De acuerdo con el mandatario de los neivanos, esta iniciativa que ya fue aprobada en primer debate en el Concejo de Neiva, genera enormes beneficios para la ciudad y establece un modelo sostenible que generará más seguridad para la ciudad, menos carga contaminante y mayor cobertura.

Diario del Huila, Neiva

Por Linda Vargas

El proyecto que pretende la creación de una empresa de economía mixta para la operación y modernización del alumbrado público de Neiva, el cual tendría un costo de 40 mil millones de pesos, ha generado diferentes reacciones en contra de este proyecto. DIARIO DEL HUILA dialogó con el alcalde de Neiva, Gorky Muñoz, para que explicara los rumores en torno a este proyecto, que, según él, beneficiará y no endeudará a la ciudad. Aquí la entrevista.

¿El proyecto presentando busca privatizar el alumbrado público?

Aquí no se trata de privatizar, sino de conformar una empresa de economía mixta, donde al Concejo de Neiva se le está pidiendo una facultad y una autorización para poder generar desde ahí, qué es lo que se requiere para poder conformar esa estructura de esa empresa de economía mixta, de servicios públicos.

¿Por qué se escoge un modelo de economía mixta para adelantar este proyecto de alumbrado público?

Porque necesitamos un inversionista que tenga el musculo financiero para poder implementar lo que arrojó el estudio técnico, jurídico y financiero para la estructuración del modelo idóneo, donde el municipio tenga rentabilidad; a través de ahí, tendremos la capacidad accionaria.

Hoy, el Concejo de Neiva me está dando la posibilidad de arrancar con el 52%, a ofertar en una licitación que es donde se escoge el socio que más le beneficie a los neivanos.

¿Aumentarán las tarifas de alumbrado público para los ciudadanos?

Que tengan la tranquilidad, porque de acuerdo al estudio técnico, jurídico y financiero durante los seis primeros años va a estar estable el impuesto, y después del quinto o sexto año comienza a bajar.

Vamos a tener un ahorro del 52% en el pago a la Electrificadora, de ese alumbrado público, y luego tendremos otros esquemas que van a beneficiar, por ejemplo, en el equilibrio ambiental y seguridad de los neivanos.

¿Cómo será el proceso para escoger a este privado?

La tasa de retorno que se encuentra en ese estudio está específicamente arreglado por la TIO, TIR y la CREG, que son los organismos que regulan todo lo que tiene que ver con la conformación de sociedades. Entonces, ahí existe la metodología de la Ley 80, donde permite a través de una licitación, ofertar a quien quiera presentarse y tenga la posibilidad  de mejorar la capacidad accionaria del municipio.

Nosotros podemos arrancar con 52, pero podemos ganarnos el 53, 54 o 55%, de ahí para arriba de acuerdo a la oferta.

El beneficio debe ser de acuerdo a la ganancia que tenga el municipio. En el ejercicio, el valor neto a hoy, estaremos ganando más o menos 36 mil millones de pesos, quiere decir que eso indexado a 30 años van a ser entre 120 y 150 mil millones que se va a ganar el municipio, pero que con esa utilidad lo reinvertirían en cobertura del alumbrado, para que llegue al 100% y que sea tenida en cuenta en la modernización.

El otro modelo importante que arroja el estudio de acuerdo a ese planteamiento y a esa estructuración, es que tendrá dos modernizaciones: uno que arranca hoy y que tendríamos que cambiar 40 mil lámparas led aproximadamente, con un 10% en solar, con planes pilotos en algunos parques, zonas verdes, y donde realmente esa tecnología atacará el calentamiento global, porque disminuirá 4 mil toneladas anuales de emisiones. A partir de ahí, se genera una modernización que vale casi 50 mil millones de pesos y otras en 15 años para mutar y seguir transformando a través de la tecnología y contando con la tasa de retorno a 30 años.

