La Sala Plena de la Corte Constitucional anuló el llamamiento a Ángela María Robledo para ocupar una curul señalando que la actual congresista incurrió en doble militancia, ya que debió haber renunciado a la plaza que ocupaba en la Cámara de Representantes por la Alianza Verde un año antes de inscribirse como fórmula a la vicepresidencia de Gustavo Petro, por Colombia Humana.

La decisión se tomó por 5 votos contra 4, con la participación de la conjuez Ruth Stella Correa, expresidenta del Consejo de Estado, ante el impedimento que presentó la magistrada Paola Meneses.

Robledo renunció a su curul por la Alianza Verde el 20 de marzo de 2018, cuando ya había formalizado ante la Registraduría Nacional su inscripción como candidata a la Vicepresidencia de la República por la coalición Petro Presidente. Por esa razón, incurrió en doble militancia.

Fue ese mismo argumento el que utilizó en abril de 2019 la Sección Quinta para anular la Resolución 1595 del 19 de julio de 2018 del Consejo Nacional Electoral en la cual se le otorgó una curul en la Cámara a Robledo. Según dijo el alto tribunal entonces, la prohibición de la doble militancia también aplica para quienes aspiren a la vicepresidencia.

Ante esa determinación, Robledo interpuso una tutela ante el mismo Consejo de Estado señalando que no se tuvo en cuenta que ella llegó a la Cámara no por haberse presentado al Congreso en las urnas, sino por el Estatuto de Oposición que permite que el segundo candidato presidencial con más votos tendrá una curul en el Senado, y su fórmula vicepresidencial, una en la Cámara de Representantes.

En marzo de 2020, la Sección Segunda del Consejo de Estado le dio la razón y le devolvió su curul en el Cámara argumentando que el fallo inicial había incurrido en el error de extender la inhabilidad por doble militancia a la regulación del derecho a la oposición.

La tutela fue seleccionada para revisión por la Corte Constitucional que confirmó la decisión inicial del Consejo de Estado y anuló su llamamiento al cargo de manera inmediata.

Foto: Cortesía Razón Pública