Diario del Huila

Ayuno intermitente: cómo actúa y cuáles son las contraindicaciones

Oct 4, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Actualidad 5 Ayuno intermitente: cómo actúa y cuáles son las contraindicaciones

DIARIO DEL HUILA, SALUD

El primer mito que el ayuno intermitente desmiente es que se debe comer 5 veces al día. Se ha comprobado que comer de manera adecuada ayuda a tratar trastornos como la ansiedad, la depresión entre otros.

El ayuno intermitente consiste en distribuir los horarios en el que se come dentro de un periodo o «ventana para la alimentación» de 8 a 11 horas, respetando un periodo de ayuno completo de 13 a 16 horas.

Existen tres tipos principales de ayuno intermitente: Ayuno de ventana. Se come durante unas horas del día y se ayuna el resto, en días alternos; en este caso se trata de estar 24h sin tomar ingestas sólidas y calóricas y Plan 5:2. Se come normalmente, con menús completos y saludables, cinco días a la semana y los otros dos días se toma una comida muy ligera (no más de 500 calorías).

Lo primero que hay que decir es que el ayuno intermitente no es algo nuevo o una moda ya que se ha venido aplicando de manera natural desde hace más de miles de años, lo que no se había tenido en cuenta, era el beneficio que tiene en la pérdida de peso.

¿Por qué es eficaz?

Para entender los beneficios del ayuno es necesario saber qué vías metabólicas se ponen en marcha en nuestro cuerpo para la obtención de energía cuando no se come, espacio donde se considera que se está en ayunas tras unas 10-14 horas sin ingerir alimentos que aporten calorías. ¿Qué pasa entonces? Simplificando se podría explicar de la siguiente manera:

Primero, la glucosa. Después de comer el cuerpo obtiene energía de los nutrientes aportados por los alimentos. Si comemos de más, aprovecha para rellenar las reservas de glucosa (glucógeno) y de grasa (triglicéridos).

Después, la grasa. Durante las siguientes 18-24 horas, al no comer, se obtiene la energía de las reservas de la grasa acumulada en el cuerpo y, para ello, se activa la glucogenólisis hepática, es decir, se usa glucosa almacenada en el hígado y, a medida que esta reserva se vacía, se va activando gradualmente otras vías.

¿Quiénes lo realizan?

El ayuno intermitente lo puede realizar cualquier persona, sin embargo, es muy utilizado en personas que necesiten combatir problemas de sobrepeso u obesidad y que muestren predisposición a sufrir diabetes.

Además de esto, el tratar la forma de alimentación de las personas, se está también ayudando con los trastornos psicológicos que puede atravesar una personal, entre los que están ansiedad y depresión.

Además, facilita la sincronización con los ritmos circadianos. Esto quiere decir que ayuda a acompasar las horas de las comidas con nuestro reloj biológico interno, dependiente de los horarios del sol, normalmente entre las 8 de la mañana hasta las 4 o 6 de la tarde.

Beneficios

Los beneficios del ayuno intermitente tienen que ver con el cambio que se produce en el metabolismo. Tras estar varias horas sin ingerir alimentos, el cuerpo cambia de carburante: pasa de utilizar glucosa (azúcares) a echar mano de las grasas. 

También se desencadenan los procesos de autofagia, una forma natural que tiene nuestro organismo de depurarse a través de la degradación celular para su reciclaje, que permite la generación de energía y renovación de las células.

Mejora el funcionamiento tanto del sistema inmune como del eje que comunica el microbiota intestinal (microorganismos que viven en el sistema digestivo) y el cerebro.

Así mismo, da descanso digestivo, aumenta la saciedad, facilita la pérdida de peso, aumentar la autofatiga, sensibilidad a la insulina y controla el colesterol. En el fondo, comer es un acto invasivo, y realizado con mucha frecuencia hace que nuestro organismo se sobre esfuerce.

Por último, y quizás lo más importante, las personas que practican el ayuno intermitente, especialmente la restricción de la ventana de ingestas, muestran un alto grado de aceptación y seguimiento. Verse y sentirse bien por dentro y por fuera facilita que se mantenga este patrón de alimentación a largo plazo.

Todavía está por confirmar si los efectos positivos del ayuno son realmente por el ayuno en sí o por la restricción calórica que se produce al reducir el número de comidas. Por lo tanto, aunque se padezca de alguna de las alteraciones que se han mencionado, si se siente que el ayuno intermitente no está acorde con las necesidades de cuerpo, se puede beneficiar de sus efectos con una pauta alimentaria que implique un déficit calórico lineal o con la práctica de ejercicio regular.

Destacado: Los beneficios del ayuno intermitente tienen que ver con el cambio que se produce en el metabolismo. Tras estar varias horas sin ingerir alimentos, el cuerpo cambia de carburante: pasa de utilizar glucosa (azúcares) a echar mano de las grasas. 

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?