Diario del Huila

Cómo 23 judíos expulsados de Brasil ayudaron a fundar Nueva York

Mar 20, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Internacional 5 Cómo 23 judíos expulsados de Brasil ayudaron a fundar Nueva York

A bordo del barco Valk, unos 600 judíos partieron de Recife, en Pernambuco, Brasil, expulsados por los portugueses. Fue el fin de la ocupación neerlandesa en Brasil y también de la libertad de practicar su religión.

Querían regresar a su tierra natal, Países Bajos, donde se permitía el culto al judaísmo gracias al calvinismo.

Habían llegado allí más de dos décadas antes, cuando los neerlandeses conquistaron parte del noreste brasileño, con la mira puesta en la producción y el comercio de azúcar.

Pero una tormenta los apartó del camino y su barco fue saqueado por piratas.

No obstante, gracias a la intervención del gobierno neerlandés, fueron liberados y, por motivos económicos, parte de ellos se dirigió a un destino más cercano que Europa: la colonia neerlandesa de Nueva Ámsterdam, que luego se llamaría Nueva York, y entonces era un mero puesto comercial.

Allí formaron la primera comunidad judía de América del Norte y contribuyeron al desarrollo de la ciudad.

Nueva York es actualmente la segunda ciudad con mayor número de judíos del mundo, detrás de Tel Aviv, en Israel.

La inmigración judía a Brasil se remonta a la época del descubrimiento, con los llamados «nuevos cristianos», judíos que se vieron obligados a convertirse al cristianismo en la Península Ibérica debido a la persecución de la Iglesia católica.

En la colonia portuguesa más grande de entonces, algunos de ellos abandonaron las prácticas judías. Otros las mantuvieron ocultas.

Pero fue en febrero de 1630, con la ocupación neerlandesa, cuando los judíos de Países Bajos -algunos de los cuales eran descendientes de los que habían huido de la Península Ibérica a Países Bajos-, llegaron a Brasil.

Así lo afirma la historiadora Daniela Levy, autora del libro «De Recife a Manhattan: los judíos en la formación de Nueva York» (Editorial Planeta), que requirió 10 años de investigación.

Tal vez te gustaría leer esto