Sigue complicada la situación de orden público en la frontera con Venezuela. Este lunes se produjo la detonación de dos cilindros-bomba cerca de una institución educativa e inmuebles civiles del municipio de Saravena (Arauca).

El ataque terrorista dejó a dos personas heridas. La primera fue una mujer que lamentablemente perdió una de sus extremidades inferiores. La segunda, una joven de 16 años que presentaba varias heridas en su rostro.

De acuerdo con información oficial, sobre las dos de la tarde un grupo de hombres armados que, al parecer, serían integrantes del Eln, llegaron hasta un sector conocido como Los Alpes y lanzaron los artefactos explosivos que, inicialmente, tendrían como objetivo las instalaciones del Grupo de Mecanizado No.18 General Gabriel Rebeiz Pizarro, del Ejército Nacional.

No obstante, los artefactos habrían detonado después de que chocaran con una cuerda de alta tensión, lo que ocasionó también un cambio en su trayectoria, por lo que al final de cuentas los cilindros-bomba cayeron a pocos metros del lugar de lanzamiento inicial.

De inmediato, los uniformados adscritos a la unidad castrense en mención lograron desplegar un dispositivo de seguridad para que la situación no pasara a mayores.

Las dos víctimas del ataque fueron atendidas en el lugar por personal médico del Ejército, donde les brindaron los primeros auxilios, para luego ser trasladadas hasta un centro hospitalario de Saravena.

Mediante un comunicado, las Fuerzas Militares lamentaron lo acontecido y rechazaron este ataque contra la población civil en Saravena. “Este Comando rechaza contundentemente este tipo de actos terroristas que claramente violan los derechos humanos e infringen el derecho internacional humanitario”, señaló el organismo castrense.

Anoche un grupo perteneciente al equipo de Demoliciones y Explosiones de la unidad militar se encontraba en la zona del impacto para descartar la presencia de más artefactos explosivos. De igual manera, se desplegó un operativo de patrullaje en toda la zona en prevención de una posible emboscada.

Se espera que hoy se realice un consejo extraordinario de seguridad con las autoridades locales y las Fuerzas Militares, donde se conocerán nuevas medidas que garanticen la seguridad de los habitantes de la zona.