DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Por: Rolando Monje Gómez

Entre enero y mayo, se registró una emisión de primas por $14,5 billones, para un crecimiento de 14% frente al año pasado. Para el quinto mes, las utilidades netas de la industria alcanzaron los $408.000 millones, 58% menos que el mismo periodo de 2020.

Las cifras entregadas por el gremio asegurador evidencian un crecimiento en primas emitidas, pero también en reclamaciones, especialmente en los ramos de Personas y Seguridad social y siniestralidad, lo que se traduce en una caída importante de las ganancias, según el reporte de Fasecolda a mayo de 2021.

Aunque durante los primeros cinco meses del año, las primas muestran signos de recuperación, en algunos ramos estas aún son inferiores a las registradas en 2019.

En este periodo del 2021 las aseguradoras pagaron por reclamaciones más de 6,7 billones de pesos, frente a los cerca de 5,4 billones cancelados en similar periodo del año pasado.

Las personas que contaban con un seguro pudieron hacer uso de estos productos y acceder a los beneficios de este tipo de protección, que minimiza el impacto económico que puede tener una familia como consecuencia de la materialización del riesgo.

Así mismo, la pandemia continuó elevando la cuenta de cobro del sector. Mientras que la emisión de nuevas primas registró un crecimiento del 14% anual, los siniestros pagados en igual periodo repuntaron un 25 por ciento anual.

Los mayores pagos por reclamaciones y la mayor siniestralidad continuaron golpeando los resultados del sector, que disminuyeron sus ganancias en un 58 por ciento, hasta los 408.000 millones de pesos, comparativamente con las obtenidas en los cinco primeros meses del 2020, cuando rondaron el billón de pesos.

Los ramos que le aportan a este crecimiento son Rentas vitalicias (85%), Cumplimiento (44%), SOAT (15%), Responsabilidad Civil (21%), Automóviles (7%) e Incendio y aliadas (18%).

Como consecuencia de la reactivación económica y desde que se aumentó la circulación de vehículos, en abril, la siniestralidad en los ramos de Autos y Soat pasó del 54 al 63 por ciento y del 72 al 80 por ciento, respectivamente, lo que los convirtió en los seguros de daños con más reclamaciones durante mayo de 2021.

En el mes de mayo, los ramos de Incendio y aliadas registran un aumento en las reclamaciones por los daños ocasionados en los eventos vandálicos reportados durante el Paro Nacional. La siniestralidad durante el mes fue del 127%, unos $52 mil millones), según señaló Fasecolda.

Los ramos que más reclamaciones recibieron fueron los de Vida grupo, Vida individual, Previsional de invalidez y sobrevivencia y Exequias, ítems en los que se han pagado por reclamaciones 1,9 billones de pesos. Por su parte, la siniestralidad de estos pasó del 44 por ciento el año pasado al 61 por ciento en este periodo, reflejo claro de las consecuencias de la pandemia.

 

Comportamiento por ramo

Entre enero y mayo de 2021, los seguros del ramo de Daños fueron los que registraron mayor crecimiento, con $6,1 billones en primas emitidas, con respecto a los $5,3 billones registrados el año anterior. El crecimiento de este ramo fue del 15.4%.

En el ramo de Daños, el seguro con más primas emitidas en mayo de 2021 fue el de Automóviles, que alcanzó los $1,42 billones, para un crecimiento del 7% y un total de 2.215.305 vehículos asegurados, pero inferior a las primas registradas en el mismo periodo de 2019, que fue de $1,47 billones.

La siniestralidad del ramo de Autos pasó del 54% al 63%. Debido a la reactivación económica, desde abril se aumentó la circulación de vehículos en las distintas ciudades y, como consecuencia, la siniestralidad en los ramos de Autos y SOAT pasó del 54% al 63% y del 72% al 80%, respectivamente, lo que los convirtió en los seguros de Daños con más reclamaciones durante mayo de 2021.

Seguros de personas

En el ramo de Personas, el seguro con más primas emitidas en mayo fue el de Vida grupo y colectivo, que alcanzó más de $ 1,8 billones y, a su vez, fue el ramo con mayor reclamaciones, pues estas se duplicaron al pasar de $502 mil millones a $970 mil millones.

Por su parte, Vida individual también presentó crecimiento de más del doble de la siniestralidad, al pasar de 20% al 43%, que corresponde a $105 mil millones.

En cuanto a primas emitidas, Rentas vitalicias pasó de $499 mil millones a $922 mil millones, para un crecimiento del 85%.

El ramo de Riesgos Laborales registró 10% de crecimiento en primas emitidas, con $1,8 billones de pesos, frente a los más de $1,6 billones de pesos del año anterior, producto de la reducción del desempleo y que nuevos trabajadores volvieron a vincularse al mercado laboral formal.

Mientras que en mayo de 2020 la siniestralidad de los Riesgos Laborales alcanzó el 61%, este año fue del 69% como consecuencia del Covid-19, que fue catalogada como enfermedad laboral para los trabajadores de la salud desde el 2020.

En este ramo, los seguros Previsionales fueron los que registraron mayor siniestralidad en mayo de 2021, que alcanzó el 118% como consecuencia del incremento de la mortalidad por cuenta de la pandemia.

Las personas que contaban con un seguro pudieron hacer uso de estos productos y acceder a los beneficios de este tipo de protección, que minimiza el impacto económico que puede tener una familia como consecuencia de la materialización del riesgo.

149 millones de EPP

Desde que el Gobierno Nacional decretó la emergencia sanitaria por cuenta del Covid-19, en marzo de 2020, las ARL asumieron el compromiso de entrega de elementos de protección personal (EPP) para los trabajadores de la salud y otros del sistema, a partir del 7% de las  cotizaciones recibidas por el Sistema de Riesgos Laborales. Con corte a mayo de 2021, las Administradoras de Riesgos Laborales han entregado 149.343.233 de estos elementos al personal sanitario en los 32 departamentos del país. Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico, Santander y Cundinamarca lideran la lista de los que más EPP han recibido, según la demanda.

A la fecha de corte, 128.969 trabajadores afiliados al sistema se han visto afectados por el Covid-19 en el país. De estos, 39.962 son casos activos. 88.417 se han recuperado y 590 han  fallecido. Además, se registran 5.137 casos sospechosos.

De los trabajadores contagiados al 31 de mayo de 2021, el 79% corresponde al sector de la salud. El 5%, al sector de actividades inmobiliarias, de  alquiler y empresariales; el 3%, a administración pública y defensa; y el 2%, al comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores, motocicletas, efectos personales y enseres domésticos, por mencionar algunos otros.

En total se ha destinado $435.400 millones para el pago de 265.076 prestaciones, entre asistenciales y económicas, dentro de las que se encuentran 123.314 casos por incapacidad temporal, 140.786 por prestación asistencial, 486 por auxilio funerario y 490 pensiones de sobrevivencia.

El 34% de los pagos de prestaciones asistenciales y económicas corresponde a casos de Bogotá, 12% Medellín, 7% Cali, 6% Barranquilla, 3% Pasto, 2% Cartagena. Cerca del 83% de los recursos destinados para el pago de prestaciones, a la fecha de corte, ha sido para trabajadores de salud afiliados al sistema.

La pandemia continuó elevando la cuenta de cobro del sector.