Fue capturado Luis Alejandro Garzón Rincón por presunta corrupción, un exfuncionario de la Procuraduría que haría parte de una mafia que exigía millonarias sumas de dinero para cambiar fallos en segunda instancia.

Garzón se desempeñó hasta el viernes 15 de enero, como sustanciador en el despacho del exprocurador Fernando Carrillo y según la Fiscalía, al parecer exigió 300 millones de pesos al senador Richard Aguilar, con el fin de resolver a su favor un proceso disciplinario por el que, en primera instancia, fue sancionado cuando ejerció otro cargo público en el año 2012.

El ente acusador mediante seguimientos e interceptaciones de llamada determinó además que el hoy procesado presuntamente vendría asesorando y trabajando con terceros para obtener sentencias de tutelas en contra de la Procuraduría.

Por estos hechos la Fiscalía investiga a dos abogados que habrían participado en el ilícito de la exigencia económica, así como a una tercera abogada que sería la posible encargada de presentar dichas tutelas.

Por ahora no se conoce el nombre del exfuncionario, pero esta captura hace parte de las denuncias que reveló en Caracol Radio el exprocurador Fernando Carrillo, el día que terminó su periodo.

Esta captura hace parte de las denuncias que reveló en Caracol Radio el exprocurador Fernando Carrillo el 15 de enero, día que terminó su periodo.