Diario del Huila

Crisis en el Banco de Alimentos

Sep 22, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Huila 5 Crisis en el Banco de Alimentos
Advertisement

La Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, aprobó en primer debate el proyecto de ley para incentivar la donación de alimentos y combatir el hambre en el país.

En Neiva, el Banco de Alimentos, ha beneficiado a población vulnerable de los barrios Villa Colombia, Palmas, sector del río de Oro, Camelias.

Y en relación a la disminución en las ofrendas alimenticias, Fernando Emilio Álvarez, sacerdote de la Diócesis de Neiva y director del Banco Diocesano de Alimentos, expresó: “nuestra entidad atiende aproximadamente 22.000 personas al año, cerca de 1.900 mensuales”.

La entidad, ha beneficiado a personas de escasos recursos de municipios como El Hobo, Campoalegre, Aipe, Colombia, Baraya, Villavieja y Aipe.

Le puede interesar: https://diariodelhuila.com/ejercito-bomberos-y-comunidad-unidos-para-controlar-incendio-en-moscovia/

Dádivas disminuyeron

“Y con relación a las donaciones, han disminuido en cerca de un 45%, frente a lo que la ciudadanía venía haciéndonos llegar. Esta preocupante situación, nos lleva a buscar otras estrategias, para ver cómo hacer para que aquellos que donaban, lo vuelvan a hacer y queremos que más personas, conozcan nuestra obra al servicio de los más necesitados”, agregó el sacerdote.

El hecho genera alarma, porque hay población que solicita la ayuda para subsistir y sin las dádivas, no se pueden atender.

Las posibles causas

El director del Banco Diocesano, indagó en torno al porque se registra una disminución en las donaciones y estas fueron las respuestas: “padre las ventas han bajado, la situación económica está dura, hemos logrado disminuir la nómina para cumplir con las obligaciones y esto ha generado un efecto de una manera alternativa, los que daban presentes a diario, ahora lo hacen unos días a la semana, no más”.

En Neiva, el Banco de Alimentos, ha favorecido a población vulnerable de los barrios Villa Colombia, Palmas, sector del río de Oro, Camelias.

Le puede interesar: https://diariodelhuila.com/ofrecen-10-millones-de-recompensa-por-informacion-en-caso-de-homicidio-en-el-sur-de-neiva/

El programa y alimentos desperdiciados

Esta entidad benéfica, tiene un programa conocido como Re-agro, que consiste en recolectar productos agrícolas, que no se comercializan y pueden ser aptos y útiles en aquellas familias de escasos recursos.

“Me gustaría que se promoviera un proyecto de ley, en el que las empresas nos dieron los alimentos que están próximos a vencerse, en términos de fechas cortas, el Banco pudiera recibirlos y llevarlos a niños, ancianos, familias vulnerables que es nuestra población objeto”, relató el padre.

El hambre en Colombia

En Colombia cada año se pierden más de 9,7 millones de toneladas de alimentos que podrían aprovecharse como sustento para los 15,5 millones de colombianos que comen menos de tres comidas al día.

En el mes de junio del año en curso, la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, aprobó en primer debate proyecto de ley para incentivar la donación de alimentos y combatir el hambre en el país.

Al respecto, la Representante a la Cámara, Saray Robayo Bechara autora de la iniciativa aseguró que, lo que se busca incentivar las donaciones a los bancos de alimentos en buen estado, a través del beneficio tributario donde se propone el aumento del descuento máximo a aprovechar en el impuesto de la renta a aquellos donantes, pasando de un 25% al 40%, y en situaciones de emergencia poder llegar hasta el 50%.

“La pobreza que padece una buena parte de la población colombiana no se combate con discursos, lo que se requiere es comida. Es necesario que no se desperdicie mientras la gente está aguantando hambre”, puntualizó Robayo. 

Y es que 28 de cada 100 hogares no tienen acceso estable a alimentos. El Banco de Alimentos de Colombia informó que la situación nutricional en el país empeoró en el último año, según el mapa del hambre del Programa Mundial de Alimentos. De acuerdo con la información suministrada por la organización, el país incrementó el riesgo, que pasó de moderado a alto.

Le puede interesar: https://www.elespectador.com/el-magazin-cultural/asi-sera-la-despedida-de-fernando-botero-en-colombia-su-cuerpo-ya-esta-en-el-pais-noticias-hoy/

Alimentos que se desperdician pueden servir

En este sentido el sacerdote, Emilio Álvarez, hizo una sensible denuncia, que podría beneficiar a los más necesitados.

“En la ciudad diariamente tres toneladas y medida de ‘desperdicios’ que no se logran comercializar, se pierden y es lo que pretendemos nosotros, es concientizar a aquellas personas que comercialicen productos, para que se vinculen al Banco de Alimentos y en vez de que se pierda el ‘platanito’, naranja o tomate, lo donen y nosotros a través de nuestra institución con la logística que tenemos, la llevamos aquellas familias que lo necesitan”, agregó el director del Banco de Alimentos.

Hambre en el mundo

Las últimas investigaciones muestran que alrededor de 735 millones de personas padecen hambre en la actualidad, en comparación con los 613 millones de 2019.

Y según el Programa Mundial de Alimentos, los conflictos, las crisis económicas, los extremos climáticos y el alza del precio de los fertilizantes se combinan para crear una crisis alimentaria de proporciones nunca antes vistas. Unas 783 millones de personas no saben de dónde vendrá su próxima comida. Tenemos una opción: actuar ahora para salvar vidas e invertir en soluciones que garanticen la seguridad alimentaria, la estabilidad y la paz para todos, o ver como personas de todo el mundo enfrentan un aumento del hambre.

Se espera que al menos 129.000 personas pasen hambre en Burkina Faso, Malí, Somalia y Sudán del Sur. Además, se corre el riesgo de perder cualquier avance que se haya logrado en reducir las cifras debido a las brechas en el financiamiento y los recortes en la asistencia. La comunidad global no puede fallar en su promesa de acabar con el hambre y la desnutrición para 2030.

El conflicto sigue siendo el principal causante del hambre ya que el 70 % de las personas hambrientas del mundo viven en áreas azotadas por la guerra y la violencia. Los acontecimientos en Ucrania son una prueba más de cómo el conflicto alimenta el hambre, obligando a las personas a abandonar sus hogares, acabando con sus fuentes de ingresos y destrozando las economías de los países.

Y la crisis climática es otra de las causas del fuerte aumento del hambre en el mundo. Los choques climáticos destruyen vidas, cultivos y medios de subsistencia, y socavan la capacidad de las personas para alimentarse. El hambre se saldrá de control si el mundo no toma acciones climáticas inmediatas.

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?