Por: Faiver Eduardo Hoyos

E-Mail: faiverhoyospe@gmail.com

Twitter: @Faiver_Hoyos

Con una nueva ilusión amanecimos todos los seguidores del Club Deportivo Atlético Huila después de que el equipo de la tierra llegara nuevamente a una final, en esta oportunidad para disputar el Título de la Primera B en busca de volver a la máxima categoría del Fútbol Profesional Colombiano.

Después de cabalgar un extenso camino, fecha tras fecha, el Atlético Huila debía demostrar porque contaba con una de las nóminas más costosas del Torneo. El inicio del equipo fue bueno, en el proceso se fue diluyendo, pero al final se alcanzó a conseguir el centavo para completar el peso y terminar clasificando como el séptimo mejor equipo de los ocho afortunados.

El panorama no era fácil, por el contrario, era muy complejo, tan oscuro estaba el camino que las Directivas hicieron una reestructuración en el cuerpo técnico en donde le apostaron a un Técnico hecho en casa como fue el caso de Dayron Alexander Pérez, que conociera no solo a los jugadores, sino también al plantel y además que tuviera una idea clara de juego.

La decisión no llegó en un buen momento, pero se percibió un cambio en los resultados y en la mentalidad del equipo. El Atlético Huila había recuperado su identidad y estaba listo para enfrentar con altura los cuadrangulares, en donde la experiencia y el trabajo en conjunto fueron pilares fundamentales para lograr ser primeros del grupo y acceder a la final contra el Cortulua, el cual fue el equipo más regular de todo el año.

Sin duda, aunque hemos dado un importante paso pensando en el regreso del Atlético Huila a la Categoría A, aún hay mucho camino por recorrer y rivales de jerarquía por derrotar. Hay que tener claro que por consecuencia de la Pandemia el fútbol también se vio perjudicado. Los ascensos y descensos que ocurrían con normalidad cada año, este año fueron la excepción.

Será solamente hasta el otro año cuando nuevamente se dispute el Torneo, en donde el equipo ganador del año 2020 (Cortulua o Huila) y el ganador del primer semestre del 2021, se enfrentarán en una especie de final para definir quién será el nuevo inquilino de la máxima categoría del Futbol Profesional Colombiano.

Aún falta mucha tela por cortar para que el Atlético Huila logre ascender, el camino parece haberse vuelto más estrecho y ahora debemos demostrar ante Cortulua porque llegamos a la final y porque seguimos soñando con volver nuevamente a la Primera División. Si ganamos la final tendríamos un pie adentro en la categoría A nuevamente, todo lo contrario, sucedería en una virtual derrota. Por ello no hay escenario viable para perder, el Atlético Huila, el equipo del pueblo merece volver de donde nunca debió irse.

PD: Necesitamos gestión por parte de nuestros mandatarios para que se desenrede el tema jurídico y político del Estadio Guillermo Plazas Alcid. Sería importante que se terminen de obtener los recursos para culminar por fin las obras del estadio y así tener un estadio digno para un equipo de Primera Categoría.

Excelente la buena voluntad de Gorky Muñoz alcalde de Neiva quien ha sido el primer interesado en recuperar el principal escenario deportivo de los huilenses.