Aquí lo que se requiere es irnos preparando para ese fuerte coletazo que va a tener la economía a nivel nacional. Entonces, estamos encontrando, como lo dijimos en nuestro programa de gobierno y hoy plasmado en el plan de desarrollo, es industrializar a nuestro municipio. Eso hace parte de una herramienta de poder generar condiciones para mutar al municipio y transformarlo con el fin de que se beneficien los ciudadanos, porque esto va a generar 30 empleos y 200 indirectos.

Lo que estamos buscando con esto, es prepararnos para lo que se viene. El crédito de los 60 mil millones también es para generar una economía y un flujo de caja que debe tener el municipio. También, la PTAR se construirá a través de una alianza público-privada.

Los críticos dicen que esto es como continuar con el contrato de Diselecsa, que durante muchos años no hizo nada…

Eso es querer satanizar.

Aquí hay un grupo que no genera con ideas y argumentos la contradicción, sino con mentiras, calumnias. Esto no tiene nada que ver con el contrato que se generó hace más de 25 años con Diselecsa, que fue dañino para el municipio, inclusive hoy estamos cobrando 72 mil millones de pesos que nos debe esta empresa, y ¿a quién se lo cobramos?

Nosotros no vamos a concesionar ni vamos a privatizar; siempre tendremos el manejo de la empresa a nombre del municipio con la mayor capacidad accionaria.

¿Quién sería el socio mayoritario?

El municipio va a ser siempre el socio mayoritario, siempre tendrá el manejo y la capacidad de porcentaje accionario.

¿Cómo será el plan de modernización?

A través de una hoja de ruta que se implemente tendría doce meses para el cambio de esas lámparas a led.

El municipio a través de la junta directiva nombrará al gerente.

Esta empresa prestará servicios no solamente de alumbrado público sino también de tecnología, por ejemplo a través de internet, donde lo estratos 1 y 2 pagarían 3 o 4 mil pesos mensuales de internet, con esto estaríamos conectando a toda Neiva y tendríamos la capacidad de comprar energía en paquete, para que nosotros mismos podamos distribuir esa energía y así mismo poder reglamentar nuestra propia tarifa, no como lo que hacen ahora con nosotros, que nos cobran lo que quieren.

Si se genera menor consumo de energía, ¿por qué la tarifa no baja?

No va a bajar porque en los 5 años encontraremos el equilibrio financiero.

Se sigue pagando lo mismo del impuesto del alumbrado público, y al quinto o sexto año comienza a encontrar un declive que, seguramente, mantendrá el equilibrio financiero, porque lo vamos a encontrar en el ahorro; también en otra clase de ahorro que seguramente se generará.

Con este proyecto, ¿las utilidades a dónde se destinarán?

Esas utilidades que vamos a tener nosotros a los 30 años o a los 15 con las dos modernizaciones, son aproximadamente 33 o 36 mil millones a valor neto hoy; quiere decir que de aquí a esos años, el municipio generaría una utilidad de cerca de 120 o 150 mil millones de pesos que serían reinvertidos en la cobertura y ampliación del alumbrado público.

¿Por qué 30 años?

Porque es donde vamos a encontrar el equilibrio financiero y podemos hacer las dos modernizaciones, repotencializaciones de lo que requiere para poder estar a la vanguardia, no solo atacando el calentamiento global sino de la modernización, de lo que requiere en la tecnología, de modo que, en esos 30 años, nosotros estaremos muy bien y vamos a dejar una empresa que estará consolidada para el beneficio de la comunidad.

¿Qué decirle a los contradictores del proyecto?

Los contradictores siempre han estado.

Lo mismo pasó cuando arrancamos a rescatar ese eje ambiental tan importante como La Toma. Encontramos la crítica, no constructiva, sino que a través de hechos hacen un mal con la calumnia y mentiras. En lugar de buscar construir con argumentos un buen proyecto para que se estructure y se licite, lo que buscan es dañar y ser egoístas con el desarrollo del territorio.