Un llamado al Gobierno Nacional para buscar estrategias que permitan resolver el desabastecimiento de medicamentos necesarios para la sedación e hipnosis de pacientes que requieren atención quirúrgica, procedimientos diagnósticos, terapéuticos y cuidados intensivos, hizo este viernes la Coalición de Sindicatos de Anestesiólogos Colombia.

Eduardo Lema, presidente de la organización, anunció que es extremadamente preocupante la falta de estos productos en algunas regiones del país, más cuando se requieren con urgencia ante el aumento de las personas contagiadas con la covid-19, pero también de personas que por falta de seguimiento a los tratamientos médicos presentan deterioro en su estado de salud.

“En este momento hay instituciones en el territorio nacional donde no hay cómo realizar de manera adecuada y segura las atenciones que requieren los usuarios con estos medicamentos”, manifestó.

El directivo manifestó que la falta de estos sedantes no solo no afecta a los pacientes contagiados con la covid-19, sino que también a los que sufren enfermedades generales.

“No se trata de un hecho que afecta al paciente que padece covid-19 si no que afecta a pacientes en general, quemados, cáncer, politraumatizados, por mencionar algunos e incluso a motivado la suspensión de procedimientos electivos en algunas zonas del país”, subrayó.

Destacó que ante esta problemática se hace necesario adelantar una serie de acciones importantes que garanticen estos medicamentos.

“Respetuosamente le solicitamos realizar una revisión de la disponibilidad actual de los inventarios de medicamentos como Propofol, Tipental, Ketamina, Midazolam, Remifentanilo y Fentanilo en poder de laboratorios y distribuidores legalmente existentes en Colombia”, indicó.

Pero también están solicitando una evaluación de los precios de estos sedantes en el país.

“Es importante realizar una revisión del histórico de precio de venta de estos medicamentos de laboratorios a distribuidores y de distribuidores a instituciones, propendiendo para que las variaciones, si existen, estén en rangos razonables”, manifestó.

Dijo que también se deben asegurar las condiciones comerciales entre instituciones y distribuidores y entre distribuidores y laboratorios.

“Se tiene que evaluar que estas relaciones no se generen acciones no acordadas, como especulación y acaparamiento para motivar la accesibilidad de las instituciones a estos medicamentos”, sostuvo.

Los expertos ante las preocupaciones expuestas al gobierno nacional le pidieron además realizar contactos en otros países donde la disponibilidad sea suficiente, para facilitar acuerdos y rutas expeditas para la importación rápida, pero legal y controlada de estos medicamentos”, puntualizó.