El Ministerio de Salud presentó el proyecto de decreto, actualmente en etapa de borrador y que ha sido presentado a las distintas autoridades locales y departamentales para su socialización y comentarios, mediante el cual se define el plan nacional de vacunación y establece que en 2021 se vacunarán más de 34 millones de ciudadanos.

La próxima semana se espera formalmente que sea presentado este decreto, que surgió principalmente por la poca oferta existente para la adquisición de vacunas contra el COVID-19; y es por eso el Gobierno ha debido reglamentar la forma en cómo llegarán y se aplicarán estos inmunizantes, dando prioridad a quienes más las necesitan.

El plan está dividido en dos fases, divididas en tres y dos etapas respectivamente. Los objetivos iniciales de la primera fase serán reducir tanto la mortalidad por COVID, como la incidencia de casos graves, al igual que proteger a los trabajadores de la salud. La meta de la segunda fase, ya de manera general, es reducir el contagio.

Así está definida la programación de la vacunación por las etapas, y con la cantidad predeterminada de dosis exactas que se requerirán para cada una de estas:

El ministerio también explicó a través de una gráfica la disponibilidad proyectada de vacunas durante todo el año, en donde dejó ver que mayo (7.968900 dosis), julio (8.431.567) y octubre (7.212900) serán los meses en los que más vacunas lleguen al país. No obstante anticipó que los meses con estimados más bajos podrían aumentarse con nuevas negociaciones de los antídotos.

¿POR QUÉ NO LLEGAN TODAS LAS VACUNAS DESDE EL MES DE FEBRERO, SINO QUE SE TIENE PREVISTO POR MESES?

El ministro de salud, Fernando Ruiz, explicó que el tiempo de utilidad de estos antídotos es cercano a los 6 meses. Por eso es que no se pueden adquirir todas las dosis desde un comienzo, sino que se ha planteado un manejo estratégico. Además, el funcionario hizo un llamado a la responsabilidad, dado que si el paciente que tiene cita para vacunarse no asiste, probablemente haga perder la dosis apartada, porque habrá perdido su efectividad y deberá ser desechada.

¿ENTIDADES TERRITORIALES Y EL SECTOR PRIVADO PUEDEN COMPRAR VACUNAS POR APARTE?

Actualmente no. Sin embargo, como lo anticipó Caracol Radio, este es el punto principal del borrador del decreto, que se está discutiendo antes de su entrada en vigencia. Lo que se plantea allí es autorizar, en primer lugar, a las gobernaciones y alcaldías a «negociar, adquirir e importar vacunas para la aplicación en su jurisdicción, siempre y cuando estas cuenten con una Autorización Sanitaria de Uso de Emergencia otorgada por el Invima (dicha autorización actualmente solo la tiene Pfizer)».

Por su parte, la posibilidad de que el sector privado se abra campo en la adquisición de estos antídotos estaría condicionado para iniciar «una vez agotada la primera fase del Plan Nacional de Vacunación» y siempre y cuando tengan autorización del Invima, el aval del ministerio, se garantice la aplicación de las vacunas en EPS que cumplan con los requisitos del Gobierno, al igual que para el procedimiento de aplicación.