alrededor de 9 mil hectáreas afectadas por los indígenas. Lo anterior se debe parar o sino tendremos un tsunami de grandes movilizaciones sociales para atentar contra la propiedad privada del país. Esto no es un juego. Es una cruda realidad que tiene actualmente el país.

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?