La Fiscalía General archivó las investigaciones al director de la Policía Nacional, el general Óscar Atehortúa, por presuntas irregularidades en la ejecución del proyecto CENOP, que contemplaba la construcción de 51 casas fiscales en San Luis Tolima.

Para el ente acusador, las fases de trámite, celebración y ejecución del contrato para construir las viviendas, habían sido desarrolladas por otros generales que se desempeñaron en el cargo de directores del Fondo Rotatorio y Bienestar Social de la Policía Nacional y no por Atehortúa, cuando asumió el caso en 2014.

De esta manera, la Fiscalía concluyó que el director de la Policía no incurrió en ningún delito. “Está acreditado que, en su momento, manifestó inconformidades por el deterioro o no culminación de algunos frentes de obra, y buscó una salida legal ajustada para evitar un detrimento patrimonial“, dijo en un comunicado.

Aún así, la Fiscalía continuará la investigación contra otros oficiales que participaron en diferentes fases contractuales que sí revelan cuestionamientos.

Ahora, el único organismo de control en el que aún permanece abierto este proceso contra el general es la Procuraduría, en donde se adelanta el juicio disciplinario por el caso CENOP. La próxima semana se escucharán a los 15 testigos solicitados por la defensa.

La Contraloría General había determinado que no se encontraron hallazgos fiscales en el proyecto inmobiliario.