DIARIO DEL HUILA, ESPECIAL

En la plaza de banderas de la Gobernación del Huila se llevó  a cabo la ceremonia en conmemoración de los 211 años del grito de la independencia.

Desde muy temprano el Gobierno Departamental, el Ejército Nacional a través de la Novena Brigada, la Policía Metropolitana de Neiva, el municipio y el Departamento de Policía Huila se dispusieron a organizar la realización de la ceremonia del 20 de julio.

El evento estuvo presidido por el gobernador del Huila, Luis Enrique Dussán López, el Coronel Eduardo Alberto Arias Rojas, comandante de la Novena Brigada, Monseñor Froilán Tiberio Casas Ortiz, Obispo de la Diócesis de Neiva, mandos militares y oficiales del Ejército y la Policía.

“Es un día que no podemos olivar y ni  dejar de lado. Tenemos que seguir  cultivando esas hazañas históricas de nuestros antepasados que nos dieron la libertad”, manifestó el gobernador del Huila, Luis Enrique Dussán López.

Durante los actos protocolarios Monseñor, Froilán Casas Ortiz,  elevó una oración y bendición a Colombia y se rindió homenaje a los héroes caídos en combate con un minuto de silencio. Así mismo, se impuso la Corona de Olivo acompañada de la banda marcial de la Novena Brigada.

“Es así como desde un principio tenemos claro bajo el cumplimiento de nuestro deber las palabras del señor General, Francisco de Paula Santander: Las armas os han dado la independencia, las leyes os darán la libertad. A todos  nos corresponde una responsabilidad magnánima como colombianos,  unos llevamos peso en la armas otros en brindar las leyes, en el respeto de derechos y deberes de los colombianos. Por eso hoy 20 de julio podemos decirle con orgullo patrio que siempre estaremos dispuesto a dar todo por nuestros compatriotas”, puntualizó en su discurso el Coronel Eduardo Alberto Arias Rojas, comandante de la Novena Brigada.

A nivel nacional

Este 2021 la ceremonia fue mixta – un pequeño grupo de uniformados desfiló desde las escuelas José María Córdova, del Ejército y desde la escuela General Santander de la Policía y el evento fue transmitido por televisión.

El presidente Iván Duque asistió a la Escuela Militar ‘José María Córdova’, ubicada al norte de la Capital, en compañía de varios de sus ministros y los integrantes de la cúpula de las Fuerzas Militares y el director de la Policía Nacional.

Desde allí Duque dio inició a la conmemoración de los 202 años de la Campaña Libertadora y 211 años del Grito de Independencia.

La ceremonia se desarrolló bajo el lema la  “Libertad Que Une”, con el que se busca rendir un “homenaje a los héroes de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional que a lo largo de la historia han construido Patria y han logrado la victoria para Colombia”.

Como marca la tradición el comandante de la Quinta División del Ejército, el general Óscar Reinaldo Rey Linares, le pidió autorización al Presidente para dar inicio a la ceremonia militar y policial.

Con la autorización del Jefe de Estado, el general Rey Linares se dirigió al destacamento – el grupo de uniformados que desfila – y les dijo: “Hoy queremos contarle al público presente y a quienes nos siguen a través de la transmisión del canal institucional y redes sociales institucionales, que las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, como un homenaje al Heroico Pueblo Colombiano, celebramos los 211 años del Grito de Independencia”.

De inmediato se ordenaron los honores a la bandera nacional y se entonó el Himno Nacional. Se rindió honores al Presidente de la República y a los integrantes de la Fuerza Pública que han fallecido en cumplimiento al deber, afectados por la covid -19.

Como es tradicional, el 20 de Julio,  el Presidente impone varias condecoraciones a los integrantes de la Fuerza Pública como una forma de reconocer su labor.

La Orden de Boyacá, considerada como una de las máximas distinciones se le impuso en el grado de Gran Cruz al almirante Gabriel Alfonso Pérez Garcés, comandante de la Armada Nacional y al general Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Policía Nacional.

El discurso del presidente Iván Duque, se centró en hacer una  analogía de la Colombia de hace 211 años y la de hoy, la cual busca siempre un mejor futuro.

De igual forma, hizo un llamado a terminar con la polarización política, “este es el momento de liberarnos de la polarización política que se vive en el mundo”, y recalcó que como colombianos debemos estar unidos.

Duque afirmó “hoy debemos liberarnos de la destrucción, de las pretensiones electorales que genera la polarización (…) hoy tenemos que liberarnos de los odios y entender que en las diferencias sanas de la democracia lo que nos une es más fuerte”.

Aseguró que lo que une al país es la identidad nacional “propia de nuestra Patria. Que más allá de cualquier ideología somos colombianos. Que más allá de cualquier militancia política somos colombianos. Que más allá de cualquier postura que tengamos en contravía de otros somos colombianos”, puntualizó en la Escuela Militar.

De igual forma, el Jefe de Estado destacó que en un día como el 20 de Julio se le rinde homenaje a un símbolo de la unidad del país: sus Fuerzas Militares y la Policía, “hombres y mujeres valientes, briosos, al mismo tiempo abnegados y llenos de fe. Que dicen Dios y Patria, Fe en La Causa”.

El Presidente señaló que hoy también se le rinde un homenaje a las familias “de nuestros héroes, a esos padres y madres que terminan despojándose de alguna manera de sus hijos cuando entran a la institución y después se entregan completamente a la Patria (…) y que saben que por defender a los demás muchas veces tienen que estar dispuestos a verlos partir de este mundo terrenal”.

Duque afirmó que este 20 de Julio debe sobresalir nuestra identidad única, “nuestra identidad propia, nuestra identidad patria, en nuestra conciencia, en nuestras venas y nuestros corazones”.

Y terminó su discurso con el grito: ¡Viva Colombia¡