Ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Comisión de la Verdad alertó sobre las constantes dificultades que enfrentan para acceder a los archivos sobre el conflicto armado interno colombiano que reposan en manos de las entidades del Gobierno; señalaron que en muchos casos, se han negado a entregar información relevante.

En una audiencia pública, el órgano adscrito al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, señaló también que han sido víctimas de difamaciones, con las que pretenden destruir el camino que se ha recorrido para contarle al mundo lo que ocurrió en más de siete décadas de conflicto armado.

La Comisión de la Verdad alertó sobre esta situación a menos de un año de cumplir su mandato constitucional aunque, ya habían advertido acerca de las trabas que enfrentan a la hora de solicitar información que se requiere para construir el informe sobre lo que ocurrió durante la violencia armada.

Ante la CIDH argumentaron que, entidades como los Ministerios de Justicia y de Defensa, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), entre otros se han negado a entregar los archivos solicitados.

También se conoció en medio de la audiencia que, en muchos de los casos se ha advertido que dichos archivos sobre masacres y hechos de violencia, fueron destruidos.

“La Comisión de la Verdad quiere señalar su preocupación por el silencio y la negativa diferentes entidades para brindar la colaboración necesaria para el cumplimiento de los objetivos, estas dificultades se traducen en la falta de respuestas a nuestras solicitudes que se tornan imposibles de cumplir en lo que nos resta de existencia del mandato de la Comisión o en respuestas negativas a comunicaciones oficiales que hemos enviado en las cuales solicitamos el acceso y copia del documentos identificados como relevantes para el acceso del proceso de esclarecimiento, es importante indicar que la Comisión ha buscado hace de la información pública y reservada por diferentes vías”, aseguró el comisionado Alejandro Valencia.

A través de la suscripción de convenios y protocolos con entidades nacionales e internacionales, la Comisión de la Verdad señaló que sigue tratando de acceder a información pública y reservada.

También explicó el organismo que han presentado solicitudes de desclasificación para que archivos sobre vulneraciones de los Derechos Humanos, sean entregados para el esclarecimiento de los hechos de violencia.

“En este espacio nosotros queremos expresar la preocupación por las dificultades que hemos tenido para acceder a información pública como por ejemplo el Ministerio de Justicia, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), la Unidad de Información de Análisis Financiero, el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional», dijo Valencia. 

En ese sentido describió cuáles han sido las principales trabas del Gobierno al proceso que desarrolla ese órgano.

«Una primera dificultad ha sido la omisión en la solicitud de acceso a información y oposición ilegal de entregar la información por parte de organismos que custodian información reservada; por ejemplo se nos ha advertido que los inventarios o el índice de información pública reservada, no puede ser entregada a la Comisión hasta que se suscriba un instrumento jurídico en modalidad de convenio, cómo nos lo ha venido exigiendo la Unidad de Información de Análisis Financiero, esta institución ha insistido que no entrega información de carácter público por tener reserva, cuando la ley contempla que son públicos los inventarios”, añadió el Comisionado. 

Igualmente explicó que la Comisión no tiene tiempo ni recursos humanos para elaborar un convenio, por lo que señaló que esos retrasos afectan el desarrollo de este órgano de paz.

“Otro caso es el del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, que se demoró casi un semestre para dar respuesta a una solicitud de acceso a una serie de bases de datos muy específicas, una vez que la Procuraduría General de la Nación la requiriera para que atendiera esas solicitudes y todavía seguimos esperando respuestas el Ministerio de Justicia y del Inpec, para que brinden información puntual y concreta; estas demoras impiden el desarrollo afectivo de las labores misionales de la Comisión de la Verdad”, concluyó Valencia.